Se muestran los artículos pertenecientes al tema o->.

José Barroeta

Publicado: 21/03/2016 16:33 por iuristantum en o->

 

 

El vicio 

 

"Todo lo horrible de hacerme perder por días enteros mi equilibrio
lo compensas con la fascinación.
Tú no perdonas a quien eriges, 
a quien concedes movilidad en su pensamiento
y conviertes su cuerpo en punto viscoso.

Basta con que estés conmigo en la anchurosa tierra de Lautréamont.
Basta con que seas mi compañero de rutas inequívocas.
Basta con tu dureza.

En una época enrarecida que envuelve,
te situaste en mí como un punto.
Desde entonces, he tratado de comprender 
por qué has ocupado en mí la soberanía del doble.
He tratado también de vivir en un licor inmóvil,
sereno con el reproche.
Por complacerte a ti,
transito unido a la heroicidad y a la gloria.
Tú eres el vapor conciso que prohíbe soñar."

Juan Rulfo y los ferrocarriles

Publicado: 29/11/2015 16:14 por iuristantum en o->

 

 

http://www.bbc.com/mundo/video_fotos/2015/07/150721_mexico_cultura_juan_rulfo_fotografia_ferrocarriles_jp

 



Michael J. Sandel

Publicado: 19/10/2015 16:46 por iuristantum en o->

 

 

En El Mundo:

http://www.elmundo.es/opinion/2013/12/27/52bdd8ce268e3efd0b8b4570.html

 

En El País:

http://economia.elpais.com/economia/2013/12/08/actualidad/1386519746_632684.html

 

Lo que el dinero no puede comprar, Torreblanca:

http://blogs.elpais.com/cafe-steiner/2013/12/lo-que-el-dinero-no-puede-comprar.html

 

Tony Judt

Publicado: 28/09/2015 16:25 por iuristantum en o->

 

http://blogs.elpais.com/el_rincon_del_distraido/2014/02/la-claridad-helada.html

http://www.letraslibres.com/revista/dossier/albert-camus-el-moralista-reticente?page=full

Johann Wolfgang von Goethe

Publicado: 29/08/2015 12:43 por iuristantum en o->

 

 

http://culturacientifica.com/2015/07/24/goethe-pensar-la-ciencia-con-el-espiritu-del-arte/

 

Azorín

Publicado: 13/05/2015 16:23 por iuristantum en o->

 

 

Estilo oscuro, pensamiento oscuro

http://lenguajeadministrativo.com/wp-content/uploads/2013/05/azorc3adn-estilo-oscuro-pensamiento-oscuro.pdf

 

Rafael Sánchez Ferlosio

Publicado: 05/04/2015 15:53 por iuristantum en o->

 

 

http://www.elcultural.es/revista/letras/Rafael-Sanchez-Ferlosio/36168

 

Arcadi Espada

Publicado: 05/04/2015 15:51 por iuristantum en o->

 

 

Vivir

http://www.elmundo.es/opinion/2015/03/18/5509e03fca47417c188b4573.html

 

Isaiah Berlin

Publicado: 05/04/2015 15:49 por iuristantum en o->

 

 

Enrique Krauze

http://www.letraslibres.com/revista/dossier/el-profeta-isaiah?page=full

 

Javier Nart

Publicado: 10/02/2015 16:22 por iuristantum en o->

Yanis Varoufakis

Publicado: 10/02/2015 16:21 por iuristantum en o->

 

 

El minotauro global, por José García Domínguez

http://www.libremercado.com/2015-01-28/jose-garcia-dominguez-el-minotauro-global-74665/

 

Entrevista en Truman:

http://trumanfactor.com/2011/entrevista-varoufakis-5605.html

 

Entrevista en EL Mundo:

http://www.elmundo.es/internacional/2015/01/21/54beac26e2704edf628b457d.html

 

El búho especial:

http://www.radio4g.com/r4g-podcasts/el-buho-118/4840

Edward Coke

Publicado: 10/02/2015 16:08 por iuristantum en o->

 

 

La semilla de Locke, Pedro Sánchez Garrido

http://www.nuevarevista.net/articulos/la-semilla-de-locke

Roger Scruton

Publicado: 10/02/2015 16:02 por iuristantum en o->

 

 

El camino de vuelta a casa - Röpke y la economía humana

http://www.heterodoxias.es/?p=2155

 

Winston Churchill

Publicado: 10/02/2015 16:01 por iuristantum en o->

 

 

Y España:

http://cultura.elpais.com/cultura/2011/03/25/album/1301007601_910215.html#1301007601_910215_0000000000

 

Jaime Gil de Biedma

Publicado: 10/02/2015 16:00 por iuristantum en o->

 

 

http://www.elcultural.es/noticias/letras/Gil-de-Biedma-pandemico-y-celeste/7242?utm_content=buffer9c595&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

 

Michel Foucault

Publicado: 10/02/2015 15:57 por iuristantum en o->

 

 

Can we critize Foucault?

https://www.jacobinmag.com/2014/12/foucault-interview/

 

Mark Lilla

Publicado: 10/02/2015 15:53 por iuristantum en o->

 

 

http://www.letraslibres.com/autores/mark-lilla

 

Irving Kristol

Publicado: 10/02/2015 15:50 por iuristantum en o->

 

 

Socialismo, obituario de una idea (1976)

http://www.heterodoxias.es/?p=2149

 

Alain Finkielkraut

Publicado: 10/02/2015 15:45 por iuristantum en o->

 

 

Entrevista

http://www.abc.es/cultura/cultural/20140714/abci-entrevista-alain-finkielkraut-201407141223.html

 

 

Octavio Paz

Publicado: 10/02/2015 15:36 por iuristantum en o->

 

 

Entrevista de Vargas Llosa

http://www.letraslibres.com/revista/dossier/mexicano-universal?page=full

Jean-François Revel

Publicado: 10/02/2015 15:35 por iuristantum en o->

 

 

Un pensador para el siglo XX, por Vargas Llosa

http://elpais.com/elpais/2014/03/21/opinion/1395397393_474756.html

 

John Gray

Publicado: 10/02/2015 15:33 por iuristantum en o->

 

 

http://www.letraslibres.com/autores/john-gray

 

Paco de Lucía

Publicado: 10/02/2015 15:29 por iuristantum en o->

 

Paco de Lucía (la búsqueda)

http://www.elcultural.es/videos/video/1215/CINE/Searching-for-Paco-de-Lucia

 

El malogrado, por J.A. Montano

http://www.jotdown.es/2014/03/jose-antonio-montano-el-malogrado/

 

Una noche, por Callao, por AE

http://www.elmundo.es/espana/2014/03/01/53110f0822601d800b8b4577.html

 

Minuto 13:10

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/musica-en-el-archivo-de-rtve/flamenco-paco-lucia-desde-casa-almeria-barcelona-1974/2418180/?media=tve

Pablo R. Suanzes

Publicado: 01/02/2015 17:04 por iuristantum en o->

 

 

Cuestión de honor:

http://maventrap.es/2014/02/04/cuestion-de-honor/

 

Arden los sonidos en el éter:

http://maventrap.es/2014/11/30/arden-los-sonidos-en-el-eter/

Jorge Bustos

Publicado: 01/02/2015 16:57 por iuristantum en o->

 

 

Gógol y los molinos

http://jorgebustos.es/gogol-y-los-molinos/

 

Custodiad, escritores, vuestra torre de marfil

http://jorgebustos.es/2014/02/20/custodiad-escritores-vuestra-torre-de-marfil/

 

La inexistencia frustrada del humor argentino, en JD

http://www.jotdown.es/2014/09/la-inexistencia-frustrada-del-humor-argentino/

 

La eternidad mediterránea de Pla, en Leer

http://jorgebustos.es/2014/09/15/josep-pla-el-penultimo-facha/

 

Entrevistas

http://no-queda-sino-batirse.blogspot.com.es/2013/03/entrevista-jorge-bustos-i-que-te-paguen.html

http://no-queda-sino-batirse.blogspot.com.es/2013/03/entrevista-jorge-bustos-y-ii-en-el.html

https://neupic.com/articles/jorge-bustos-contra-podemos-los-periodistas-viviremos-de-puta-madre-mientras-mantengan-cerradas-las-checas

Gary Becker

Publicado: 01/02/2015 16:53 por iuristantum en o->

 

 

Becker: 3 recuerdos personales, por Luis Garicano

http://nadaesgratis.es/invitados/garicano/becker-tres-recuerdos-personales

 

El gran economista del comportamiento humano, por Pablo R. Suanzes

http://www.elmundo.es/economia/2014/05/10/536a5b1f22601d314e8b4587.html

Thomas Pikkety

Publicado: 01/02/2015 16:45 por iuristantum en o->

 

 

Antología, por Pablo R. Suanzes

http://maventrap.es/2014/04/17/el-capital-en-el-siglo-xxi/

Adolfo Suárez

Publicado: 01/02/2015 16:44 por iuristantum en o->

 

 

¡Qué error, qué inmenso error! Por Ricardo de la Cierva

http://elpais.com/diario/1976/07/08/espana/205624843_850215.html

 

Un mito necesario, por Cristina Losada

http://www.libertaddigital.com/opinion/cristina-losada/un-mito-necesario-71103/

 

Adolfo Suárez y la tragedia griega, por Ignacio Gomá

http://hayderecho.com/2014/03/24/flash-derecho-adolfo-suarez-y-la-tragedia-griega/

 

Adolfo Suárez o la dignidad, por José García Domínguez

http://www.libertaddigital.com/opinion/jose-garcia-dominguez/adolfo-suarez-o-la-dignidad-71091/

 

Adolfo Suárez, por Francisco Umbral

http://minutario.tumblr.com/post/80564239655/adolfo-suarez-francisco-umbral-1994

 

Adolfo Suárez, frases

http://www.rtve.es/noticias/20140323/frases-adolfo-suarez/872327

 

Adolfo Suárez, nuestro traidor, por Jorge Galindo

http://politikon.es/2014/03/23/suarez-nuestro-traidor/

Manuel Jabois

Publicado: 01/02/2015 16:17 por iuristantum en o->

 

 

El final de todos ellos

http://www.elmundo.es/opinion/2014/03/06/5318d677e2704ef9018b4579.html

 

Familia Panero

Truman Capote

Publicado: 01/02/2015 16:16 por iuristantum en o->

 

 

Primer artículo para The New Yorker 

http://www.newyorker.com/magazine/1950/09/02/a-ride-through-spain?currentPage=all

Monteverdi

Publicado: 30/01/2015 20:12 por iuristantum en o->

 

 

Antonio Escohotado

Publicado: 30/01/2015 20:11 por iuristantum en o->

 

 

Escohotado en la March, por José Antonio Montano

http://joseantoniomontano.blogspot.com.es/2014/12/escohotado-en-la-march-contra-marx.html

http://www.march.es/conferencias/anteriores/voz.aspx?p1=100208&l=1

 

Entrevista en Chongo Cultural

http://www.gkillcity.com/articulos/chongo-cultural/antonio-escohotado-lo-que-diferencia-al-liberal-del-conservador-es-estar

 

Entrevista en JD:

http://www.jotdown.es/2011/06/antonio-escohotado-la-cruzada-contra-las-drogas-acabara-entre-susurros/

 

Michael Oakeshott

Publicado: 30/01/2015 19:33 por iuristantum en o->

 

 

El racionalismo en la política

http://www.cepchile.cl/dms/archivo_878_627/rev48_oakeshott.pdf

 

Qué es ser conservador

http://www.cepchile.cl/dms/archivo_887_898/rev11_oakeshott.pdf

 

Ser conservador consiste entonces en preferir lo familiar a lo desconocido, lo probado a lo no probado, los hechos al misterio, lo real a lo posible, lo limitado a lo ilimitado, lo cercano a lo distante, lo suficiente a lo superabundante, lo conveniente a lo perfecto, la felicidad presente a la dicha utópica.

Primo Levi

Publicado: 30/01/2015 19:28 por iuristantum en o->

 

 

Si esto es un hombre

http://switch2011.upa.edu.mx/biblioteca/LIBROS_Psicolog%C3%ADa/Si-esto-es-un-hombre.pdf

Javier Gomá

Publicado: 29/01/2015 16:34 por iuristantum en o->

 

 

Viejo amor

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/06/13/actualidad/1339583417_955312.html

La domesticación del Romanticismo

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/01/08/actualidad/1389180564_420175.html

Entrevista

http://www.jotdown.es/2014/03/javier-goma-en-la-cultura-moderna-no-tenemos-un-lugar-para-pensar-y-sentir-lo-sublime/

Jordi Bernal

Publicado: 29/01/2015 16:19 por iuristantum en o->

 

Amores cinefágos:

http://www.jotdown.es/2013/05/amores-cinefagos-lauren-y-humphrey-pasandolo-bien/

 

Tutti.

Luis Cernuda

Publicado: 29/01/2015 16:02 por iuristantum en o->

 

Ay.

https://ello.co/filosofo/post/0F3Zd4y9ya4AKxVf2oO-og

Mario Bunge

Publicado: 29/01/2015 15:58 por iuristantum en o->

 

 

Encuentro:

http://petromato.blogspot.com.es/2006/11/encuentro-con-mario-bunge.html

 

Entrevista en JD:

http://www.jotdown.es/2013/06/mario-bunge-la-mayor-parte-de-los-filosofos-actuales-se-ocupan-de-menudencias/

 

Entrevista en FH:

http://filosofiahoy.es/index.php/mod.pags/mem.detalle/idpag.5541/cat.4014/chk.dbc86770d1214c49498408c7b5dfa44e.html

 

Entrevista en PJ:

http://pijamasurf.com/2013/12/el-ultimo-aristotelico-entrevista-a-mario-bunge/

 

Un tirón de orejas:

http://todoloqueseaverdad.blogspot.com.es/2013/10/un-tiron-de-orejas-mario-bunge-con-todo.html?spref=tw

Félix de Azúa

Publicado: 29/01/2015 15:51 por iuristantum en o->

 

 

Sobre lo insoportable

http://elpais.com/elpais/2013/04/29/opinion/1367237264_488750.html

Bertrand Russell

Publicado: 29/01/2015 15:30 por iuristantum en o->

 

 

Decálogo

http://blogjesussilvaherzogm.typepad.com/el_blog_de_jess_silva_her/2013/03/bertrand-russell-dec%C3%A1logo-liberal.html

José Luis Gómez / Francisco Quevedo

Publicado: 29/01/2015 15:21 por iuristantum en o->

Scott Atran

Publicado: 29/01/2015 15:12 por iuristantum en o->

 

 

Entrevista 1:

http://www.terceracultura.net/tc/?p=3506

 

Entrevista 2:

http://www.elcultural.es/revista/letras/Scott-Atran/33896

Nicholas Wade

Publicado: 29/01/2015 15:03 por iuristantum en o->

 

 

 

En El País

http://elpais.com/autor/nicholas_wade/a/

 

Entrevista de Daniel Arjona en El Cultural

http://www.elcultural.es/revista/ciencia/Nicholas-Wade/35853

 

Variaciones problemáticas del tema humano, por Eduardo Zugasti

http://www.terceracultura.net/tc/?p=7081

 

La excomunión de Wade, por Eduardo Zugasti

http://librosdeholanda.blogspot.com.es/2014/08/la-excomunion-de-nicholas-wade.html

 

El "antirracismo científico" que viene, por Eduardo Zugasti

http://librosdeholanda.blogspot.com.es/2015/01/nicholas-wade-en-espanol-el.html

Adelino Cattani

Publicado: 29/01/2015 14:57 por iuristantum en o->

 

 

Las reglas del discurso y los movimientos de la polémica

http://www.uv.es/sfpv/quadern_textos/v32-33p7-20.pdf

Arcadi Espada

Publicado: 29/01/2015 14:56 por iuristantum en o->

 

 

Entrevista en Highway

http://www.revistahighway.com/2015/01/13/arcadi-espada-el-periodismo-no-debe-preocuparse-de-responder-el-porque-de-nada/

Yukio Mishima

Publicado: 26/01/2015 23:15 por iuristantum en o->

León Felipe por Héctor Alterio

Publicado: 26/01/2015 23:13 por iuristantum en o->

El paradigma de la conformidad de Asch

Publicado: 26/01/2015 23:03 por iuristantum en o->

Steven Pinker

Publicado: 26/01/2015 22:59 por iuristantum en o->

Gregorio Marañón

Publicado: 26/01/2015 22:53 por iuristantum en o->
http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-gregorio-maranon/2954264/

Chema Madoz

Publicado: 26/01/2015 22:49 por iuristantum en o->

 

 

http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-chema-madoz-regar-escondido/1687267/

Gabriel Ferrater Mora

Publicado: 26/01/2015 22:48 por iuristantum en o->

 

 

http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-gabriel-ferrater/2461607/

 

Inmanuel Kant

Publicado: 26/01/2015 16:51 por iuristantum en o->

 

Qué es la Ilustración

http://pioneros.puj.edu.co/lecturas/interesados/QUE%20ES%20LA%20ILUSTRACION.pdf

Robert Hass

Publicado: 26/01/2015 16:32 por iuristantum en o->

EL PRIVILEGIO DE SER 

 

