Óscar de la Borbolla

 

     Si digo de mí mismo que yo sé sólo por mi propio caso lo que significa la palabra 'dolor', ¿no tengo que decir eso también de los demás? ¿Y cómo puedo generalizar ese único caso tan irresponsablemente?

Investigaciones filosóficas. Ludwig Wittgenstein. 

 

     Por uno que no muere de amor, irresponsablemente...   

http://www4.loscuentos.net/cuentos/link/741/74165/print/

 

08/09/2006 20:30 iuristantum #. o->

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Michael Ammot


1. Al pinche Abelardo le decimos "El señor feromona" porque es la única pinche manera de explicar esa exagerada atracción que le tienen las rucas.



2. Una vez, estando en una famosa escuela de arte de por acá, estabamos toda la puta bola de macuarros (o sease: borlas, tomás, sala, pedrolo, abelardo y yo) ahí tragando moscas y la verga, total que de repe nos percatamos que una ruca se quedaba viendo "bien clava" a nuestra pandilla de cabrones y pos, nomás imagínense(n): seguramente el pinche pedrolo pensaba "la traigo muerta"; el sala, "quiere conmigo"; el tomás, "no está mal"; y yo, "ojalá y se me haga; virgencita, Dios o Satán, encandilenmela y que sea yo quien le atraiga y la verga", etc.

2.1 ¡Ni madres, bola de putos jariosos! La ruca --como siempre-- iba directito con el Abelardo. Total que el Abe soltó la sopa, nos pasó el chisme, y dijo quesque la ruca esa le estaba tirando el calzón (cara expresión que viene a significar algo así como coqueteo flagrante y sin recato) y la madre. Total que vemos que la ruca de repe se acerca como que bien nerviosa y le habla al Abelardo.




3. El pinche Abelardo es bien famoso con las rucas, todos, mujeres y hasta maricones, quieren con él Dios sabrá por qué. Es buen amigo, pero la neta esta bien pendejón. El bato muy ahuevo terminó sus estudios, inteligencia mediocre, pero, eso sí, es bien jalador, quiero decir, el batillo es independiente, se mantiene y la verga.

3.1 El cabrón trabaja en noséquémadres de fumigaciones, y anda por toda la pinche ciudad en un Athos con forma de Ratón (JAjaJAjaAJaJajAJa); el único de todo Monterrey; así que si alguna vez se les hace ver un pinche roedor hecho un bólido por av. Morones Prieto, tengan por seguro que es el pinche Abe.

3.1.1 El cabrón, además de pendejo, tiene la costumbre de cometer los lapsus más chistosos que en mi vida haya presenciado; pero lapsus chidos y no mamadas como los míos (aquella vez en la Gandhi que derrame los libros en vez de semen cuando la ruca me sonrió; ver Michael Amott, obras completas, etc., etc.).

3.1.1.2 Una vez, el batillo se llevó a su ex-novia, la Norma*, a un hotel y chiquitibum bombita y la verga, etc. Total que cuando terminaron, la ruca se metió a bañar y, desnuda, mientras abría la regadera y esperaba que el agua calentara, el Abe irrumpió en el baño para orinar. En eso el batillo empieza a "tirar el agua", y quién sabe por qué madres hizo lo que hizo, pero dice que de repente apuntó el chorro hacia Norma y empezó a miarla.

JAjaJaJAaJaJajajjajja.... ¡No mamen! Qué pinche cochino.

Total que la ruca "Aaaaaaaaaay, ¡cerdo asqueroso!". Y ahí quedó. Luego ya despues cuando el batillo nos contó eso, nosotros le preguntamos acá ya en serio:

--Oye, güey, pero, neta-neta, o sea, ¿en qué estabas pensando cuando la "miaste"?

Y, ¡que lo parió!, el cabrón nomás se reía y no contestaba. Pero, aquí entre nos, mis bienamados 666 lectores, para mi que le salió lo animal y marcaba a la ruca como de su propiedad. Pero vayan ustedes a saber.

3.1.1.3 En otra ocasión, estabamos en una clase y de repente vimos al bato que estaba en chinga escribiendo un chingo de pendejadas sobre una hoja en blanco y la verga... y todos acá de que "¡aja!, ¡aja!, el Abe poeta y la madre". Total que era una carta para una ruca: Joanna. Ésta ruca era dos-tres chida, estaba bonita, pero nada del otro mundo. Pero traía "bien pelotas" al Abe, estaba enamorado de la ruca (por primera vez en su puta vida) y al bato le dió por escribirle lo que sentía. Total que me prestó la carta para que opinara. Clásico, puras mamadas que decía: "Que yo, que tú, que el sol la luna y las estrellas y la verga". Total que no quería lastimar su orgullo y le dije que estaba bien escrita. Total que cuando le regreso la carta, el cabrón se pone a darle el toque final. Yo me dije "Ah, claro, falta que la firme". Y, ¡puta verga! no, no, no mamen, a la becky... el cabrón, en un auténtico acto de inconsciencia había dibujado en una esquina de la hoja... ¡Un fregadero!

Yo: Abe, Abe, ¡Eit! ¡Qué chingados haces, güey!
Abe: Pos nada, se ve chido.
Yo: ...!
Abe:...
Yo: Güey, pero... ¿por qué una fregadero?
Abe: No sé...
Yo: Pero, buey, se va a ofender, no mames.
Abe: Se ve chido.

¡Que lo parió! El cabrón estaba convencido que un fregadero dibujado en la esquina de la carta se veía chido, ¡no mamen! Mucho tiempo despues yo le pregunté que en qué estaba pensando cuando hizo aquel dibujito, y el pendejo, como siempre, nomas dijo que no sabía mientras reía el muy puñetas.



2.1.1 Pero volviendo a cuando la ruca se nos acercó a la bola de jodidos, para hablar con el Abe. Pues ambos se apartaron un poco, pero no tanto como para que no los escucharamos y, ¡toma!, la ruca le estaba tirando un chingo de rollo, se veía muy enamorada y se le estaba declarando, ¡no mamen! En esta puñetera cultura se supone que el hombre es quien se tiene que anunciar pero, ¡ni madres!, ésta ruca se la cantó de plano al Abe. Nomas se oía a la ruca: "No, es qué siempre me has gustado; te me haces super lindo, y me muero si no me invitas a salir algún día" y la verga. Pinche vieja bien pinche nerviosa, tanto que le temblaba la mejilla cuando trataba de sonreírle. En eso supe que la cosa iba a acabar mal cuando noté al Abe como pinche niño chiquito hipnotizado por el tic de la ruca. Yo dije "¡Ya valió madres! La ruca se está confesando y seguramente éste wey le va a salir con una pendejada"... Y, ¡vergas!, en ese preciso momento el pinche Abe de repente le señaló la mejilla a la ruca, y le dijo en un pinche tono bien pinche curioso: "Oye, te está temblando el cachete".

JAJaJAaJaAJaJajaJAajaAJaajAJa.... ¡No mamen! Qué pinche cagadera, la neta.

Ya me voy a la verga, ahi se lo ven. ¡A la verga!

Fecha: 20/09/2006 18:16.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)