Michel Foucault

 

     Lo que cuenta en los pensamientos de los hombres no es tanto lo que han pensado, sino lo no-pensado, que desde el comienzo del juego los sistematiza.

     Como Alicia, una vez descubierto el cuadro en el cuadro, no resta sino introducirse en él: arqueología del saber. Impera, para ello, liberar al discurso de las sujeciones antropológicas, escribir una historia discontinua sin sujeto abandonando todas aquellas categorías (tradición, desarrollo, influencia, mentalidad, origen, etc.) que lo atan a un proceso centrado en el progreso humano.

     A todos aquéllos que quieren hablar aún del hombre, de su reino o de su liberación, a todos aquéllos que plantean aún preguntas sobre lo que es el hombre en su esencia, a todos aquéllos que quieren partir de él para tener acceso a la verdad, a todos aquéllos que en cambio conducen de nuevo todo conocimiento a las verdades del hombre mismo, a todos aquéllos que no quieren formalizar sin antropologizar, que no quieren mitologizar sin desmitificar, que no quieren pensar sin pensar también que es el hombre el que piensa, a todas estas formas de reflexión torpes y desviadas no se puede oponer otra cosa que una risa filosófica —es decir, en cierta forma, silenciosa.

     Foucault, en silencio inmiscuido en el País de las Maravillas, escribe, ha de escribir ficciones y éstas funcionan en tanto inducen efectos de verdad.

     Si la interpretación nunca puede acabarse, es sencillamente porque no hay nada que interpretar. No hay ningún primero absoluto que interpretar, pues en el fondo todo es ya interpretación, cada signo es en sí mismo no la cosa que se ofrece a la interpretación, sino la interpretación de otros signos.

 

17/08/2006 12:10 iuristantum #. o->

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Gilles Deleuze

Postulados básicos de los que parte en el análisis del poder:
a) El poder no es una propiedad; algo que posee la clase dominante; es un ejercicio y una estrategia; sus efectos dependen de su funcionamiento, no de quien lo posee.
b) El poder no tiene una localización puntual en el Estado, es un efecto del conjunto, lo que significa que son falsas las estrategias contra el poder en que han caído los partidos de la izquierda, planteando la toma del Estado como toma del poder o, a su reverso, intentando un contra-Estado como forma de ejercicio del poder.
c) El poder no está subordinado o dependiente de uan infraestructura económica, como querái el marxismo clásico. Hay evidentemente relaciones entre uno y otro, pero el poder no es una sobreestructura.
d) Los modos de ejercicio del poder no son primariamente la represión o la ideología, éstas son sólo las formas extremas y externas en que aparece. Hay que verlo también como producción de verdad y constitución del o real, como algo que penetra en toda la red de la sociedad.
e) El poder del Estado no se expresa por medio de la ley, ésta es más bien un procedimiento por el que se crean ilegalismos.

Fecha: 18/08/2006 05:16.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)