Mucha gente está haciendo ahora el amor. En el cielo, los ángeles,
en el imperturbable éter y el cristal de los deseos humanos
se trenzan mutuamente los cabellos, que son rubios rojizos
y tienen la textura de los frescos ríos. De tanto en tanto miran
hacia abajo el trabajoso éxtasis
–les deben parecer como aves sin plumas chapoteando
en la cama encharcada–
y luego una mujer que está por acabar,
le hace abrir los párpados a un hombre y le dice:
“Mirame”, y él la mira. ¿O es el hombre
quien descorre el telón en el teatro a oscuras?
Se miran entre sí de todos modos;
dos seres con dos ojos evolucionados,
rapaces, sorprendidos, pegados uno al otro por la panza
con una baba lúbrica increíblemente dulce,
y los ángeles se sienten desolados. Les indigna. Tiemblan, patéticos,
como litografías de mendigos victorianos,
con facciones perfectas y la piel de alabastro, vestidos con harapos
en el callejón sórdido de la novela.
A todas las criaturas les ofende esta pena.
Se parece al lamento que la luna deja escapar a veces
cuando sale. A los amantes les resulta especialmente intolerable,
los llena de indecible tristeza, de tal forma
que otra vez cierran los ojos y se vuelven a abrazar,
y cada uno siente la singularidad mortal del cuerpo
que durante una hora han alzado de la muerte con su magia,
y un día, mientras corren al atardecer, ella le dice al hombre:
“Me levanté tan triste esta mañana porque caí en la cuenta
de que vos no podrías, por mucho que te ame, mi querido,
curar mi soledad”, y toca su mejilla para reconfortarlo
y que vea que no quería herirlo diciendo esta verdad.
Y el hombre no se siente precisamente herido,
entiende que la vida tiene límites, que algunos
mueren jóvenes, sus amores fracasan
como sus ambiciones. Va corriendo a su lado,
y piensa en la tristeza que han logrado abortar
con sus lamentos, cobijándose ambos con formas inventadas
y antiguas de la gracia y torpe gratitud, listos para volver
a estar solos o acaso insatisfechos, o a no ser más que buenos compañeros,
como esas parejas en la playa que leen un artículo en alguna revista
sobre la intimidad entre los sexos,
y después se lo leen en voz alta entre sí,
y luego a los inmensos, analfabetos, reconfortantes ángeles

 

Chet Baker

Publicado: 26/01/2015 16:30 por iuristantum en o->

Anton Chéjov

Publicado: 20/02/2014 22:04 por iuristantum en o->

 

CARTA DE ANTON CHEJOV A SU HERMANO MAYOR NIKOLAI

Moscú, 1886

¡A menudo te me quejas de que la gente no te entiende! Goethe y Newton no se quejaban de eso… Sólo Jesucristo se quejó, pero él estaba hablando de Su doctrina y no de Sí mismo. La gente te entiende perfectamente. Y si tú no te entiendes a ti mismo, no es culpa de nadie. 
Te aseguro, como hermano y como amigo, que te entiendo y te aprecio con todo mi corazón. Conozco tus grandes cualidades como conozco la palma de mi mano. Las valoro y las respeto profundamente. Si quieres, para demostrar cuánto te entiendo, puedo enumerar todas esas virtudes. Pienso que eres amable hasta extremos de blandura, magnánimo, generoso, listo para compartir tu último centavo; no sientes ni envidia ni odio; eres sencillo de corazón; tienes piedad por los hombres y por los animales; eres confiado, sin resentimiento ni malevolencia y no eres rencoroso. Tienes un don del que otra gente carece: tienes talento. Ese talento te sitúa por encima de millones de hombres, porque en la tierra sólo uno entre dos millones es un artista. Tu talento te distingue de los otros: si tú fueras un sapo o una tarántula, incluso entonces, todo te sería perdonado. 
Tú sólo tienes un fallo, y lo falso de tu posición, tu infelicidad y tus problemas intestinales son debidas a él. Se trata de tu extremada falta de cultura. Perdóname, por favor, pero “veritas magis amicitiae”… Verás, la vida pone sus condiciones. 
Para sentirte bien entre gente educada, estar como en casa y feliz entre ella, uno debe ser cultivado en cierta manera. El talento te ha introducido en ese círculo, tú perteneces a él, pero… estás siendo apartado. Y es que las personas cultivadas satisfacen, en mi opinión, las siguientes condiciones: 
1. Respetan la personalidad ajena, y además son siempre amables, gentiles, educados, y listos para ceder ante los otros. No montan un escándalo porque una herramienta se haya perdido; si viven con alguien no lo entienden como un favor que hacen, y no andan diciendo, !nadie puede vivir contigo! Disculpan el ruido y el frío y la carne seca y la presencia de extraños en sus casas. 
2. No sólo tienen simpatía por los mendigos y los gatos. Su corazón se duele también por lo que su ojo no ve. Se levantan de noche para ayudar, para pagar la universidad de sus hermanos, y para comprar ropas a sus madres. 
3. Respetan la propiedad ajena, y pagan sus deudas. 
4. Son sinceros, y temen a la mentira como al fuego. No mienten ni tan siquiera en pequeñas cosas. Una mentira insulta al que la escucha y le pone en una posición humillante a los ojos de quien la cuenta. No fingen, se comportan en la calle como en casa, no presumen ante sus camaradas más humildes. No son dados a la charlatanería, ni fuerzan a los otros a escuchar confidencias no deseadas. Por respeto a los demás a menudo mantienen silencio en vez de hablar. 
5. No se desprecian a sí mismo para despertar compasión. No manipulan los corazones de otras personas para sacarles algo. No dicen, soy un incomprendido, o me he convertido en alguien de segunda fila, porque todo eso tiene un efecto barato, es vulgar, falso… 
6. No tienen una vanidad hinchada. No les importan esas ridiculeces como conocer a gente famosa, o estrechar la mano al borracho P. Si ganan un poco de dinero no lo malgastan como si hubieran hecho cientos de rublos. 
7. No presumen de entrar en lugares donde otros no son admitidos. El talento verdadero se mantiene siempre oculto entre la multitud, y tan lejos como sea posible de la publicidad. Incluso Krylov ha dicho que un barril vacío puede tener más eco que uno lleno. 
8. Si tienen talento lo cuidan. Sacrifican a ese talento el descanso, las mujeres, el vino, la vanidad… Están orgullosos de ese talento. Además, son cuidadosos. 
9. Desarrollan un sentido de la austeridad. No pueden irse a dormir con la ropa puesta, ver cucarachas por las paredes, respirar aire viciado, caminar sobre el suelo que se ha escupido, cocinar sobre una estufa aceitosa. Buscan tanto como sea posible contener y ennoblecer el instinto sexual. Lo que quieren en una mujer no es solamente una compañera de cama… No buscan esa agudeza que se manifiesta en la mentira continua. Quieren, especialmente si son artistas, frescura, elegancia, humanidad, la capacidad de una mujer para ser madre… No beben vodka a cualquier hora de la noche y del día, no olfatean en las alacenas porque no son cerdos. Beben solamente cuando están de recreo, en ocasiones. Defienden una mens sana in corpore sano. 
Y todo eso. Así es como es la gente cultivada. Para ser cultivado y no estar por debajo del nivel de tus semejantes no sólo es necesario haber leído The Pickwick Papers y haberse aprendido el monólogo de Fausto. Lo que se necesita es trabajo constante, día y noche, lectura continuada, estudio, voluntad… Toda hora del día es preciosa para ello. 
Vuelve a nosotros, estampa la botella de vodka, túmbate y lee… a Turgenev, si quieres, a quien no has leído. Tienes que renunciar a tu vanidad, no eres un niño… pronto tendrás treinta años. ¡Este es el momento! Yo lo espero. Todos lo esperamos de ti.
A.Ch.


Henry Michaux

Publicado: 08/02/2014 22:52 por iuristantum en o->

 

Un ciel
un ciel parce qu’il n’y a plus la terre,
sans une aile, sans un duvet, sans une plume d’oiseau,
sans une buée

strictement, uniquement ciel
un ciel parce qu’il n’y a plus la terre

Après le coup de grisou dans la tête, l’horreur, le
désespoir
après qu’il n’y a plus rien eu, tout dévasté, sabordé,
toute issue perdue

un ciel glacialement ciel

Obstrué à présent, barré, bourré de débris ;
ciel à cause de la migraine de la terre
dépourvue de ciel

un ciel parce qu’il n’y a plus nulle part où poser la
tête

Traversé, rétréci, rentré, rogné, défait intermittent,
irrespirable dans les explosions et les fumées
bon à rien

un ciel désormais irretrouvable

 

Arcadi Espada

Publicado: 08/02/2014 10:14 por iuristantum en o->

 

 

Querido J:

Carmen Rigalt, que lleva dentro el ritmo de la columna y practica a veces un costumbrismo desengañado y eficaz, escribió este martes, muy oportunamente, un artículo sobre el te quiero. Más o menos enmascarada en el plural contaba su caso cuando aludía a la imposibilidad de expresar las emociones de sus hombres, que nunca le han dicho estas dos palabras. Cada cabeza es, como mínimo, un mundo, pero tú y yo, querido amigo, sabemos que las palabras bloqueadas fueron un meme de época. Nuestra generación consideraba que el te quiero era una concesión y una bajeza. Y lo consideraban hombres y mujeres por igual, que ya habían superado la rudeza de paso de la adolescencia. A cualquiera le sucederá lo mismo, cuando echa una ojeada a su pasado; pero creo que nuestra generación es realmente misteriosa y no encuentro fácilmente razones que expliquen su laconismo sentimental. Recuerdo que las compañeras consideraban el te quiero algo agresivo y hasta machista, entregadas a la certeza de que acercaba demasiado el amante al propietario. En cuanto a los varoncitos, era aún más inexplicable. No queríamos identificarnos con el macho cabrío que se negaba a sí mismo otro derrame que el de la eyaculación; pero al mismo tiempo considerábamos que la verbalización sentimental era una disipación burguesa que un joven progresista no podía permitirse. Recuerdo bien en qué momento de mi vida pude decir te quiero con plena libertad; y recuerdo el desahogo y que había pasado algún tiempo y algunas novias.

El artículo de Rigalt contrastaba luego esa frialdad generacional con la exuberancia presente: «Ahora resulta que aparece una moda y todo el mundo se quiere o dice que se quiere. Me refiero a la moda de declararse continuamente sin venir a cuento. Ahora ya no decimos ciaoagur antes de colgarle el teléfono a un amigo. Hoy se ha impuesto el te quiero.» La epidemia, entre la gente de una cierta edad y un cierto orden, es espantosa y va ligada a otras formas de ligereza como el uso del tuteo. A mí suelen forzarme al tuteo, desde eso que ha dado en llamarse el círculo íntimo, para que evite hacerme «aún más antipático.» Y quién ha olvidado el momento inmortal en una panadería de Bilbao cuando entrando nuestro Santiago González, con su madurez y su porte, y sus 100.000 películas vistas, la panadera afrontó así el hecho: «¿Qué quieres, cari?».

El vaciado de las palabras no afecta sólo a los sentimientos, sino a la vida pública y la política

Mi generación piensa que en las películas en blanco y negro se decían la verdad del corazón

El vaciado de las palabras no afecta sólo a los sentimientos. La operación se extiende a los ámbitos de la vida pública, y en especial a la política. Con la misma despreocupada alegría que la teleoperadora dice te quiero al despedirse del cliente, las teleoperadoras en masa gritan libertad en las calles. El original de las cosas parece estar cayendo en una sima cada vez más profunda y los tiempos denotan una suerte de hiperplatonismo francamente desagradable. En su On Bullshit, que nos consoló en épocazapatera, la que tan untuosamente encarnó el te quiero indiscriminado, Harry G. Frankfurt cita unos versos de Longfellow (The Builders, Los Arquitectos) que eran lema de la famosa casa Wittgenstein, dedicada a la vigilancia del sentido. Dicen los versos: «En los viejos tiempos del arte / los creadores trabajaban con sumo cuidado / cada elemento, por diminuto e invisible que fuera, / pues los dioses están en todas partes.» Quizá Luchino Visconti conocía los versos. Una vez, repasando el escenario donde iba a filmar una escena, abrió los cajones de una cómoda y los encontró vacíos. Ordenó de inmediato que los llenaran de finas mantelerías. Pero el encargado le explicó: «Señor, estos cajones no se ven en la escena.» «Dios sí los ve», zanjó el maestro. Frankfurt trae los versos de Longfellow a su alforja: «De manera que no se barría nada debajo de la alfombra. O dicho quizá de otra manera, no había lugar para la charlatanería.»

La tentación melancólica es constante y dura de sobrellevar. Parte del supuesto de que, cuando entonces, las palabras decían lo que decían y sólo lo que decían. Un conjunto tautológico muy confortable. Un mundo serio donde las palabras expresaban compromisos nítidos y firmes con la realidad y con los otros. Un mundo donde las palabras luchaban contra la confusión en vez de contribuir a su onda expansiva. Un mundo donde las palabras trabajaban contra la arbitrariedad y el capricho y no permitían que su música, a veces tan hipnótica, pudriera los poemas. Un mundo donde regían la verdad y la mentira, bolero; pero jamás la charlatanería, la caca de la vaca, el aciago y disolvente bullshit.

Sin embargo, amigo mío, no tengo noticia de que ese mundo haya existido. Nunca viajé más allá de la sombra platónica. Nuestra generación tiende a pensar que en las películas de blanco y negro las palabras decían la verdad del corazón y los asuntos, los compromisos que expresaban eran firmes, y la propia ambigüedad disfrutaba de la clemencia del rigor. Pero sobre esa presunta seriedad verbal se ciernen decenas de millones de muertos. Un gigafracaso. Algo que nuestra época, tan lacia y lela, tan fraudulenta, cargada de personas que dicente quiero y no me acuerdo, va evitando con su andar disparatado, con su trapicheo de géneros, con el tonillo sobón que es la banda sonora de su moral, y hasta su moral misma. Un mundo inflacionario, sin patrón oro ni metro iridio. Donde, juiciosamente, todo el mundo prefiere doblarse antes que romperse. Si alguien dijera que se trata de la mejor época de la humanidad, no sería palabrería.

Sigue con salud

A.

 

Georg Christoph Lichtenberg (1742-1799)

Publicado: 25/12/2013 20:30 por iuristantum en o->

 

 

          "En el año 1764 dejé de creer que uno puede convencer a los oponentes con argumentos impresos en libros. No es para eso, por tanto, por lo que tomo mi pluma, sino meramente para molestarles, para infundir fuerza y coraje a aquellos que están de nuestra parte y para hacerles saber a los demás que no nos han convencido" 

 



David Gandy

Publicado: 24/08/2013 12:19 por iuristantum en o->

 

 

John Cazale

Publicado: 09/08/2013 17:03 por iuristantum en o->

 

 

VOSE: http://vimeo.com/21273063

G.K. Chesterton

Publicado: 26/07/2013 15:29 por iuristantum en o->

 

 

             “Empecemos, pues, por el manicomio; iniciemos nuestro viaje intelectual en esa pecadora y absurda posada. Y antes de considerar por encima la filosofía de la cordura, descartemos un error común y garrafal. En todas partes flota la idea de que la imaginación, y sobre todo la imaginación mística, supone un riesgo para el equilibrio mental.

Se dice que los poetas son poco fiables desde el punto de vista psicológico, y, por lo general, se tienda a pensar que hay una vaga relación entre coronarse con laureles y acabar revolcándose en la paja. Los hechos y la historia contradicen totalmente este punto de vista. Casi todos los grandes poetas han sido no sólo cuerdos, sino extremadamente prosaicos; y si de verdad Shakespeare cuidó caballos alguna vez, fue porque no había hombre más fiable que él.

Los poetas no enloquecen, los jugadores de ajedrez sí. Los matemáticos enloquecen, y los cajeros también, pero los artistas creativos en muy raras ocasiones. Que nadie piense, como podría parecer, que estoy atacando a la lógica. Me limito a señalar que el peligro de enloquecer radica en la lógica y no en la imaginación. La paternidad artística es tan saludable como la paternidad física. Es más, vale la pena señalar que cuando un poeta ha sido verdaderamente enfermizo casi siempre se debía a que su imaginación tenía un punto de racionalidad.

Poe, por ejemplo, era verdaderamente enfermizo; y no porque fuese poético, sino porque era particularmente analítico. Incluso el ajedrez le parecía demasiado poético: le disgustaba porque estaba lleno de castillos y caballeros, como un poeta. Prefería las fichas negras del juego de las damas porque se parecían más a los puntos negros de un diagrama.

Puede que el argumento más convincente sea que sólo un gran poeta inglés ha enloquecido: Cowper. Y, desde luego, fue por culpa de la lógica, en concreto de la lógica extraña y desagradable de la predestinación. La poesía no era la enfermedad, sino la medicina. Y le permitió conservar en parte la cordura. En ocasiones lograba olvidar, entre las anchurosas aguas y los lirios blancos del río Ouse, el rojo y reseco infierno al que le arrastraba su horrible determinismo. Calvino lo maldijo, Gilpin estuvo a punto de salvarlo.

En todas partes vemos hombres que no enloquecen porque sueñan. Los críticos están mucho más locos que los poetas. Homero es cuerdo y sereno, son sus críticos los que lo deshacen en absurdos harapos. Shakespeare es quien es, y sólo algunos de sus críticos creen haber descubierto que era otra persona.

Y aunque San Juan Evangelista viera muchos monstruos extraños en sus visiones, no vio ninguno tan horrendo como sus comentaristas. La explicación es muy sencilla: la poesía es cuerda porque flota con facilidad en un mar infinito; la razón pretende cruzar el mar infinito para hacerlo finito. El resultado es un agotamiento mental, similar al agotamiento físico del señor Holbein.

Aceptarlo todo es un ejercicio, comprenderlo todo una fuente de tensión. El poeta únicamente aspira a la exaltación y la expansión, tan sólo desea un mundo en el que desahogarse. El poeta sólo pretende rozar el cielo con la frente. En cambio, el lógico quiere meterse el cielo en la cabeza. Y por eso acaba estallándole”.

G. K. Chesterton. Ortodoxia. Acantilado, 2013, páginas 19 y 20.

Robert Sapolsky

Publicado: 24/03/2013 15:43 por iuristantum en o->

 

 

              «No creo que haya Libre Albedrío. La conclusión me vino la primera vez en una especie de caldo primordial de conocimiento cuando tenía unos 13 años, y esa conclusión no ha hecho más que fortalecerse desde entonces. Lo que me preocupa es que a pesar del hecho de que esto es lo que creo sin dudarlo, hay veces en que es demasiado difícil sentirse como si no hubiese libre albedrío, creerlo, actuar de acuerdo a ello. Lo que verdaderamente me preocupa es que es demasiado difícil para prácticamente cualquiera actuar como si no hubiese libre albedrío. Y a veces esto puede tener consecuencias bastante malas. 

Si eres neurocientífico, podrías ser capaz de pensar que existe libre albedrío si dedicas tu tiempo únicamente a pensar sobre, por ejemplo, la cinética de una enzima en el cerebro, o en la estructura de un canal iónico, o en alguna molécula que es transportada a través de un axón. Pero si en vez de eso dedicas tu tiempo a pensar qué tienen que ver el cerebro, las hormonas, los genes, la evolución, la niñez, el entorno fetal, etc., con la conducta, como hago yo, parece simplemente imposible creer que hay libre albedrío. 

La evidencia es amplia y variada. Elevar los niveles de testosterona de alguien le hace más propenso a interpretar una cara emocionalmente ambigua como amenazante (y tal vez a actuar en consecuencia). Tener una mutación en un gen particular incrementa las probabilidades de que la mujer sea sexualmente desinhibida en la mediana edad. Pasar la vida fetal en un entorno prenatal particularmente estrenaste incrementa la probabilidad de comer en exceso de adultos. Desactivar temporalmente una región de la corteza prefrontal en una persona hace que actúe con más sangre fría y utilitaria cuando toma decisiones en un juego económico. Ser un familiar de primer grado, psiquiátricamente sano, de un esquizofrénico, aumenta las probabilidades de creer en cosas "metamágicas" como OVNIs, la percepción extrasensorial, o las interpretaciones literales de la Biblia. Tener una variante normal del gen del receptor de vasopresina hace que un tipo tenga relaciones románticas estables. La lista sigue y sigue (y solo por dejar claro algo que debería ser obvio a partir de este párrafo, pero que no se recalca con mucha frecuencia: la ausencia de libre albedrío no se parece ni remotamente a nada sobre el determinismo genético). 

El concepto de libre albedrío requiere que uno suscriba la idea de que a pesar de ser un remolino de asquerosidad biológica y blandas partes cerebrales rellenas con genes, hormonas y neurotransmisores hay, sin embargo, un búnker subterráneo en un rincón apartado del cerebro, un centro de control que contiene un homúnculo que elige tu conducta. En ese punto de vista, el homúnculo podría estar hecho de nanochips, de tubos vacíos polvorientos, de papel de pergamino arrugado y viejo, de estalactitas de la voz amonestadora de tu madre o de vetas de azufre. Y, en esta visión de la conducta, sea lo que sea de lo que esté hecho el homúnculo, no está hecho de algo biológico. Pero no hay un homúnculo y no hay libre albedrío. 

Esta es la única conclusión a la que puedo llegar. Pero aún así, es muy difícil creer eso, sentir eso. Estoy dispuesto a admitir que he actuado de forma ofensiva algunas veces a causa de esa limitación. Mi mujer y yo quedamos con un amigo para almorzar que sirve ensalada de frutas. Y proclamamos: guau, la piña está deliciosa. Están fuera de temporada, responde con suficiencia nuestro anfitrión, pero tuve suerte y logré encontrar un par buenas. Y en respuesta a esto, las caras de mi mujer y mía expresaban una admiración asombrada ?tú sí que sabes cómo elegir la fruta, tú eres mejor persona que nosotros?. Alabamos al anfitrión por esta muestra de libre albedrío, por la elección que hizo en la bifurcación del camino que es la Elección de las Piñas. Pero nos equivocamos. Los genes tienen algo que ver con los receptores olfativos que tiene nuestro anfitrión, que le ayudan a detectar la madurez. Quizá nuestro anfitrión proviene de una gente cuyos antiguos y profundos valores culturales incluyen aprender a detectar si una piña está bien. La pura suerte de la trayectoria socioeconómica de la vida de nuestro anfitrión ha proporcionado los recursos para merodear en un mercado orgánico con sobreprecio donde suena música folk ligera peruana. 

Es muy difícil sentirse de verdad como si no hubiese libre albedrío, no caer en esta falsedad de aceptar que hay un sustrato biológico de posibilidades y limitaciones, pero que hay una separación homuncular en lo que esa persona ha hecho con ese sustrato ?"Bueno, no es culpa de la persona si la naturaleza le ha dado una cara que no es la más adorable, pero después de todo, ¿de quién es el cerebro que elige ponerse ese horrible pendiente en la nariz?"?

Esto trasciende a la mera charla sobre pendientes en la nariz y piñas. Como padre, estoy inmerso en la comunidad de padres neuróticos que tratan frenéticamente de poner a sus hijos en la dirección de la más perfecta adultez imaginable. Cuando hablamos sobre la escolarización de nuestros hijos, hay un cúmulo de maravillosa investigación de una colega mía, Carol Dweck, que siempre citamos. Resumiendo a lo bestia y simplificando, coge a un niño que acabe de hacer algo académicamente admirable, y alábalo diciendo, guau, es genial, debes de ser muy lista. De forma alternativa, en la misma circunstancia, alábalo diciendo, en su lugar, guau, es genial, debes de haber trabajado muy duro. Y decir que lo último es una ruta mejor para mejorar el rendimiento académico en el futuro ?no alabes los dones intelectuales innatos del niño; alaba el esfuerzo y la disciplina que eligen aplicar en la tarea. 

Bien, ¿cuál es el problema de eso? Nada si esa investigación solo produce una prescripción sin carga moral: "'Debes de haber trabajado muy duro' es un enfoque más eficaz para mejorar el rendimiento académico que 'Eres muy listo'." Pero es incorrecta si estás acariciando al homúnculo en la cabeza, llegando a la conclusión de que un niño que ha logrado algo mediante el esfuerzo es un mejor y más loable productor de elecciones que un niño que se valga de la pura inteligencia. Esto se debe a que el libre albedrío se queda al margen cuando se considera la autodisciplina, la función ejecutiva, la regulación emocional y la postergación de la recompensa. Por ejemplo, los daños en la corteza frontal, la región del cerebro más estrechamente involucrada en esas funciones, hace que alguien sepa la diferencia entre el bien y el mal, y sin embargo no pueda controlar su conducta, incluso su conducta asesina. Las diferentes versiones de un subtipo de receptor de dopamina influyen en la tendencia de una persona a tomar riesgos y buscar sensaciones. Si alguien está infectado con el protozoo parásito Toxoplasma gondii, será propenso a ser ligeramente más impulsivo. Hay una clase de hormonas del estrés que puede atrofiar las neuronas en la corteza prefrontal; en los primeros años de escuela básica, un niño criado en condiciones de pobreza tiende a quedarse atrás en la maduración de la corteza prefrontal. 

Quizá podamos llegar al punto de entender realmente que cuando decimos: "Qué pómulos tan bonitos tienes", estamos felicitando a la persona basándonos en la creencia tácita de que ha elegido la forma de sus arcos cigomáticos. Pero no es mayor problema si no podemos lograr ese estado mental. Pero sí lo es si, por ejemplo, al considerar a ese niño de seis años cuyo desarrollo frontocortical ha sido machacado por un temprano estrés vital, confundimos su desgraciado control de los impulsos con una falta de virtud moral. O hacer lo mismo en cualquier otro ámbito de las debilidades y los fracasos, incluso en las monstruosidades de la conducta humana. Esto es sumamente importante para el sistema de la justicia criminal. Y para cualquiera que diga que es deshumanizante afirmar que la conducta criminal es el producto final de una máquina biológica averiada, la respuesta debe ser que es infinitamente mejor que condenar la conducta como producto final de un alma podrida. Y de igual modo, tampoco está muy bien pensar en términos de alabanza, de buen carácter, de buena elección, cuando miramos a los productos finales de biología afortunada y beneficiosa. 

Pero es muy difícil creer realmente que no hay libre albedrío, cuando hay tantos hilos de causalidad que no se conocen aún, o son tan intelectualmente inaccesibles como pensar automáticamente sobre las consecuencias en la conducta de todo lo que va de las presiones selectivas de la evolución de los homínidos hasta lo que ha tomado alguien para desayunar. Esta dificultad es algo sobre lo que deberíamos preocuparnos.»

 

 

Jackson Pollock

Publicado: 31/12/2012 15:23 por iuristantum en o->

 

 

            Jackson Pollock, pintor estadounidense, destacado por ser la figura más representativa del expresionismo abstracto, a la pregunta de ¿Cómo sabe cuando termina una pintura?” contestó “¿Cómo sabes cuando terminas de hacer el amor?”.

Bernat Sobrebals

Publicado: 30/11/2012 17:35 por iuristantum en o->

 

 

 

 

 

Arturo Pérez-Reverte

Publicado: 30/11/2012 17:25 por iuristantum en o->

 

Amor Gay

 

Nunca antes me había fijado en la cantidad de parejas homosexuales que se ven paseando por Venecia. Los encuentras caminado por los puentes, a la orilla de los canales, cenando en los pequeños restaurantes del casco viejo. No suele tratarse de dúos espectaculares, sino todo lo contrario: gente discreta, tranquila, a menudo con aspecto educado. Mirando a los demás aprendes cantidad de cosas, y en el caso de estas parejas siempre me encanta sorprender sus gestos comedidos de confianza o afecto, el reparto convencional de roles que suele darse entre uno y otro, la ternura contenida que a menudo sientes flotar entre ellos, en su inmovilidad, en sus silencios.

Pensaba en todo eso el otro día, a bordo del vaporetto que cubre el trayecto de San Marcos al Lido. Sobre la laguna soplaba un viento helado, los pasajeros íbamos encogidos de frío, y en un banco de la embarcación había una pareja, hombre y hombre, cuarentones, tranquilos. Se sentaban muy juntos, apoyado discretamente un hombro en el del compañero, en un intento de darse calor. Iban quietos y callados, mirando el agua verde-gris y el cielo color ceniza. Y en un momento determinado, cuando el barco hizo un movimiento y la luz y la gama de grises del paisaje se combinaron de pronto con extraordinaria belleza, los vi cambiar una sonrisa rápida, fugaz, parecida a un beso o una caricia.

Parecían felices. Dos tipos con suerte, pensé. Aunque sea dentro de lo que cabe. Porque viéndolos allí, en aquella tarde glacial, a bordo del vaporetto que los llevaba a través de la laguna de esa ciudad cosmopolita, tolerante y sabia, pensé cuántas horas amargas no estarían siendo vengadas en ese momento por aquella sonrisa. Largas adolescencias dando vueltas por los parques o los cines para descubrir el sexo, mientras otros jóvenes se enamoraban, escribían poemas o bailaban abrazados en las fiestas del Instituto. Noches de echarse a la calle soñando con un príncipe azul de la misma edad, para volver de madrugada, hechos una mierda, llenos de asco y de soledad. La imposibilidad de decirle a un hombre que tiene los ojos bonitos, o una hermosa voz, porque, en vez de dar las gracias o sonreír, lo más probable es que le parta a uno la cara. Y cuando apetece salir, conocer, hablar, enamorarse o lo que sea, en vez de un café o un bar, verse condenado de por vida a los locales de ambiente, las madrugadas entre cuerpos Danone empastillados, reinonas escandalosas y drag-queens de vía estrecha. Salvo que alguno -muchos- lo tenga mal asumido y se auto-confine a la alternativa cutre de la sauna, la sala X, la revista de contactos y la sordidez del urinario público.

A veces pienso en lo afortunado, o lo sólido, o lo entero, que debe de ser un homosexual que consigue llegar a los cuarenta sin odiar desaforadamente a esta sociedad hipócrita, obsesionada por averiguar, juzgar y condenar con quién se mete, o no se mete, en la cama. Envidio la ecuanimidad, la sangre fría, de quien puede mantenerse sereno y seguir viviendo como si tal cosa, sin rencor, a lo suyo, en vez de echarse a la calle a volarle los huevos a la gente que por activa o por pasiva ha destrozado su vida, y sigue destrozando la de los chicos de catorce o quince años que a diario, todavía hoy, siguen teniéndolo igual que él lo tuvo: las mismas angustias, los mismos chistes de maricones en la tele, el mismo desprecio alrededor, la misma soledad y la misma amargura. Envidio la lucidez y la calma de quienes, a pesar de todo, se mantienen fieles a sí mismos, sin estridencias pero también sin complejos, seres humanos por encima de todo. Gente que en tiempos como éstos, cuando todo el mundo, partidos, comunidades, grupos sociales, reivindica sus correspondientes deudas históricas, podría argumentar, con más derecho que muchos, la deuda impagada de tantos años de adolescencia perdidos, tantos golpes y vejaciones sufridas sin haber cometido jamás delito alguno, tanta rechifla y tanta afrenta grosera infligida por gentuza que, no ya en lo intelectual, sino en lo puramente humano, se encuentra a un nivel abyecto, muy por debajo del suyo. Pensaba en todo eso mientras el barquito cruzaba la laguna y la pareja se mantenía inmóvil, el uno contra el otro, hombro con hombro. Y antes de volver a lo mío y olvidarlos, me pregunté cuantos fantasmas atormentados, cuántas infelices almas errantes no habrían dado cualquier cosa, incluso la vida, por estar en su lugar. Por estar allí, en Venecia, dándose calor en aquella fría tarde de sus vidas.

 

Christopher Hitchens

Publicado: 30/11/2012 17:17 por iuristantum en o->

 

 

Bertrand Russell

Publicado: 13/11/2012 12:34 por iuristantum en o->

 

               Ahora tengo que decir unas pocas palabras acerca de un asunto que creo que no ha sido suficientemente tratado por los racionalistas, y que es la cuestión de si Cristo era el mejor y el más sabio de los hombres. Generalmente, se da por sentado que todos debemos estar de acuerdo en que era así. Yo no lo estoy. Creo que hay muchos puntos en que estoy de acuerdo con Cristo, muchos más que aquellos en que lo están los cristianos profesos. No sé si podría seguirle todo el camino, pero iría con Él mucho más lejos de lo que irían la mayoría de los cristianos profesos. Recuérdese que Él dijo: «Yo, empero, os digo, que no hagáis resistencia al agravio; antes, si alguno te hiriese en la mejilla derecha, vuelve también la otra.» No es un precepto ni un principio nuevos. Lo usaron Lao-Tsé y Buda quinientos o seiscientos años antes de Cristo, pero este principio no lo aceptan los cristianos. No dudo que el actual primer ministro2, por ejemplo, es un cristiano muy sincero, pero no les aconsejo que vayan a abofetearlo. Creo que hallarían que él pensaba que el texto tenía un sentido figurado.
Luego, hay otro punto que considero excelente. Se recordará que Cristo dijo: «No juzguéis a los demás si no queréis ser juzgados.» Ese principio creo que no se hallará en los tribunales de los países cristianos. Yo he conocido en mi tiempo muchos jueces que eran cristianos sinceros, y ninguno de ellos creía que actuaba en contra de los principios cristianos haciendo lo que hacia. Luego Cristo dice: «Al que te pide, dale: y no le tuerzas el rostro al que pretenda de ti algún préstamo.» Ese es un principio muy bueno. El presidente ha recordado que no estamos aquí para hablar de política, pero no puedo menos de observar que las últimas elecciones generales se disputaron en torno a lo deseable que era torcer el rostro al que pudiera pedirnos un préstamo, de modo que hay que suponer que los liberales y los conservadores de este país son personas' que no están de acuerdo con las enseñanzas de Cristo, porque, en dicha ocasión, se apartaron definitivamente de ellas. Luego, hay otra máxima de Cristo que yo considero muy valiosa, pero que no es muy popular entre algunos de nuestros amigos cristianos. Él dijo: «Si quieres ser perfecto, anda y vende cuanto tienes y dáselo a los pobres.» Es una máxima excelente, pero, como dije, no se practica mucho. Considero que todas estas máximas son buenas, aunque un poco difíciles de practicarse. Yo no hago profesión de practicarlas; pero, después de todo, no es lo mismo que si se tratase de un cristiano.
 

 

http://despredicador.blogspot.com.es/search/label/por%20qu%C3%A9%20no%20soy%20cristiano

Claudio Rodríguez

Publicado: 23/07/2011 17:22 por iuristantum en o->


Siempre la claridad viene del cielo;
es un don: no se halla entre las cosas
sino muy por encima, y las ocupa
haciendo de ello vida y labor propias.
Así amanece el día; así la noche
cierra el gran aposento de sus sombras.
Y esto es un don. ¿Quién hace menos creados
cada vez a los seres? ¿Qué alta bóveda
los contiene en su amor? ¡Si ya nos llega
y es pronto aún, ya llega a la redonda
a la manera de los vuelos tuyos
y se cierne, y se aleja y, aún remota,
nada hay tan claro como sus impulsos!

Oh, claridad sedienta de una forma,
de una materia para deslumbrarla
quemándose a sí misma al cumplir su obra.
Como yo, como todo lo que espera.
Si tú la luz te la has llevado toda,
¿cómo voy a esperar nada del alba?

Y, sin embargo -esto es un don-, mi boca
espera, y mi alma espera, y tú me esperas,
ebria persecución, claridad sola
mortal como el abrazo de las hoces,
pero abrazo hasta el fin que nunca afloja.

Ángel González

Publicado: 23/07/2011 16:24 por iuristantum en o->

 

 

(Ars longa, vita brevis)

 

*

 

Ya nada es ahora

Largo es el arte; la vida en cambio corta        
como un cuchillo                                
Pero nada ya ahora                              
-ni siquiera la muerte, por su parte            
inmensa-                                        
                                                
podrá evitarlo:                                  
exento, libre,                                  
                                                
como la niebla que al romper el día              
los hondos valles del invierno exhalan,          
                                                
creciente en un espacio sin fronteras,          
                                                
ese amor ya sin ti me amará siempre.


 

Jaime Gil de Viedma

Publicado: 23/07/2011 16:20 por iuristantum en o->

 

 

PANDÉMICA Y CELESTE

quam magnus numerus Libyssae arenae
……………………………………………………….
aut quam sidera multa, cum tacet nox,
furtiuos hominum uident amores.
(CATULO)
 
Imagínate ahora que tú y yo
muy tarde ya en la noche
hablemos hombre a hombre, finalmente.
Imagínatelo,
en una de esas noches memorables
de rara comunión, con la botella
medio vacía, los ceniceros sucios,
y después de agotado el tema de la vida.
Que te voy a enseñar un corazón,
un corazón infiel,
desnudo de cintura para abajo,
hipócrita lector -mon semblable, -mon frère!
 
Porque no es la impaciencia del buscador de orgasmo
quien me tira del cuerpo a otros cuerpos
a ser posiblemente jóvenes:
yo persigo también el dulce amor,
el tierno amor para dormir al lado
y que alegre mi cama al despertarse,
cercano como un pájaro.
¡Si yo no puedo desnudarme nunca,
si jamás he podido entrar en unos brazos
sin sentir -aunque sea nada más que un momento-
igual deslumbramiento que a los veinte años!
Para saber de amor, para aprenderle,
haber estado solo es necesario.
Y es necesario en cuatrocientas noches
-con cuatrocientos cuerpos diferentes-
haber hecho el amor. Que sus misterios,
como dijo el poeta, son del alma,
pero un cuerpo es el libro en que se leen.
Y por eso me alegro de haberme revolcado
sobre la arena gruesa, los dos medio vestidos,
mientras buscaba ese tendón del hombro.
Me conmueve el recuerdo de tantas ocasiones…
Aquella carretera de montaña
y los bien empleados abrazos furtivos
y el instante indefenso, de pie, tras el frenazo,
pegados a la tapia, cegados por las luces.
O aquel atardecer cerca del río
desnudos y riéndonos, de yedra coronados.
O aquel portal en Roma -en vía del Babuino.
Y recuerdos de caras y ciudades
apenas conocidas, de cuerpos entrevistos,
de escaleras sin luz, de camarotes,
de bares, de pasajes desiertos, de prostíbulos,
y de infinitas casetas de baños,
de fosos de un castillo.
Recuerdos de vosotras, sobre todo,
oh noches en hoteles de una noche,
definitivas noches en pensiones sórdidas,
en cuartos recién fríos,
noches que devolvéis a vuestros huéspedes
un olvidado sabor a sí mismos!
La historia en cuerpo y alma, como una imagen rota,
de la langueur goûtée à ce mal d’être deux.
Sin despreciar
-alegres como fiesta entre semana-
las experiencias de promiscuidad.
Aunque sepa que nada me valdrían
trabajos de amor disperso
si no existiese el verdadero amor.
Mi amor,
íntegra imagen de mi vida,
sol de las noches mismas que le robo.
Su juventud, la mía,
-música de mi fondo-
sonríe aún en la imprecisa gracia
de cada cuerpo joven,
en cada encuentro anónimo,
iluminándolo. Dándole un alma.
Y no hay muslos hermosos
que no me hagan pensar en sus hermosos muslos
cuando nos conocimos, antes de ir a la cama.
Ni pasión de una noche de dormida
que pueda compararla
con la pasión que da el conocimiento,
los años de experiencia
de nuestro amor.
Porque en amor también
es importante el tiempo,
y dulce, de algún modo,
verificar con mano melancólica
su perceptible paso por un cuerpo
-mientras que basta un gesto familiar
en los labios,
o la ligera palpitación de un miembro,
para hacerme sentir la maravilla
de aquella gracia antigua,
fugaz como un reflejo.
Sobre su piel borrosa,
cuando pasen más años y al final estemos,
quiero aplastar los labios invocando
la imagen de su cuerpo
y de todos los cuerpos que una vez amé
aunque fuese un instante, deshechos por el tiempo.
Para pedir la fuerza de poder vivir
sin belleza, sin fuerza y sin deseo,
mientras seguimos juntos
hasta morir en paz, los dos,
como dicen que mueren los que han amado mucho.

 

 

Javier Vallhonrat

Publicado: 23/07/2011 13:31 por iuristantum en o->

 

 

 

 

 

 

SognoRomantico

 

Trevi-a: http://blog.fashionplace.ru/2007/03/model-polina-kuklina

Trevi-b: http://naezdok.livejournal.com/183153.html

Jonathan Levitt

Publicado: 23/07/2011 13:21 por iuristantum en o->

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trevi: http://www.jonathanlevitt.com/gallery.php?cat=2

Rodney Smith

Publicado: 23/07/2011 13:12 por iuristantum en o->

 

 

 

Trevi: http://jazznight.livejournal.com/27583.html#cutid1

 

V.I. Lenin

Publicado: 23/07/2011 13:03 por iuristantum en o->

 

       Desde el punto de vista de la teoría del marxismo en general, el problema del derecho a la autodeterminación no presenta dificultades. En serio no se puede ni hablar de poner en duda el acuerdo de Londres de 1896, ni de que por autodeterminación se entiende únicamente el derecho a la separación, ni de que la formación de Estados nacionales independientes es una tendencia de todas las revoluciones democráticas burguesas.

 

El derecho de las naciones a la autodeterminación

Javier Gomá

Publicado: 23/07/2011 12:56 por iuristantum en o->

 

 

       Ahora bien, como dijo Hesíodo, «los dioses inmortales han puesto el sudor delante de la excelencia». Por eso, si Federer es la gracia, Nadal es la virtud. La gracia se acepta, la virtud —la excelencia moral conseguida con trabajo— se admira.

La virtud y la gracia (ABC)

 

*

 

    Tantos años afectando un activismo dinámico que en realidad no poseo, aprovecharé mi ancianidad para sentarme a mi sabor, sin reproches. Y cuando trate de imaginarme cómo sería una vida eterna, recordaré la imagen que una vez evocó el olvidado Eugenio D'Ors, quien confiaba verse a sí mismo algún día "sentado en una nube haciendo dulces objeciones al creador", siendo, por supuesto, lo más interesante de esta bienaventuranza la expectativa de permanecer sentado por los siglos de los siglos.

Tú espera sentado (El País)

 

Félix Grande

Publicado: 23/07/2011 12:40 por iuristantum en o->

 

 

Una postal de nieve

Cuando me tienda en la vejez
como en un mal cerrado sepulcro
maldeciré tu nombre

Sólo porque esta noche
enajenado y absorto en tu cuerpo
he deseado que fueras eterna

y no sabía si pegarte o llorar.

 

*

 

Vivir a cara o cruz

Carezca yo de ti
y al infortunio suceda la desgracia
y a la desgracia el cataclismo
y a todo ello asistiría
con el desinterés de un muerto.

Estés conmigo tú
y por cada brizna de dicha
que pretendan arrebatarnos
avanzarían desde mi corazón
espléndidos ejércitos de odio.

Tú puedes ser la espalda atroz de mi destino
o mi patria de carne.



Adam Zagajewsky

Publicado: 23/07/2011 12:37 por iuristantum en o->

 

Habla más suave: eres mayor que aquel
que fuiste tanto tiempo; eres mayor
que tú mismo y sigues sin saber
qué es la ausencia, el oro, la poesía.

El agua sucia anegó la calle; una tormenta breve
sacudió esta ciudad plana, adormecida.
Cada tormenta es un adiós, cientos de fotógrafos
parecen sobrevolarnos, inmortalizar con flash
segundos de miedo y pánico.

Sabes qué es el duelo, la desesperación
violenta que ahoga el ritmo cardiaco y el futuro.
Entre extraños llorabas, en un moderno almacén
donde el dinero, ágil, sin cesar, circulaba.

Has visto Venecia, y Siena, y en los lienzos, en la calle,
jovencísimas, tristes Madonnas que ansiaban ser
muchachas normales y bailar en carnaval.

Has visto incluso pequeñas urbes, nada bonitas,
gente vieja extenuada por el sufrimiento y el tiempo.
Ojos de santos morenos brillando en iconos
medievales, ojos ardientes de bestias salvajes.

Entre los dedos cogías guijarros de la playa La Galere,
y de pronto sentías por ellos una inmensa ternura,
por ellos y por el pino frágil, por todos los que allí
estuvieron contigo y por el mar,
que aunque potente, es tan solitario.

Una ternura inmensa, como si fuésemos huérfanos
de la misma casa, para siempre apartados los unos de los otros,
condenados a breves momentos de visitas
en las frías cárceles de la actualidad.

Habla más suave: ya no eres joven,
el éxtasis ha de pactar con semanas de ayuno,
has de elegir y abandonar, dar largas

y hablar extensamente con embajadores de secos países
y labios cuarteados, has de esperar,
escribir cartas, leer libros de quinientas páginas.
Habla más suave. No abandones la poesía.

 

Bob Dylan

Publicado: 23/07/2011 12:32 por iuristantum en o->

 

 

Tanto tiempo buscando.

José Luis Alvite

Publicado: 17/04/2011 15:50 por iuristantum en o->

 

 

Dos en la gabardina

 

No sabría decir cuánto tiempo hace de esto, pero podría haber ocurrido ayer. Llevaba un tiempo hablando con una amiga. Congeniábamos más allá de lamentar las guerras y deplorar el hambre en el mundo. Era una chica inteligente y agradable y aunque jamás la hubiese visto delante, habría acertado a oscuras su perfume aspirándolo a través del cristal de una ventana enterrada. Tenía en el rostro una tristeza serena y fotogénica, un leve matiz de resignación en la sonrisa y estaba en esa edad tan ambigua en la que, pensando en el futuro, las mujeres no saben decir si dejaron la puerta algo abierta o mal cerrada. Lo que hubo entre ella y yo fueron unos pocos días, algo de información y muchas frases, como entre dos espías compartiendo gabardina bajo la lluvia en el Berlín dividido. No es mucho para entrar en la Historia, pero a mí me pareció suficiente para convertirlo en esta columna de periódico en la que hoy conmemoro las agridulces exequias de aquel encuentro. Yo le confesé mis sentimientos y ella me rechazó con su mejor vocabulario, con un cierto toque de agradable beneficencia, de una manera en realidad tan dulce que el de romper con ella es uno de los mejores recuerdos de aquella amistad. «Ahora tendré que escribir mi texto para el periódico –le dije– y a mis lectores les va a parecer que lo hice después de haber tomado notas en un sudario». Me mostré apesadumbrado, diría que incluso hundido, pero nada tuvo ya remedio. A los pocos días de conocerla le dije que se me daba bien caer vencido y creo que, a pesar del sufrimiento, aquella última tarde a su lado supe estar a la altura. Le dije, «¿sabes?, tengo la sensación de que estos días contigo fueron sin duda el resto de mi vida» y añadí que no esperaba mucho del futuro porque a partir de aquel fracaso no me cabía la menor duda de que, por mucho que los cerrase, la muerte tenía sin duda mis ojos. Fue inútil. Un día me hizo llegar una nota redactada en amargo tono diagnóstico: «Creo que tienes las costumbres tan hechas que morirán contigo». Si no recuerdo mal, mi respuesta fue simplemente lógica: «La única costumbre que morirá conmigo, querida amiga, es la vieja y razonable costumbre de vivir». 

Fue aquel un chasco memorable, lo reconozco. Pero al final me sobrepuse gracias a lo bien que se me da confundir la resignación con la esperanza, como un cazador sin ojos que sale al monte persuadido de que las perdices harán cola frente al cañón de su escopeta. (A Lola Conesa, por su grandeza).

 


Manuel Jabois

Publicado: 28/02/2011 22:35 por iuristantum en o->

 

 

    Hay un poema muy bello de CK Williams, titulado Grief, donde el poeta contempla a su madre muriendo en el hospital y analiza su propia pena. En un verso ella se maquilla. A la hora de la muerte, se pinta los labios en un gesto profundamente inútil y por tanto profundamente humano. Considerando el tema de la crítica en toda su hondura, se puede retratar al buen crítico como aquel que ejerce, en una sociedad tan pragmática, una labor inútil, capaz de llamar la atención sobre una obra de arte, de practicar ese nivel de sensibilidad trabajada y “defender” por lo tanto la expresión humana de una cultura. 

 


Chet Baker

Publicado: 28/02/2011 22:33 por iuristantum en o->

Claude Lanzmann

Publicado: 09/01/2011 15:44 por iuristantum en o->

The Cinematic Orchestra

Publicado: 26/12/2010 16:25 por iuristantum en o->

Ryuichi Sakamoto

Publicado: 26/12/2010 15:11 por iuristantum en o->

Bill Crosby

Publicado: 26/12/2010 10:34 por iuristantum en o->

 

 

Alfred Lord Tennyson

Publicado: 26/12/2010 10:33 por iuristantum en o->

 

 

ULYSSES


Nada se gana con que yo, un ocioso
rey junto al fuego quieto del hogar,
rodeado de estériles peñascos,
casado con una mujer ya vieja,
sea el encargado de regir y darles
leyes injustas a este pueblo tosco
que acumula y engorda y que se duerme,
y que no me conoce. Yo no puedo
dejar ya de viajar, voy a beberme
hasta la última gota de la vida:
he disfrutado y he sufrido mucho,
ya sea con aquellos que me amaron
o solo junto al mar, y también cuando
las consteladas ninfas de la lluvia
con ráfagas violentas agitaban
las aguas negras. Yo me hice de un nombre;
de tanto andar con corazón hambriento
mucho vi y conocí: muchas ciudades
y costumbres, y climas, gobernantes,
y no fui despreciado, sino honrado
en todas ellas, y probé el licor
de la feroz batalla, entre mis pares,
lejos, en las llanuras resonantes
de la ventosa Troya. Pertenezco
a todo lo que he visto, y sin embargo
mi experiencia es un arco en el que brilla
un mundo adonde no he viajado aún
y que se aleja siempre que yo avanzo.
¡Qué tedioso poner punto final,
hacer un alto y oxidarse, opaco,
sin relucir brillante por el uso!
¡Como si simplemente respirar
fuera vivir! Cuando una vida, y otra,
y otra después, sería insuficiente.
Ya de la mía va quedando poco,
pero cada hora nueva queda a salvo
del eterno silencio, y además
siempre trae algo nuevo; mala cosa
me sería ocultar mi alma ya gris
pero que se consume en el anhelo
de seguir aprendiendo, como quien
una estrella persigue más allá
del último confín del pensamiento.

Éste es Telémaco, mi propio hijo;
queda a cargo del cetro y de la isla;
siempre lo quise bien, y es criterioso
para llevar a término la empresa
de hacer de este salvaje pueblo un pueblo
civilizado y apacible, poco
a poco, con prudencia, conduciéndolo
a lo que es bueno y útil. Intachable,
abocado a la esfera de lo público,
él no descuidará los dulces ritos
y adorará los Lares de mi casa
cuando yo me haya ido. Que haga él
lo suyo, su trabajo. Yo lo mío.

Ahí está el puerto; el viento hace flamear
las velas de la nave. Ahí brilla oscuro
el ancho mar. ¡Tripulación! Ustedes,
almas que se esforzaron, trabajaron
y pensaron conmigo, almas que siempre
recibieron con júbilo los truenos
o los rayos del sol, siempre oponiéndoles
sus corazones y sus frentes libres –
ustedes ya son viejos, como yo;
pero hay honor en la vejez, trabajos
que realizar en la vejez. La muerte
se cierra sobre todo, pero antes
algún trabajo noble puede hacerse,
algo que no sea indigno de los hombres
que lucharon con dioses. Ya comienzan
las luces a brillar desde las rocas,
termina el día, asciende ya la luna,
sosegados lamentos nos rodean…
No es nunca demasiado tarde, amigos,
para buscar un mundo nuevo, ¡vamos!,
soltemos las amarras, castiguemos
bien dispuestos las ondas murmurantes;
deseo navegar aun más allá
de donde cae el sol, donde se bañan
las múltiples estrellas de Occidente,
hasta que muera. A lo mejor el mar
nos hunde en sus abismos, o quizá
lleguemos a las Islas Venturosas
y veamos de nuevo al gran Aquiles.
Aunque mucho se ha ido, mucho queda,
y aunque ya no tengamos esa fuerza
que en los días pasados sacudió
cielos y tierra, esto que somos, somos:
un mismo ardor de heroicos corazones
menguado por el tiempo y el destino
pero determinado a combatir,
a buscar y encontrar, y no rendirse.

 

 

Joy Division

Publicado: 20/12/2010 15:43 por iuristantum en o->

 

 

Billy Wider

Publicado: 20/12/2010 15:24 por iuristantum en o->

 

        Recuerdo que Billy Wilder murió un Viernes Santo, y le dije a una amiga: "Si verdaderamente es Dios, resucitará el Domingo". El Domingo estuvimos pendientes. No pensábamos que en verdad fuese a resucitar, pero sí, quizá, que se produjera algún tipo de pirotecnia guasona por los cielos. No vimos nada. Ahora pienso que deberíamos haber estado pendientes de la tierra, porque Wilder no era Dios pero sí un diablo. Me gustaba esa frase que se decía de él: "Tiene el cerebro lleno de cuchillas de afeitar". La incómoda inteligencia. El que se acerca mucho, sale triturado. Y su propio poseedor recibe sus cortes (aunque desde dentro resultan algo más estimulantes). Quevedo fue su precursor, aunque Wilder ni lo conocería. Sus herederos, claramente, son Los Simpson. Y yo diría que el 90% de las buenassit-coms. En el cine no ha dejado herencia, pero sí en la tele. Yo tengo para mí que otro espíritu afín a Wilder es el gran Noel Rosa, el cantante y compositor brasileño que murió en 1937 con veintiseis años. También tenía el cerebro lleno de cuchillas de afeitar. Ahora que lo pienso, tal vez sería mejor decirlo así en español: "poblado de navajas". Billy Wilder tenía el cerebro poblado de navajas. O: le salían navajazos del cerebro. O: al idiota, lo navajeaba. O: a los estúpidos, los hacía papilla. O: se le acercaba un panfilote, y salía hecho lonchas.

Como es lógico, Billy Wilder, el cínico, se comportó con integridad en los momentos de su vida en que hubo que hacerlo. A las almas cándidas suele ocurrirles justo lo contrario: se pasan toda la vida predicando, pero en cuanto la cosa se pone cruda, son los primeros en rajarse. Una de esas ocasiones de integridad wilderiana fue cuando su productor le pidió que los carceleros del campo de concentración de Traidor en el infierno pasasen a ser polacos en vez de alemanes para la comercialización de la película en Alemania. "Vete a la mierda", creo que le dijo Wilder, y se cambió de productora. Le enseñó a trabajar Lubitsch, quien, según contaba Wilder, les hacía corregir una y otra vez los guiones. Al final Lubitsch leía la enésima versión. Por primera vez parecía satisfecho. Sonreía un par de veces durante la lectura. Y nada más acabar, decía con entusiasmo: "¡Perfecto! ¡Ahora vamos a mejorarlo!".

Hay muchos momentos memorables en las películas de Wilder. Cientos, miles de momentos. Bastaría cualquiera de ellos para que el famoso extraterrestre que debe bajar a la Tierra dentro de mil años certificase que, en efecto, había habido vida inteligente en el planeta. Vida, incluso, muy inteligente. Pero yo me quedo con un momento pesimista y tierno: el final de La vida privada de Sherlock Holmes. El detective ha perdido el primer caso de su vida porque cometió el desliz de enamorarse. Antes, durante la película, hemos visto cómo Watson, cansado de regañarle a Holmes por su adicción a la morfina sin que éste le haga caso, le ha escondido la jeringuilla y el resto del instrumental. Pero estamos ya en los últimos minutos. Holmes, fracasado, ha vuelto a casa. Recibe una carta y la lee de pie junto a la ventana, mientras Watson lo observa, también melancólico, desde el sillón. Ahora no recuerdo qué dice esa carta, si es ella misma confesándole que todo fue una treta o alguien comunicándole que la dama ha muerto... El caso es que la tristeza se hace insoportable. Holmes suelta la carta sobre la mesa. Mira a Watson y le dice: "¿Dónde está?". Y Watson, con una dignidad médica que jamás podrá comprender nuestra Pitita Salgado, le indica un cajón. Holmes abre, levanta unas carpetas y allí está su jeringuilla. La recoge, se encierra en su cuarto y la película acaba.

Hoy Billy Wilder hubiese cumplido cien años.

 

Jose Antonio Montano, 22/06/2006.

 

Robert Bringhurst

Publicado: 03/12/2010 16:32 por iuristantum en o->

 

Parábola de las voces 

Detrás del corazón
hay un músico sordo
que golpea un tambor
roto; mira a los animales
atravesar de un salto
el aro de nuestra voz.

Es otra tierra, el aire,
llena de madrigueras:
los animales entran
y salen por las puertas
de nuestra voz. En nuestra voz se arrojan
en clavado los pájaros acuáticos.

John Ashbery

Publicado: 21/11/2010 22:12 por iuristantum en o->

 


 
 Orpheus liked the glad personal quality
Of the things beneath the sky. Of course, Eurydice was a part
Of this. Then one day, everything changed. He rends
Rocks into fissures with lament. Gullies, hummocks
Can't withstand it. The sky shudders from one horizon
To the other, almost ready to give up wholeness.
Then Apollo quietly told him: "Leave it all on earth.
Your lute, what point? Why pick at a dull pavan few care to 
Follow, except a few birds of dusty feather,
Not vivid performances of the past." But why not?
All other things must change too.
The seasons are no longer what they once were,
But it is the nature of things to be seen only once,
As they happen along, bumping into other things, getting along
Somehow. That's where Orpheus made his mistake.
Of course Eurydice vanished into the shade;
She would have even if he hadn't turned around.
No use standing there like a gray stone toga as the whole wheel
Of recorded history flashes past, struck dumb, unable to 
utter an intelligent
Comment on the most thought-provoking element in its train.
Only love stays on the brain, and something these people,
These other ones, call life. Singing accurately
So that the notes mount straight up out of the well of
Dim noon and rival the tiny, sparkling yellow flowers
Growing around the brink of the quarry, encapsulizes
The different weights of the things. 
But it isn't enough
To just go on singing. Orpheus realized this
And didn't mind so much about his reward being in heaven
After the Bacchantes had torn him apart, driven
Half out of their minds by his music, what it was doing to them.
Some say it was for his treatment of Eurydice.
But probably the music had more to do with it, and
The way music passes, emblematic
Of life and how you cannot isolate a note of it
And say it is good or bad. You must
Wait till it's over. "The end crowns all,"
Meaning also that the "tableau"
Is wrong. For although memories, of a season, for example,
Melt into a single snapshot, one cannot guard, treasure
That stalled moment. It too is flowing, fleeting;
It is a picture of flowing, scenery, though living, mortal,
Over which an abstract action is laid out in blunt,
Harsh strokes. And to ask more than this
Is to become the tossing reeds of that slow, 
Powerful stream, the trailing grasses
Playfully tugged at, but to participate in the action
No more than this. Then in the lowering gentian sky
Electric twitches are faintly apparent first, then burst forth
Into a shower of fixed, cream-colored flares. The horses
Have each seen a share of the truth, though each thinks, 
"I'm a maverick. Nothing of this is happening to me,
Though I can understand the language of birds, and
The itinerary of the lights caught in the storm is 
fully apparent to me.
Their jousting ends in music much
As trees move more easily in the wind after a summer storm
And is happening in lacy shadows of shore-trees, now, 
day after day."

But how late to be regretting all this, even
Bearing in mind that regrets are always late, too late!
To which Orpheus, a bluish cloud with white contours,
Replies that these are of course not regrets at all,
Merely a careful, scholarly setting down of
Unquestioned facts, a record of pebbles along the way.
And no matter how all this disappeared,
Or got where it was going, it is no longer
Material for a poem. Its subject
Matters too much, and not enough, standing there helplessly
While the poem streaked by, its tail afire, a bad
Comet screaming hate and disaster, but so turned inward
That the meaning, good or other, can never
Become known. The singer thinks
Constructively, builds up his chant in progressive stages
Like a skyscraper, but at the last minute turns away.
The song is engulfed in an instant in blackness
Which must in turn flood the whole continent
With blackness, for it cannot see. The singer
Must then pass out of sight, not even relieved
Of the evil burthen of the words. Stellification
Is for the few, and comes about much later
When all record of these people and their lives
Has disappeared into libraries, onto microfilm.
A few are still interested in them. "But what about
So-and-so?" is still asked on occasion. But they lie
Frozen and out of touch until an arbitrary chorus
Speaks of a totally different incident with a similar name
In whose tale are hidden syllables
Of what happened so long before that
In some small town, one different summer. 

 

 

Tomas Tranströmer

Publicado: 21/11/2010 22:06 por iuristantum en o->

 

 

 

GÓNDOLA FÚNEBRE Nº 2

 

 

                                               I

 

Dos hombres, suegro y yerno, Liszt y

           Wagner, viven junto al Canal Grande

con la inquieta esposa del rey Midas,

ése que transforma en Wagner todo lo que     

                                                               toca.

El frío verde del mar atraviesa los pisos del 

                                                          palacio.

Wagner destaca, el conocido perfil de títere

                                    parece más  cansado;                           

el rostro, una bandera blanca.

La góndola cargada pesadamente con sus vidas; dos pasajes de ida y vuelta y otro

                                                    sólo de ida.

 

 

II

 

Una ventana del palacio se abre con el viento y el súbito  soplo provoca muecas.

Sobre el agua aparece la góndola del  basurero impulsada  por dos                bandidos con remo.

Liszt ha escrito unos acordes tan pesados  

            que deberían ser enviados a analizar

en el Instituto de Mineralogía de Padua.

¡Meteoritos!

Demasiado pesados para la quietud, pueden sólo hundirse más y más, futuro  abajo,  hasta

los años de las camisas pardas.

La góndola, pesadamente cargada con las 

                        hacinadas piedras del futuro.

 

 

 

 

 

                                              III

 

 

Rendijas, hacia 1990.

 

25 de marzo. Inquietud por Lituania.

Soñé que visitaba un gran hospital.

No tenía funcionarios. Todos eran pacientes.

 

En el mismo sueño, una niña recién nacida

hablaba con completas oraciones.

 

 

IV

 

Junto al yerno, que es hombre de su tiempo,  

           Liszt es un apolillado grandseigneur.   

Es un disfraz.

El abismo, que ensaya y descarta máscaras

       diferentes, ha elegido justo ésta para él,

el abismo, que quiere subir hasta los hombres sin mostrar

                                                                       su rostro.

 

 

 

 

                                                    V

 

El Abate Liszt está habituado a cargar él 

       mismo su maleta por soles y por nieves

y cuando muera un día, nadie irá a

                                  esperarlo a la estación.

La tibia brisa de un coñac excelente lo    

                                        conduce a la tarea.

Siempre tiene tarea.

¡Dos mil cartas al año!

El escolar que escribe cien veces el palote,

        antes de que le permitan volver a casa.

La góndola cargada pesadamente de vida;

                                        es sencilla y negra.

 

 

                                           VI

 

De regreso en 1990.

 

Soñé que conducía doscientos quilómetros en vano.

Entonces, todo se agigantó. Gorriones enormes como gallinas

cantaban de modo ensordecedor.

 

Soñé que dibujaba  teclas de  piano

en la mesa de cocina. Tocaba sordamente    

                                                         en ellas.

 

 

                                          VI

 

 

De regreso en 1990.

 

Soñé que conducía doscientos quilómetros en vano.

Entonces, todo se agigantó. Gorriones enormes como gallinas

cantaban de modo ensordecedor.

 

Soñé que dibujaba  teclas de  piano

en la mesa de cocina. Tocaba sordamente en ellas.

Los vecinos acudían a escuchar.

 

 

 

 

                                          VII

 

El clavicordio que calló durante todo   

     Persifal (aunque estaba escuchando) puede 

                                                al fin decir algo.

Suspiros... sospiri...

Mientras Liszt toca, esta noche, mantiene

                             apretado  el pedal marino

para que la fuerza verde del mar suba a

   través del piso y se una a todas las piedras

                                                   del edificio.                                                                      

¡Buenas tardes, bello abismo!

La góndola cargada pesadamente de vida;

                                        es sencilla y negra.

 

 

 

                                          VIII

 

Soñé que llegaba tarde el primer día de clases.

Todos en el salón  llevaban máscaras blancas

                                                    sobre el rostro.

Imposible decir quién era el maestro. 

 

 

 

José Antonio Montano II

Publicado: 20/11/2010 15:58 por iuristantum en o->

 

 

    Mi experiencia me ha hecho ver que las webscumplen el ciclo de las civilizaciones: periodo arcaico, periodo clásico y periodo alejandrino (de decadencia larga, cansada, hastiada, ociosa y dulce). Siempre aprecié aquel dictamen precisamente de ae sobre Houellebecq: “confunde sus crepúsculos personales con crepúsculos colectivos”. Quizá el mencionado ciclo se corresponda más bien con la curva personal de la atención, el interés, la sorpresa. Pero también con su traducción colectiva: el periodo clásico sería la fase en la que hay una porción significativa de participantes subiendo.

      Eso sucedió con el blog de ae en el milagroso año de 2005. El 2004 fue un prólogo, y el 2006 una continuación. ¡Pero ah, aquel 2005 en que el esplendor cuajó! Qué sensación de estar en el centro, donde se cocían los asuntos (retóricamente al menos). Si ha existido alguna vez un intelectual colectivo ha sido aquel. Lo era todo: el ágora, el patio de vecinas, el altar de los homenajes, el desolladero, la universidad, la tribuna poética, el más sofisticado y completo de los quioscos. Recuerdo las jornadas epilépticas metido en aquel berenjenal. Creo que mi cerebro nunca ha estado más desatado.

     Pero todo se agota, y aquello también. No se puede ser eléctrico sin interrupción. 

 

*

 

       En verano pasábamos por plazas con turistas. Rehuyendo sus cámaras, decías: "¿Cuántas nos habrán sacado, y no lo sabremos nunca?". Yo te abrazaba, porque me hacía gracia que nos viesen en Tokio detrás de un japonés sonriente. Ahora, que es invierno, pienso que ahí sí seguimos juntos: en álbumes de fotos extranjeras, en un segundo plano, para desconocidos.

 

Martin Usborne

Publicado: 13/11/2010 17:15 por iuristantum en o->

 

 

 

 

 

 

The silence of dogs in cars

 

ABOUT THESE IMAGES:

I was once left in a car at a young age.

I don't know when or where or for how long, possibly at the age of four, perhaps outside Tesco's, probably for fifteen minutes only. The details don't matter.  The point is that I wondered if anyone would come back. It seems trivial now but in a child's mind it is possible to be alone forever.

Around the same age I began to feel a deep affinity with animals - in particular their plight at the hands of humans. I remember watching TV and seeing footage of a dog being put in a plastic bag and being kicked. What appalled me most was that the dog could not speak back. It's muteness terrified me.

I should say that I was a well-loved child and never abandoned and yet it is clear that both these experiences arose from the same place deep inside me: a fear of being alone and unheard. Perhaps this is a fear we all share at some level, I am not sure.

The images in this series explore that feeling, both in relation to myself and to animals in general. The camera is the perfect tool for capturing a sense of silence and longing: the shutter freezes the subject for ever and two layers of glass are placed between the viewer and the viewed: the glass of the lens, the glass of the picture frame and, in this instance, the glass of the car window further isolates the animal. The dog is truly trapped.

When I started this project I knew the photos would be dark. What I didn't expect was to see so many subtle reactions by the dogs: some sad, some expectant, some angry, some dejected. It was as if upon opening up a box of grey-coloured pencils I was surprised to see so many shades inside.

I hope that these pictures are engaging and perhaps a little amusing. I want to show that there is life in the dark places within us.

I will stop writing now and you can stop reading. Words can only get us so far. After all, we are all animals.

Martin, Sept 2010

Luis García Berlanga

Publicado: 13/11/2010 17:03 por iuristantum en o->

Bryan Ferry

Publicado: 08/11/2010 15:56 por iuristantum en o->

Arturo II

Publicado: 08/11/2010 13:48 por iuristantum en o->

 

 

      Nunca antes me había fijado en la cantidad de parejas homosexuales que se ven paseando por Venecia. Los encuentras caminado por los puentes, a la orilla de los canales, cenando en los pequeños restaurantes del casco viejo. No suele tratarse de dúos espectaculares, sino todo lo contrario: gente discreta, tranquila, a menudo con aspecto educado. Mirando a los demás aprendes cantidad de cosas, y en el caso de estas parejas siempre me encanta sorprender sus gestos comedidos de confianza o afecto, el reparto convencional de roles que suele darse entre uno y otro, la ternura contenida que a menudo sientes flotar entre ellos, en su inmovilidad, en sus silencios.

       Pensaba en todo eso el otro día, a bordo del vaporetto que cubre el trayecto de San Marcos al Lido. Sobre la laguna soplaba un viento helado, los pasajeros íbamos encogidos de frío, y en un banco de la embarcación había una pareja, hombre y hombre, cuarentones, tranquilos. Se sentaban muy juntos, apoyado discretamente un hombro en el del compañero, en un intento de darse calor. Iban quietos y callados, mirando el agua verdegris y el cielo color ceniza. Y en un momento determinado, cuando el barco hizo un movimiento y la luz y la gama de grises del paisaje se combinaron de pronto con extraordinaria belleza, los ví cambiar una sonrisa rápida, fugaz, parecida a un beso o una caricia.

       Parecían felices. Dos tipos con suerte, pensé. Aunque sea dentro de lo que cabe. Porque viéndolos allí, en aquella tarde glacial, a bordo del vaporetto que los llevaba a través de la laguna de esa ciudad cosmopolita, tolerante y sabia, pensé cuántas horas amargas no estarían siendo vengadas en ese momento por aquella sonrisa. Largas adoslescencias dando vueltas por los parques o los cines para descubrir el sexo, mientras otros jóvenes se enamoraban, escribían poemas o bailaban abrazados en las fiestas del Instituto. Noches de echarse a la calle soñando con un príncipe azul de la misma edad, para volver de madrugada, hechos una mierda, llenos de asco y de soledad.

      La imposibilidad de decirle a un hombre que tiene los ojos bonitos, o una hermosa voz, porque, en vez de dar las gracias o sonreír, lo más probable es que le parta a uno la cara. Y cuando apetece salir, conocer, hablar, enamorarse o lo que sea, en vez de un café o un bar, verse condenado de por vida a los locales de ambiente, las madrugadas entre cuerpos Danone empastillados, reinonas escandalosas y drag queens de vía estrecha. Salvo que alguno -muchos- lo tenga mal asumido y se autoconfine a la alternativa cutre de la sauna, la sala X, la revista de contactos y la sordidez del urinario público.

         A veces pienso en lo afortunado, o lo sólido, o lo entero, que debe de ser un homosexual que consigue llegar a los cuarenta sin odiar desaforadamente a esta sociedad hipócrita, obsesionada por averiguar, juzgar y condenar con quién se mete, o no se mete, en la cama. Envidio la ecuanimidad, la sangre fría, de quien puede mantenerse sereno y seguir viviendo como si tal cosa, sin rencor, a lo suyo, en vez de echarse a la calle a volarle los huevos a la gente que por activa o por pasiva ha destrozado su vida, y sigue destrozando la de los chicos de catorce o quince años que a diario, todavía hoy, siguen teniéndolo igual que él lo tuvo: las mismas angustias, los mismos chistes de maricones en la tele, el mismo desprecio alrededor, la misma soledad y la misma amargura.

        Envidio la lucidez y la calma de quienes, a pesar de todo, se mantienen fieles a sí mismos, sin estridencias pero también sin complejos, seres humanos por encima de todo. Gente que en tiempos como éstos, cuando todo el mundo, partidos, comunidades, grupos sociales, reivindica sus correspondientes deudas históricas, podría argumentar, con más derecho que muchos, la deuda impagada de tantos años de adolescencia perdidos, tantos golpes y vejaciones sufridas sin haber cometido jamás delito alguno, tanta rechifla y tanta afrenta grosera infligida por gentuza que, no ya en lo intelectual, sino en lo puramente humano, se encuentra a un nivel abyecto, muy por debajo del suyo. Pensaba en todo eso mientras el barquito cruzaba la laguna y la pareja se mantenía inmóvil, el uno contra el otro, hombro con hombro. Y antes de volver a lo mío y olvidarlos, me pregunté cuantos fantasmas atormentados, cuántas infelices almas errantes no habrían dado cualquier cosa, incluso la vida, por estar en su lugar. Por estar allí, en Venecia, dándose calor en aquella fría tarde de sus vidas.

 

 

Javier Cercas

Publicado: 25/10/2010 17:07 por iuristantum en o->

 

 

        Como pensador, como polemista, Vargas Llosa es un liberal de verdad: nunca confunde, según diría Alejandro Rossi, un error intelectual con un error moral; es decir, nunca ataca a las personas sino a las ideas de las personas -nunca considera que un hombre equivocado es un hombre inmoral-; y, cuando ataca las ideas, nunca lo hace caricaturizándolas, es decir debilitándolas, lo que en un pensador es síntoma de intolerancia y de impotencia, cuando no de vileza, sino exponiéndolas con la máxima fuerza, rigor y nitidez para luego lanzarse a refutarlas en buena lid y en campo abierto. Esto no es de derechas ni de izquierdas, ni reaccionario ni progresista: esto es algo que está mucho antes que todo eso y se llama honestidad y coraje.

 

La izquierda y Vargas Llosa

Roberto Bolaño

Publicado: 23/08/2010 18:48 por iuristantum en o->

 

 

        Hay una pregunta retórica que me gustaría que alguien me contestara: ¿Por qué Pérez Reverte o Vázquez Figueroa o cualquier otro autor de éxito, digamos, por ejemplo, Muñoz Molina o ese joven de apellido sonoro, De Prada, venden tanto? ¿Sólo porque son amenos y claros? ¿Sólo porque cuentan historias que mantienen al lector en vilo? ¿Nadie responde? ¿Quién es el hombre que se atreve a responder? Que nadie diga nada. Detesto que la gente pierda a sus amigos. Responderé yo. La respuesta es no. No venden sólo por eso. Venden y gozan del favor del público porque sus historias se 'entienden'. Es decir: porque los lectores, que nunca se equivocan, no en cuanto lectores, obviamente, sino en cuanto consumidores, entienden perfectamente sus novelas o sus cuentos. El público, el público, como le dijo García Lorca a un chapero mientras se escondían en un zaguán, no se equivoca nunca, nunca, nunca. ¿Y por qué no se equivoca nunca? Porque 'entiende'.

 

William Blake

Publicado: 15/08/2010 14:53 por iuristantum en o->

 

 

Isla de noche

Llora sobre el cuerpo de un animal dormido
y nadie espera en el jardín

Las arboledas hacen silencio a su paso
y los ciruelos envejecen
incapaz la noche de abrir el azahar ya partido

No llora la palabra
no llora el llanto no llora los dedos quietos no llora la piel de la tierra
no reconoce la risa ni la piedad de aquella noche

Nadie mira esta niebla que desanda los huesos, esta palabra
que tuerce la caída
el perenne calor del hierro y la furia
la estampida de los caballos
la cascada de los dioses en Islandia

 


Sébastien Teiller dance

Publicado: 07/08/2010 23:21 por iuristantum en o->

Richard Dawkins

Publicado: 07/08/2010 15:59 por iuristantum en o->

 

Los enemigos de la razón / El virus de la fe / La amenaza de las escuelas religiosas 

Tibor Fischer

Publicado: 06/08/2010 20:12 por iuristantum en o->

 

 

         Las creencias traen problemas, reducen tu flexibilidad, pero constituyen un esqueleto espiritual: es difícil moverse si no tienes uno.

 

 

Hits jóvenes 2010

Publicado: 29/07/2010 18:45 por iuristantum en o->

 

A mí no me convence ninguno, pero bueh, que dan ganas de matar, dan.

Radiohead

Publicado: 29/07/2010 18:32 por iuristantum en o->

 

 

      Street Spirit’ es nuestra canción más pura, pero no la escribí yo. Se escribió sola. Nosotros éramos simples mensajeros; sus catalizadores biológicos. Su núcleo es un completo misterio para mí, y, ya sabes, no volvería a intentar escribir una cosa así sin esperanzas. Todas nuestras canciones más tristes tienen en algún lugar un resquicio de firmeza. ’Street Spirit’ no tiene firmeza. Es un túnel oscuro sin luz al final. Representa toda la emoción trágica que es tan doloroso que el sonido de esa melodía es su única definición. Todos nosotros tenemos una manera distinta de entender esta canción. Se llama indiferencia. Especialmente yo; yo separo mi radar emocional de esta canción, o si no no podría tocarla. Estallaría. O me daría algo en escena. Así es como su letra es un montón de mini-historias o imágenes visuales opuestas a la explicación cohesiva de su significado. Usé imágenes junto con la música que pensaba que podían transmitir la entidad emocional de la letra y la música al ir juntas. Eso es lo que significa ’all these things you’ll one day swallow whole’ (todas esas cosas que algún día te tragarás enteras). Me refería a la entidad emocional, porque no era capaz de articular la emoción. Estallaría...

Nuestros fans son más valientes que yo al dejar que la canción les penetre, o quizás no se dan cuenta de lo que están escuchando. No se dan cuenta de que ’Street Spirit’ es acerca de mirar fijamente al puto diablo a los ojos, y saber que, sin importar lo que hagas, él siempre se reirá el último. Y eso es real, y verdadero. El diablo siempre se reirá el último en todos los casos, sin excepción, y si pienso en ello durante mucho tiempo, estallaría.

No puedo creer que tengamos fans que puedan tratar emocionalmente con esta canción. Eso es por lo que estoy convencido de que no saben de qué trata. Por eso siempre la solemos tocar hacia el final de nuestros sets. Me vacía, y me sacude, y duele como el infierno cada vez que la toco, mirando cómo miles de personas se ríen y sonríen, ajenos a la tragedia de su significado, como cuando tienes que sacrificar a un perro y está moviendo el rabo de camino al matadero. Eso es lo que parecen, y me rompe el corazón. Ojalá esta canción no nos hubiera elegido como sus catalizadores, y no reclamo su autoría. Pide demasiado. Yo no la escribí.

 

Street Spirit (Fade Out)

 

*

 

          Al oído, un músico inmediatamente nota que la sucesión de acordes no es normal. Lo primero que se piensa es que se trata de una métrica inusual; sin embargo la canción está en 4/4. El baterista Phil Selway declara que en realidad no hay compás en el tema, no existe medida rítmica. La incapacidad del oído de "entender" qué es lo que está sucediendo con los acordes detrás de la límpida melodía vocal genera esa sensación de "estar perdido en el mar".

       Eso de la "simplicidad compleja" es la marca de muchas canciones de Radiohead. Christopher O’Riley, un pianista de formación clásica (quien incidentalmente grabó dos CD con transcripciones a piano de canciones del grupo), dijo "sentirse fuertemente atraído por esa faceta de Radiohead, la de ser popular y a la vez tener una secreta complejidad interna". Las influencias cultas del grupo británico no pueden negarse; así, en Pyramid Song, Jonny Greenwood escribió la partitura para cuerdas utilizando el recurso de los glisandos de armónicos que Stravinsky hizo famoso en "El Pájaro de Fuego". 

 

Pyramid Song*

(Pienso que debería haber hecho esto desde el principio. Son tan educativos.)

 

 

 

*Según la wiki, género jazz. Bien está.

La canción más bonita del mundo

Publicado: 29/07/2010 18:15 por iuristantum en o->

 

 

La poesía

She tied you to her kitchen chair
She broke your throne and she cut your hair
And from your lips she drew the hallelujah

...

I’ve seen your flag on the marble arch
But love is not a victory march

It’s a cold and it’s a broken hallelujah

 

 

Hallelujah, by Leonard Cohen

Hallelujah, by **Jeff Buckley**

Interpol

Publicado: 29/07/2010 17:33 por iuristantum en o->

El Roto II

Publicado: 25/07/2010 17:53 por iuristantum en o->

 

 

Felipe Benítez Reyes

Publicado: 17/07/2010 15:15 por iuristantum en o->

 

(Cita de memoria, sobre sensibilidad vs sensiblería)

 

      Sí, si a las chicas les encantan los poetas, pero los poetas son los que componen versos mientras su novia besa a un rockero.

 

 

Horacio Verbitsky

Publicado: 17/07/2010 12:12 por iuristantum en o->

 

 

   Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa; de la neutralidad, los suizos; del justo medio, los filósofos, y de la justicia, los jueces. Y si no se encargan, ¿qué culpa tiene el periodismo?

 

 

Bruce Springsteen

Publicado: 17/07/2010 12:03 por iuristantum en o->

Uff

Publicado: 25/06/2010 23:13 por iuristantum en o->
20100625231330-brando.jpg

Batman & Robin

Publicado: 25/06/2010 23:04 por iuristantum en o->
20100625230420-batman.jpg

Dean Martin & John Wayne

Publicado: 22/06/2010 00:02 por iuristantum en o->

Frank Sinatra & Elvis Presley

Publicado: 21/06/2010 23:54 por iuristantum en o->
20100621235424-sinatra-presley.jpg

Franco Battiato

Publicado: 17/06/2010 14:55 por iuristantum en o->

 

Los hay que se envejecen, 
afloran recuerdos muy lejanos 
como si fuera ayer, 
me veo como en brazos de mi madre 
y siento aún los tiernos comentarios de mi padre 
Comidas de domingos en familia 
las ganas de un deseo irracional 
primeros pasos, risas y dolores 
La primera gota blanca, qué impresión 
y qué placer extraño 
y un enamoramiento sin sentido, 
por ley natural a aquella edad, 
primer acorde en un órgano de iglesia 
en la sacristía 
y un dogmático respeto hacia las instituciones 
¿Qué cosa quedará de mí, del tránsito terrenal, 
de todas las impresiones que tengo en esta vida?

Me gusta el pensamiento radical, 
la muerte muy consciente 
que se autoimpuso Sócrates, 
y la desaparición misteriosa y única de Majorana 
La vida cínica e interesante de Landolfi, 
opuesto pero cerca de un monje birmano 
o la misantropía celeste de Michelangeli 
Yo también mirándome, vivo desde milenios 
y vengo recto de la alta cultura de los sumerios, 
del arte cuneiforme del escriba 
y duermo siempre dentro de un saco 
porque no quiero perder el contacto con la Tierra 
El valle entre los ríos de Mesopotamia 
que vio en sus orillas a Isaac de Nínive 
¿Qué cosa quedará de mí, del tránsito terrenal, 
de todas las impresiones que tengo en esta vida?

 

 

Arturo

Publicado: 17/06/2010 14:49 por iuristantum en o->
.
.
.
.
     Creo en varias cosas. Que la mejor puñalada se da en la ingle, de abajo arriba. En guerreros silenciosos y mujeres valientes. Creo en quienes toda su vida procuran pensar como griegos, pelear como troyanos y morir como romanos. Creo en que todos morimos solos y a ciegas. Y que para hacerlo con dignidad se requiere un largo entrenamiento. Creo en las piedras viejas y en los cuadros oscuros y en los atardeceres rojizos sobre el mar. Y en parejas jóvenes que se besan. Y creo en algunas otras cosas que no le contaré nunca.

Jean-Léon Gérôme

Publicado: 12/06/2010 14:20 por iuristantum en o->

 

 

La eminencia gris

 

The Doors

Publicado: 12/06/2010 12:51 por iuristantum en o->

 

 

The Eels

Publicado: 12/06/2010 12:51 por iuristantum en o->

Xavier Sala i Martin

Publicado: 12/06/2010 12:49 por iuristantum en o->

 

 

Cambio Climático: Una Verdad Incómoda

 

Disappear

Publicado: 12/06/2010 12:46 por iuristantum en o->

 

 

Michael Jackson

Publicado: 04/06/2010 19:14 por iuristantum en o->

 

 

 

Astor Piazzolla

Publicado: 04/06/2010 19:13 por iuristantum en o->

 

Más o menos.

 

Eric Clapton

Publicado: 03/06/2010 22:53 por iuristantum en o->

 

 

Gheorghe Zamfir

Publicado: 03/06/2010 22:52 por iuristantum en o->

 

 

Ennio Morricone

Publicado: 30/05/2010 17:19 por iuristantum en o->

 

...

 

Arvo Part

Publicado: 29/05/2010 20:36 por iuristantum en o->

 

 

Nick Cave

Publicado: 26/05/2010 13:14 por iuristantum en o->

 

 

Es una serpiente. En el buen sentido de la palabra.

 

Dos serpientes (quizá) mejor que una.

 

Javier Marías

Publicado: 26/05/2010 09:43 por iuristantum en o->

 

 

Que no se acabe la rabia

 

 

Gustavo Bueno

Publicado: 25/05/2010 15:40 por iuristantum en o->

Juan Eduardo Cirlot

Publicado: 15/05/2010 14:21 por iuristantum en o->

 

 


A Mitra


Dios con siete collares planetarios,
con mujeres de piedra y pensamiento,
con aullidos de cal en movimiento
con relieves y rojos santuarios.

Hasta las altas llamas son sudarios
ante tu desgarrado monumento
en el que sólo canta un elemento:
el amor que desfonda los sagrarios.

Bestia llena de flores y granates
halo de rosas roncas de rumores,
esposo repartido en el abismo…

Hablo de los pacíficos combates,
de los ciclos de música y colores.
Por las montañas hablo de mí mismo.

Constantino Kavafis

Publicado: 15/05/2010 14:17 por iuristantum en o->

 

Voces


Amadas, idealizadas voces
de aquellos que murieron, o de aquellos
perdidos para nosotros como los muertos.
A veces hablan en nuestros sueños;
a veces las oye nuestro espíritu en el pensamiento.
Y con su rumor por un instante regresan
ecos de la primera poesía de nuestra vida
como una música lejana que se apaga en la noche
.

 

Arnaldo Otegui

Publicado: 13/05/2010 22:31 por iuristantum en o->

 

 

Fernando Ramírez Suárez

Publicado: 10/05/2010 12:00 por iuristantum en o->

 

El poema de los hijos

 

No es exacto decir que

“hombro a hombro


trenzamos el poema de los hijos”.
No es exacto, mujer, porque tú fuiste
rueca, madeja e hilo; fuiste todo,
mientras yo apenas
palpaba con mis dedos
la calidad del paño, tu obra.


Antes, mujer, pasaron siete inviernos
de esperanzas baldías, amasadas

con lágrimas y sal.


Siete años largos
hasta que se hizo la luz, la primavera.
Y tus brazos, entonces, cuna fueron;
tu regazo, amorosa calidez;
tus senos, el venero de las aguas
más vívidas, más frescas,
donde aquellos dos brotes
echaron sus primeras ramas.
Así fuiste trenzando poco a poco
los versos de la estrofa inicial

del poema de los hijos.




Ahora, cuando anclamos en octubre,
cuando anuncian otoño nuestras vidas,
a madurar comienzan sus destinos,
a arrancarse de nuestro árbol
/>como caen las hojas y las flores
tan prontas a volar como hadas.


Ellos son el futuro, el fruto último
de un árbol cuyas hojas somos;
también son el comienzo de otros
inéditos poemas.

¡Tú: mi asiento!

 


Tranquilo azul de nuestra soledad.

 

*

 

Matar a la muerte


Tenemos enlodados los zapatos
y vestimos de 
smoking la mentira
procurando pisar sobre bien seco.
Quizás nos ufanamos con embustes
y cantamos el mar pomposamente.
Mas sólo hemos cruzado sobre el agua
sin mojarnos de sal las zapatillas,
gastando ocios en nuestros camarotes
con oros, copas, humos y quimeras.


La auténtica belleza submarina
hay que verla debajo de las olas
con los ojos abiertos a las sales
y los pies descalzos sobre el limo.
Yo creo que no hay milagro más hermoso
que un hombre que se rehace de su cieno;
o las algas y conchas que reviven
del lodo que se hundió en su propia sima.


Tal vez no saludamos a los muertos
porque no comprobamos si están vivos,
o si el agua divina de sus fosos
el milagro del cieno ha repetido.
Quizás mataron ya su propia muerte.

 

 

Victor Erice

Publicado: 03/05/2010 17:13 por iuristantum en o->

 

 

Chema Madoz

Publicado: 17/04/2010 13:17 por iuristantum en o->

 

 

Denise Levertov

Publicado: 16/04/2010 22:14 por iuristantum en o->


CITY PSALM

The killings continue, each second
pain and misfortune extend themselves
in the genetic chain, injustice is done knowingly,and the air
bears the dust of decayed hopes,
yet breathing those fumes, 
walking the thronged
pavements among crippled lives, jackhammers
raging, a parking lot painfully agleam
in the May sun, I have seen
not behind but within, within the
dull grief, blown grit, hideous
concrete facades, another grief, a gleam 
as of dew, an abode of mercy,
have heard not behind but within noise a humming that drifted into a quiet smile.
Nothing was changed, all was revealed otherwise;
not that horror was not, not that the killings did 
not continue,not that I thought there was to be no more despair,
but that as if transparent all disclosed
an otherness that was blessed, that was bliss.
I saw Paradise in the dust of the street.

 

 

Eduard Punset

Publicado: 03/04/2010 15:33 por iuristantum en o->

 

 

Desengañémonos: Punset hablará de ciencia y todo lo que tú quieras, pero lo hace con aires de brujo.

 

By Pseudópodo

 

By Magonia

 

By El Paleofreak

 

A título informativo. 

 

 

Un problema difícil

Publicado: 27/03/2010 22:55 por iuristantum en o->



 

       La primera cuestión es el dualismo. Se trata de una idea muy popular. Hace un tiempo la revista Edge convocó a su famosa pregunta con el clarín: «¿Cuál es tu idea peligrosa?» Si hubieran preguntado por la idea (falsa, digo yo) más incrustada en el hombre la respuesta habría de ser el dualismo cartesiano, es decir, la existencia de dos entidades separadas (mente y cuerpo). Uno de los rasgos fascinantes de la conversación de Blackmore es observar cómo el dualismo reaparece en el mismo corazón de los científicos. Por ejemplo en las posturas que mantienen David Chalmersel matrimonio Churchland. El primero dice que, aun en la hipótesis de que todas las funciones cerebrales queden algún día descritas, aún habrá algo que explicar; y ese algo es la conciencia, es decir la experiencia subjetiva del rojo, del dolor o del olor del café. Los Churchland lo niegan con ademán enérgico: la conciencia sólo ES esos procesos cerebrales y cuando queden aclarados el llamado «problema difícil» —exitoso copyright de Chalmers que alude a la dificultad de entender cómo tejidos cerebrales (objetivos) dan lugar a experiencias (subjetivas)— quedará aclarado también. Ya sabes que mi furioso materialismo, tan matrimonial por otra parte, está con los Churchland; pero aun tratando de ser imparcial lo cierto es que resulta fácil advertir en el discurso de Chalmer la vieja creencia de que debe-haber-algo-más. De ese dualismo más o menos enmascarado se deriva también una grave consecuencia epistemológica: Chalmer insinúa que «el problema difícil» no podrá resolverse jamás. Pat Churchland encuentra ridículo ese pesimismo. La inteligente e intensa señora Churchland, que no tiene apego a declarar que prefiere navegar en bote por los rápidos que ir a un museo.

       El segundo problema emergente es el libre albedrío, es decir, la capacidad de los hombres para decidir sus acciones. Si eso existe o no. Una gran mayoría de los conversadores opina que no existe y que todas las decisiones humanas están determinadas por sucesos biológicos y culturales (genes y memes) que vienen de atrás. Pero, llamativamente, todos ellos dicen vivir como si la libre elección existiera, porque un mundo sin la ilusión de la decisión les parece insoportable, moral y estéticamente. Sobresale la respuesta del físico Kevin O’Regan, un tipo realmente interesante especializado en los fenómenos de la percepción.

Sue: ¿Crees que tienes libre albedrío?

Kevin: Sí, como todo el mundo. Incluso los robots creen que tienen libre albedrío, aunque no lo tengan

 


http://www.arcadiespada.es/2010/03/27/27-de-marzo-2/



*

[¡El Notario!]


Estimado señor Espada:

Sobre el libre albedrío.

La tesis que considera que las decisiones humanas están determinadas (determinismo) pero que, pese a ello, realmente nos sentimos agentes libres se denominacompatibilismo.

El determinismo es la doctrina que entiende que cada evento, acción o elección, es el efecto o consecuencia de una previa cadena causal. La secuencia causal se retrotrae en cada caso tanto como sea preciso, y cada evento integrante de dicha serie es un efecto necesario, no meramente probable, de todo lo que antecede.

Tal afirmación es coherente con el hecho de que yo no soy una parte especial de la Naturaleza, sino que inexorablemente formo parte de su flujo causal que va del pasado hacia el futuro.

Tal determinismo es compatible con la innegable sensación subjetiva de libertad que experimentamos continuamente, ya que una y otra vez sentimos que decidimos una cosa (por ejemplo, escribir estas líneas) en lugar de otra (no hacerlo.)

De modo que estoy enjaulado por el determinismo. Ahora bien, la jaula en la que me encuentro se mueve conmigo cada vez que lo deseo (así lo siento cada vez que tomo una decisión.) Por tanto, quizás no tenga sentido hablar de jaula alguna. O posiblemente yo sea una marioneta, pero los hilos que me manejan son tan enormemente largos que no alcanzo a ver como es tal manejo, por lo que olvido o ignoro la existencia de tales hilos (por cierto, no hay divinidad: nadie maneja los hilos.)

No es extraño que la mayoría de los autores entrevistados en el libro de Blackmore sigan la línea compatibilista, ya que es mayoritariamente dominante en la doctrina. Yo la siento paradójica, pero simultáneamente la intuyo cierta.

[Ideas tomadas del excelente The Latest Answers to the Oldest Questions, de Nicholas Fearn.]

Un saludo,

José-María Navarro Viñuales, desde su jaula.

 

 

Jesus Venn

Publicado: 27/03/2010 19:44 por iuristantum en o->

 

 

Eugenio Recuenco II

Publicado: 26/03/2010 13:05 por iuristantum en o->

 

 

Chris Talbott

Publicado: 26/03/2010 13:00 por iuristantum en o->

 

 

 

El hijo único 

Lo veo chapotear en el estanque 
de la infancia, luchando por no hundirse
con flotadores en los brazos flacos;
de vacaciones con su madre, miro
cómo lee de un tirón una novela
en la cama, con sus anteojos gruesos,
mientras afuera brilla el sol y todos
los demás chicos juegan en el patio;
podría imaginármelo recluido
en su cuarto, escapando de la furia
de la madrastra joven; o en la escuela,
comprimiendo la panza en un intento
frustrado por atarse los cordones; 
lo contemplo aturdido en la cocina
mientras, en algún lado, carretea
el avión que está a punto de llevarse
su niñez para siempre; lo descubro 
precoz, temblando junto al río, mientras
aprende en medio de la noche helada
una gimnasia nueva en otro cuerpo; 
vuelvo a encontrarlo sobre el pasto húmedo,
bajo la bruma blanda de las drogas,
borracho, parloteando sin parar,
fumando un cigarrillo tras de otro
con un único amigo; lo sorprendo
atormentado por el sexo, a solas
frente al amor y su atavismo, lúcido
en ser ingenuo sin saberlo; miro
cómo se abren sus músculos y crece
la flor de su estatura; cómo, mientras
se va cubriendo de deseo ajeno,
lo quema como un rayo silencioso
el suyo propio; en la universidad,
lo veo con la mano levantada
hacer una pregunta inconveniente;
lo miro convertirse, en poco tiempo,
en un novio serial, en el marido
más probable; lo encuentro con los ojos
abiertos, en la noche conyugal,
mirando las esquirlas de la luz
que pasan a través de la persiana
entrecerrada y flotan por el techo;
lo veo suspendido por el aire 
en su asiento asignado, sin poder
dormir, con el estómago revuelto
por su futura decisión, y un vaso
de plástico en la mano; lo descubro
solo otra vez, perdido entre la música,
con los dientes cubiertos de cemento,
intentando aprender cómo se vive
de un fogonazo cegador a otro;
observo cómo flota entre lo frágil,
de espaldas, mansamente; lo contemplo
recluïdo en sí mismo, encaramado
al borde de su propia juventud.
*
The Lefties 

Face to face before the mirror, they seek
each other’s best hand -- they write
with their fingers in the night’s moist air
& stare while they sip the liquor
of consciousness -- they make
a point to back away -- they tangle up
in telephone wire & are rewoven
in the morning sun -- they play hide & seek
in the immediate & the oblique, & stay close
to the wild heart -- they listen to the deaf
music of the body -- detachment finds them
at home again -- dusk falls -- they take a broom
& try to free a restless dragonfly,
stuck & buzzing on the ceiling
of their rooms -- they sink
in deep silence & take shelter in the work
of muscle & spirit -- both mute, they speak
telepathically when night falls upon the fields
before the storm -- a ray of lightning strikes
nearby & holds them in an instant
of sheer light, while the wind blows, opening
& closing the window of their opportunity.

 

Sufjan Stevens

Publicado: 25/03/2010 12:07 por iuristantum en o->

 

 

Alex Ten Napel

Publicado: 25/03/2010 11:59 por iuristantum en o->

 

http://www.alextennapel.nl/

 

(Especialmente la serie 'Alzheimer')

 

Leonard Cohen

Publicado: 21/03/2010 23:52 por iuristantum en o->



It's four in the morning, the end of December 
I'm writing you now just to see if you're better 
New York is cold, but I like where I'm living 
There's music on Clinton Street all through the evening. 
I hear that you're building your little house deep in the desert
You're living for nothing now, I hope you're keeping some kind of record. 

Yes, and Jane came by with a lock of your hair 
She said that you gave it to her 
That night that you planned to go clear 
Did you ever go clear? 

Ah, the last time we saw you you looked so much older 
Your famous blue raincoat was torn at the shoulder 
You'd been to the station to meet every train 
And you came home without Lili Marlene 

And you treated my woman to a flake of your life 
And when she came back she was nobody's wife. 

Well I see you there with the rose in your teeth 
One more thin gypsy thief 
Well I see Jane's awake -- 

She sends her regards. 

And what can I tell you my brother, my killer 
What can I possibly say? 
I guess that I miss you, I guess I forgive you 
I'm glad you stood in my way. 

If you ever come by here, for Jane or for me 
Your enemy is sleeping, and his woman is free. 

Yes, and thanks, for the trouble you took from her eyes 
I thought it was there for good so I never tried. 

And Jane came by with a lock of your hair 
She said that you gave it to her 
That night that you planned to go clear -- 

Sincerely, L. Cohen


 

Fernando Savater

Publicado: 24/01/2010 15:27 por iuristantum en o->

 

 

Dos cabalgan juntos


         Suele decirse, es casi un lugar común, que los grandes escritores padecen un purgatorio más o menos largo de indiferencia tras su muerte. Algunos salen de él fortalecidos y eternos, otros permanecen incurablemente en el olvido. Pero Albert Camus representa una notable excepción a esta regla: a 50 años de su muerte temprana en un accidente de carretera, su figura intelectual ha aumentado sin cesar de tamaño y es hoy más prestigiosa que nunca.

Aún más sorprendente resulta la casi total unanimidad encomiástica que le rodea. Las polémicas y críticas acerbas que acompañaron la mayor parte de su vida creadora parecen haber desembocado hoy en un plácido estuario de reconocimiento sin fisuras. Resulta casi inevitable preguntarse si tanta aceptación no encierra un malentendido (el propio Camus dijo que el éxito suele implicarlo) o incluso una forma de olvido más soterrada y por tanto más difícilmente remediable.

Desde luego, abundan los motivos para recordar hoy a Camus con especial aprecio y simpatía. Para empezar, los acontecimientos históricos han venido a demostrar que en asuntos esenciales tenía razón: sobre todo en su denuncia del totalitarismo estalinista. Pocos años después de su muerte, Jruschov comenzó pudorosamente a desvelar la realidad atroz de la Rusia soviética, que los más furibundos detractores de Camus se negaban a admitir. A partir de ese momento -y sobre todo desde la caída del muro de Berlín- el comunismo realmente existente perdió casi todos sus abogados intelectuales y ha revelado sin paliativos su fracaso político y su desastre moral. La denuncia de Camus, que en su día fue malinterpretada o denostada, se ha convertido hoy en un tópico que casi todo el mundo suscribe sin rodeos.

Aún más. El lenguaje teológico puesto al servicio del exterminio de seres humanos era uno de los temas fundamentales estudiados en El hombre rebelde. Camus comprendió bien hasta que punto la búsqueda del absoluto puede convertirse en justificación para pisotear los derechos humanos más elementales. Cuando publicó su célebre ensayo, la invocación inquisitorial de motivaciones religiosas para persecuciones y matanzas parecía algo del pasado, pero medio siglo más tarde ha vuelto a ponerse de trágica actualidad.

Entonces se pensaba que las ideologías políticas (nacionalismo, nazismo, bolchevismo, etcétera) habían venido a sustituir al furor teológico de las religiones, pero hoy vemos que -tras la decadencia de esas ideologías digamos "laicas"- son de nuevo las coartadas religiosas las que regresan para legitimar atentados mortíferos, matanzas tribales, deportaciones masivas o bombardeos preventivos.

La denuncia de Camus en su día sonaba a algunos como una concesión al "idealismo" o al "espiritualismo" que desconoce las motivaciones socioeconómicas: resulta hoy una precursora señal de alarma.

Esta denuncia del totalitarismo y del terrorismo, que se adelanta a los acontecimientos venideros, ha conseguido hoy aplauso general para Albert Camus, entre los conservadores de derechas y también entre muchos izquierdistas arrepentidos. Pero este aprecio póstumo puede ocultar, como decíamos, un cierto malentendido y hasta un olvido selectivo de una parte importante del pensamiento político y moral de Albert Camus. Porque en su obra no hay un rechazo global sino más bien una exigencia ética de la rebelión: "Yo me rebelo, luego nosotros somos". Decir "no" y rebelarse contra la injusticia y la desigualdad social ("la sociedad del dinero y de la explotación no se ha encargado nunca, que yo sepa, de hacer reinar la libertad y la justicia"), contra la opresión colonial de los países más desfavorecidos, contra la pena de muerte, contra la utilización de armas atómicas... Todo eso también formó parte central de sus manifestaciones políticas. Albert Camus fue crítico con la revolución que entroniza el terror y la violencia como dioses justicieros, confundiendo la depuración con el camino de la pureza, pero no fue un conformista ni un cínico que acepta sin más -en nombre del orden sacrosanto- los peores manejos de la razón de Estado. Fue moralmente exigente con la rebeldía (sostuvo que en política deben ser los medios quienes justifiquen el fin y no al revés), pero sin duda fue también un rebelde: "La rebelión no es en sí misma un elemento de civilización. Pero es previa a toda civilización".

Probablemente el intelectual del siglo XX con quien más tiene en común Albert Camus, hasta la coincidencia casi desconcertante, es George Orwell. Y no sólo por similitudes biográficas, como que ambos fueron tuberculosos, ambos murieron (aunque por causas distintas) a los 47 años, ambos tuvieron una preocupación especial por la guerra civil de España y su tragedia posterior y ambos padecieron la maledicencia calumniosa de muchos colegas comprometidos con el disimulo o la minimización de la realidad totalitaria comunista. Hay además otras concordancias esenciales. Una de las principales es la importancia concedida al lenguaje y a la sinceridad que lo emplea en busca, ante todo, de la verdad.

Orwell denunció: "El lenguaje político -y con variaciones esto es válido para todos los partidos políticos, desde los conservadores a los anarquistas- es empleado para que las mentiras parezcan verdaderas y el crimen respetable, y para dar apariencia de solidez a lo que es puro humo". Y concluyó: "El gran enemigo del lenguaje claro es la insinceridad".

Por su parte, Camus señaló: "He escuchado tantos razonamientos que han estado a punto de hacerme dar vueltas la cabeza, y que han hecho dar a otros vueltas la cabeza hasta hacerles consentir en el asesinato, que he llegado a comprender que toda la desdicha de los hombres proviene de que no tienen un lenguaje claro. He tomado entonces el partido de hablar y actuar claramente para volver a ponerme en el buen camino. Por consiguiente digo que hay las atrocidades y víctimas, y nada más" (La peste).

Tanto uno como otro fueron explícitamente contrarios al culto del músculo y la fuerza como garantía de eficacia para resolver los conflictos, aunque Camus simpatizó más con el pacifismo y las doctrinas gandhianas de la no violencia (para Orwell "el pacifismo es más una curiosidad psicológica que un movimiento político").

Y ambos criticaron el nacionalismo: Camus escribió a su imaginario amigo alemán que él "amaba demasiado a su país para ser nacionalista" y Orwell unas perspicaces y siempre actuales Notas sobre el nacionalismo en las que dejó caer esta observación de largo alcance: "Todo nacionalista está obsesionado por la creencia de que el pasado puede ser alterado".

Pero cada uno de ellos se interesó a su modo por el patriotismo, entendido como ciudadanía compartida y no como etnia de pertenencia.

Orwell se asombraba en 1940 (probablemente pensando en el grupo de Bloomsbury o gente parecida) de que Inglaterra fuese "el único gran país cuyos intelectuales se avergüenzan de su propia nacionalidad" y deseaba para el futuro que "el patriotismo y la inteligencia volviesen a ir juntos de nuevo".

Por su parte Camus, en el prefacio a sus Crónicas argelinas, en las que expuso una postura que desagradaba a casi todos, dice: "Desde la derecha se ha emprendido, en nombre del honor francés, lo que era más contrario a tal honor. Desde la izquierda, frecuentemente y en nombre de la justicia, se ha excusado lo que era un insulto a toda verdadera justicia. La derecha ha cedido así la exclusiva del reflejo moral a la izquierda, la cual le ha cedido a su vez la exclusiva del reflejo patriótico. El país ha sufrido dos veces".

Tuviesen o no razón en sus opiniones y actitudes políticas, tanto Camus como Orwell fueron librepensadores. Es decir, sostuvieron principios y argumentos, no partidos. Rechazaron algo muy frecuente, el escándalo selectivo, las condenas que siempre barren para casa y silencian lo que perjudica a nuestro convento. Cincuenta años después, reciben incienso de los mismos que hoy excomulgan a quienes se comportan como ellos: la hipocresía es el tardío homenaje que el sectarismo rinde a quienes han dejado de ser molestos. ¿Victoria póstuma o dulce derrota definitiva?


 

Escepticismo y big bang

Publicado: 23/01/2010 10:46 por iuristantum en o->

 


«Cultura vudú».

 

Estaba cantado que en algún lugar de los periódicos iba a encontrarme con el sintagma. Y es que alguien ha debido de hacerles vudú a los pobres haitianos. En algún lugar, pero no, desde luego, en la columna del divulgador científico Punset.

«Antes de inaugurar allí mi residencia de tres años, yo estaba convencido de la importancia de la ciencia y la tecnología; en otras palabras, que el ritmo de los cambios técnicos era más rápido y duradero que los cambios mentales. En Haití descubrí que aquellos podían palidecer y hasta desvanecerse bajo el influjo de la cultura vudú.»

 

No habría estado de más que Punset hubiese aludido al influjo de las matanzas de los Duvalier y a la utilización (puramente medieval) que hicieron de la santería para mantenerse en el poder.

Otro párrafo:

«Bastaba con contemplar a Origènes, el tonton-macoûte que me hacía de chófer, relacionarse con la gente, para descubrir que sabía menos política monetaria que yo, pero mil veces más de la química del amor y de las emociones humanas, del impacto del ritmo de la música y de la pintura naif en el alma naif. Desde entonces tengo una visión más equilibrada de la vida y del universo.»

 

Los tonton, es decir, los matones de los Duvalier. Bien, de acuerdo, no todos lo serían. Pero ese «mil veces más». Ese obsceno tópico dualista de que la razón reemplaza a la emoción. Que la aniquila.

 

*

La pregunta de Edge.

 

Menos interesante que la de otros años. Y más previsible. Y hasta un punto magufa. Porque, en efecto, la hipótesis de que internet haya cambiado nuestro modo de pensar parece más poética que científica. Pensamiento geek. En este sentido, la respuesta de Pinker es convincente y terminante. Me interesa mucho lo que dice Rich Harris, como siempre. Que poco tiene que ver con la pregunta.

«Internet dispensa información del modo en que un bote de ketchup dispensa ketchup. Al principio había muy poca, ahora hay mucha. En medio, hubo la quietud del punto medio (just-enoughness). Para mí duró diez años. Fueron los mejores años de mi vida.»

 

Humm... Tan nuevo e internet ya segrega melancolías. El estilo extraño, tan seductor, de pensar y de decir de Harris. Quizá haya algo veraz ahí que sobrepasa la melancolía y los buenos tiempos previos a que los bárbaros descubrieran la red. Algo más, tal vez, que la constatación de que todo acaba por joderse.

Hace diez años ocurrió el big bang. Y estamos saliendo del paraíso. Es decir que lo bueno viene ahora. Pero duele, claro. Lo real duele.

 

 

Metallica

Publicado: 23/01/2010 10:42 por iuristantum en o->

 

 

Johnny Cash

Publicado: 25/07/2009 13:51 por iuristantum en o->

 

 

 

W.B. Yeats

Publicado: 25/07/2009 12:27 por iuristantum en o->

 

 

Una canción de hadas 

                              Cantada por el pueblo de las hadas para Diarmuid y Grania, en su sueño nupcial, debajo de un cromlech.

Nosotras somos viejas y felices,
más que viejas, viejísimas
miles de años, miles, miles de años,
si a todas nos dijeran:

Den a estos niños, vueltos hoy del mundo,
el amor y el silencio,
las largas horas donde cae el rocío,
y los astros del cielo:

Den a los niños, vueltos hoy del mundo,
descanso de los hombres.
¿Habría algo mejor, algo mejor?
Dígannos, pues, ahora:

Nosotras somos viejas y felices,
más que viejas, viejísimas,
miles de años, miles, miles de años,
si a todas nos dijeran.

 

(José Antonio) Miquel Silvestre

Publicado: 25/07/2009 11:09 por iuristantum en o->

 

 

              Creo que, en general, hay muy pocas ideas. Las ideas son muy caras, exigen pensar, y ya sabe usted que, en España, de cada cinco cabezas, una piensa y las demás embisten. Lo que sí abundan son los prejuicios. Un prejuicio es una línea de puntos que tenemos que rellenar. Es como si nos dijeran: Si los empresarios gordos son fascistas y explotadores, don Zacarías, mi obeso jefe que me obliga a trabajar para pagarme el salario es..." y ahí ponemos "un fascista". Y ya tenemos completa toda una oración. Y así, poco a poco, prejuicio a prejuicio, podemos hacer una novela de mil páginas, una crónica periodística o un discurso político.


*


        Busco el humor, pero el humor atroz de la sonrisa de un caníbal. La transgresión como actitud deliberada es hoy el ademán más burgués y afectado posible. Hoy ser excéntrico, rebelde, inconformista o loco romántico, es ser un atocinado funcionario cultural.


*

 

         Estéticamente, el fracaso es mucho más atractivo que el éxito. El fracaso fácilmente incita a la empatía y a la compasión, sin embargo, la exhibición del éxito resulta pornografica. Genera rechazo. Además, nuestra esencia cultural es judeocristiana, y como tal exalta el sufrimiento, la pasión, el dolor. Me siento más cercano de los antihéroes que de los triunfadores. Ahora  bien, no trato de exaltar el fracaso como virtud ética, porque, éticamente, el fracaso no ennoblece en absoluto. Por el contrario, propicia el victimismo y la reclamación perpetua de desagravios. La víctima lo es para siempre por el propio interés de justificar sus crímenes, siempre se considera injustamente tratada y por tanto nunca está satisfecha, cualquier exceso cree tenerlo permitido pues siempre parte de una injusticia imposible de compensar. 

 

*

 

              El arte es aquello que nos saca de aquí, dijo Pessoa. 

 

*

 

         El paso por la universidad se ha considerado en España casi como una condición sine qua non para ser algo en la vida. Es un pensamiento tan cojo como cualquier otro prejuicio, pero es una realidad sociológica en un país que tradicionalmente ha despreciado el trabajo manual. Debemos ser los tíos del mundo que más envidiamos el vivir sin dar golpe; será cosa de la herencia católica, tan contrapuesta a la calvinista. Nunca he destacado por mi valentía, así que me sometí a ese prejuicio sin demasiada resistencia y sin ninguna vocación. Dicho esto, reconozco que me divertí mucho en mi época de estudiante, que apenas pisé un áula y que salí de allí sabiendo lo mismo que el resto de mis compañeros: nada.


*


         La  carrera de Derecho me ha servido para dejar de ser anarquista y para entender la vida como un conglomerado de egoísmos en competencia. El Derecho tiene en común con la Literatura que ambos tratan de explicar la existencia con palabras. Sin embargo, el Derecho es más ingenuo que la Literatura porque tiene de sí mismo la impresión de que sirve para algo. La Literatura, afortunadamente, es el territorio de la inutilidad consciente. 


http://miquelsilvestre.com/

 

Guillaume Apollinaire

Publicado: 04/07/2009 13:06 por iuristantum en o->

 

El adiós

 

Esta brizna de brezo he recogido.
El otoño está muerto. No lo olvides.
No nos veremos más sobre la Tierra,
brizna de brezo, aroma de los tiempos.
Y no te olvides de que yo te espero.

 

 

César Vallejo

Publicado: 12/06/2009 19:16 por iuristantum en o->

 

 

Cual mi explicación. 

Esto me lacera de tempranía. 

Esa manera de caminar por los trapecios. 

Esos corajosos brutos como postizos. 

Esa goma que pega el azogue al adentro. 

Esas posaderas sentadas para arriba. 

Ese no puede ser, sido. 

Absurdo. 

Demencia. 

Pero he venido de Trujillo a Lima. 
Pero gano un sueldo de cinco soles. 


 

Walter Benjamin & George Steiner

Publicado: 07/06/2009 16:18 por iuristantum en o->

 

 

     De todo esto estaba Kafka absolutamente seguro: primero, de que alguien debe de ser un estúpido si ayuda; segundo, que sólo la ayuda de un estúpido es una ayuda verdadera. Lo único inseguro es: ¿Puede no obstante esa ayuda servir de algo a un ser humano?


*


      Obsérvese -y esto es típico de las alegorías de la lectura de Benjamin- cómo el análisis mismo deviene una parábola a la manera de Kafka.

 

 

Julián Marías

Publicado: 18/04/2009 11:47 por iuristantum en o->



            En El fantasma y la Sra. Muir, esa maravillosa película de Mankiewicz que Javier Marías nos enseñó a mirar tan bien, ocurre algo inédito en la historia del cine: el espectador desea que se muera la protagonista, porque sólo ese puede ser el final feliz (final feliz asegurado, por otra parte; como dice Jünger: "A un hombre podrán fallarle todas las citas que tenga previstas a lo largo de su vida -menos una: la cita con la muerte"). La Sra. Muir se ha enamorado del fantasma del capitán, pero éste se ha desvanecido definitivamente y la Sra. Muir sólo podrá reunirse con él cuando muera.

Con el padre de Javier Marías, don Julián, ha pasado lo mismo. Desde que murió su mujer en 1977 se limitó a ser (como dice hoy Eduardo Jordá en un precioso artículo) "un superviviente". Recuerdo un programa radiofónico del Loco de la Colina de principios de los ochenta: Julián Marías se puso a llorar mientras recordaba a su esposa. Durante unos interminables segundos sólo pudimos escuchar los gemidos de dolor de ese hombre. Fue algo intenso, verdadero: lo contrario de los lloriqueos fraudulentos que vendrían después con la televisión basura. No sé por qué, pero aquella noche se me quedó grabada. Luego he venido contemplando a Julián Marías, respetando su limpio cristianismo desde mi estrépito nietzscheano. Un hombre digno que no se vendió nunca, y que por eso proponía la reconciliación en medio de la abyección guerracivilista de los ex-grapo que ahora son neofranquistas, por un lado, y los ex-falangistas reconvertidos en socialdemócratas, por el otro. Frente a ambos, la integridad moral: la decencia. Y por debajo de todo, su duelo amoroso que sólo ha terminado con la muerte. Siempre me acordé, pensando en Julián Marías, de estas hermosas palabras que le dedicó Camus a Breton: "En su perro tiempo, y no se puede olvidar esto, es el único que ha hablado profundamente del amor. El amor es la moral angustiada que ha servido como patria a este exiliado."

Pero alegrémonos: la Sra. Muir ya está otra vez junto al fantasma.

 

 

Bassui Tokusho

Publicado: 18/04/2009 11:43 por iuristantum en o->

 

 

Mira al frente. ¿Qué hay?
Si lo ves tal cual es
Nunca errarás.

 

José Antonio Montano

Publicado: 17/04/2009 22:41 por iuristantum en o->

 

 

          Encuentro por ahí el entrañable Cuestionario Proust y me animo a responderlo una vez más:

Los principales rasgos de mi carácter
El talento, la gracia, la ligereza, esta lucidez a veces feliz, a veces insoportable... y, por supuesto, mi cándida desesperación.

La cualidad que prefiero en un hombre
Su desprendimiento económico.

La cualidad que prefiero en una mujer
Que resulte baratita (sobre todo sentimentalmente).

Lo que más aprecio de mis amigos
La conversación chispeante, y el que me pueda despedir de ellos sin demasiadas explicaciones (acepto que sea también viceversa).

Mi principal defecto
Cada 30 de febrero siento un doloroso arrebato de humildad.

Mi ocupación favorita
Siempre estoy o follando o pensando (nunca las dos cosas a la vez; aunque las vivo de manera cruzada: follar me estimula el pensamiento, pensar me pone cachondo).

Mi sueño de felicidad
Aprender al sol.

Lo que para mí sería la mayor desgracia
No aprender nunca (y que encima esté nublado).

Quién me gustaría ser
El hombre en cuyo abrazo desfallecía Beatriz Viterbo.

Dónde me gustaría vivir
En una chabola (¡climatizada!) en lo alto del Pan de Azúcar.

Mi color preferido
El de ese divino oscurecimiento de la carne, progresivo, en anti-sfumatto, que rodea el ano de las mujeres.

La flor que más me gusta
Naturalmente, como diría Darío: la rosa sexual.

Mi ave favorita
Cualquier pájaro enjaulado que no cante. (A los canarios y jilgueros que no cesan de cantar les deseo un futuro de pajarito frito.)

Mis autores preferidos
Primer deslinde: que no sean barrocos. Y, de entre los no barrocos, aquellos en cuyas frases se engarzan inteligencia y emoción.

Mis poetas favoritos
Vale aquí también lo de antes, aunque en poesía sí sé disfrutar del barroquismo. Por ejemplo: adoro a Góngora, adoro el Polifemo (pero si tengo que elegir, prefiero a Garcilaso o al capitán Aldana).

Mis héroes de ficción
El cabo atrapado de Jean Renoir, el Sherlock Holmes de Billy Wilder y el Cary Grant de Encadenados.

Mis heroínas de ficción
La Ingrid Bergman de Encadenados, Irma la Dulce y la Félicie del Cuento de invierno de Eric Rohmer.

Mis compositores preferidos
Monteverdi, Mozart, Schubert, Pixinguinha, Noel Rosa, Cartola, Chico Buarque, João Donato, Antonio Carlos Jobim y Luixy Toledo.

Mis artistas favoritos
Tiziano y Marcel Duchamp.

Mis héroes en la vida real
Hoy en día, los ciut-adanes.

Mis heroinas históricas
Mesalina y todas las que se abrieron de patas para gozar ellas mismas, y de paso desprestigiar a sus envarados "grandes hombres".

Los nombres que más me gustan
Ultimamente, los de los mafiosos que salen en Los Soprano. El que más: Ralph Cifaretto. Y en lo que a nombres de lugares se refiere: sin duda, Plaza de Uncibay y Rua Visconde de Pirajá.

Lo que más odio
El abuso de poder, la falta de magnanimidad. El sectarismo. La fe ciega. La mezquindad. La pomposidad. La cursilería.

Los personajes históricos que menos me gustan
Primero: los muy crueles. Segundo: los muy bobos.

La campaña militar que más admira
Lo del paso de las Termópilas no estuvo nada mal. Fue el Little Big Horn de los espartanos: murieron con las sandalias puestas.

La reforma que más aprecio
No ha llegado aún. Sería la implantación de aquella asignatura que proponía Savater como alternativa a la clase de religión en el bachillerato. Se llamaría "Asignatura Condorcet" y consistiría en un relato a los alumnos de todas las atrocidades que se habían cometido en nombre de la religión cada día del año. Una suerte de Efemérides Fanática, o de Santoral Asesino.

El don de la naturaleza que me gustaría tener
Me gustaría ser capaz de producir un tsunami cada diez años (donde yo eligiera).

Cómo me gustaría morir
Con noventa y nueve años, tiroteado por mi mejor discípulo porque me ha pillado en la cama con su joven y bella esposa (ella se salva).

El estado actual de mi espíritu
Desclasado.

Las faltas que puedo soportar
Las que aún están por cometerse.

Mi lema
"Hay que huir, en la medida de lo posible, de ese tipo humano al que todos nos parecemos" (André Breton).

 

 

Arturo Pérez Reverte

Publicado: 10/03/2009 16:51 por iuristantum en o->

 

A Carlota

 

 

 

             Todo el mérito es tuyo; tienes mi palabra de honor. Quizá el botín de tan larga campaña –y lo que te queda todavía– no sea lo dorado y brillante que uno espera cuando la inicia, a los doce o trece años, con los ojos fascinados de quien se dispone a la aventura. Pero es un botín, es tuyo, es lo que hay, y es, te lo aseguro, mucho más de lo que la mayor parte de quienes te rodean obtendrán en su miserable y satisfecha vida. Tú has abordado naves más allá de Orión, recuerda. Tienes la mirada de los cien metros, esa que siempre te hará diferente hasta el final. Fuiste, vas, irás, esos cien metros más lejos que los otros; y durante la carrera, hasta que suene el disparo que le ponga fin, habrás sido tú y habrás sido libre, en vez de quedarte de rodillas, cómoda y estúpida, aguardando. 

Ahora sabes que todo merece la pena. La larga travesía por ese mundo de méritos numéricos y ausencia de reconocimiento, donde te viste obligada a arrastrar contigo al niño de papá, al tonto del haba, al inútil carne de matadero, con tal de llevar a buen término el trabajo para el que te bastabas en solitario. Has crecido y sabes que las oportunidades no estaban en los otros, sino en ti. Que no había nada malo en aquella chica tímida que se llevaba libros a las horas libres de tutoría; que buscaba la mirada de los profesores inteligentes, no para hacerles la pelota, sino por sentirse cómplice y no estar sola. La jovencita que sobrecargaba la mochila con El guardián entre el centeno o El señor de los anillos, que en la excursión del cole a Madrid prefería ver el Planetario, el Prado o el Reina Sofía a dejarse la garganta en el parque de atracciones. Que se enfrentaba a la hostilidad de compañeros cretinos porque era la única que había leído las Sonatas de Valle-Inclán o sabía quién era Wilkie Collins. Ahora que miras hacia atrás con madurez, comprendes que cada vez que alguien ninguneó tu forma de ser, te insultó, te miró por encima del hombro, no hizo sino precipitar tu aprendizaje y tu lucidez. Tu certeza de ser mejor, más despierta y diferente.

Mírate ahora. Qué lejos estás de tanto borrego y tanto buey. Entras en la edad adulta sin que nadie pueda imponerte una sonrisa falsa cuando el mundo y su estupidez, su envidia, su mezquindad, te hagan fruncir el ceño. Ahora tienes la certeza de que no te equivocaste, y de que la niña callada en el banco del fondo puede ser vengada por la mujer que hoy la recuerda. Sabes ya que puedes ser feliz a tu manera y no a la de otros, con tus libros, con tus películas, con tu familia, con esos amigos que no sabes cuánto tiempo van a durar y por eso aprecias tanto, con la mirada serena que ahora posas a tu alrededor, en la calle, en el trabajo, en la vida. En la muerte. Ahora sabes que la virtud, en el más hondo sentido de la palabra, está en ese aguante de tantos años, cuando cerca estuvieron de convertirte en otra. Comprendes al fin que los malos profesores son un accidente sin demasiada importancia, pues eres tú quien aprende; y la vida, incluso con sus insultos, con sus malvados, con sus tragedias, con sus reglas implacables, la que te enseña. Nadie dijo que fuera fácil. 

El otro día fuiste a ver Salvador y saliste del cine asombrada, llorando. No por la película, ni por la suerte del protagonista, sino por la certeza de que los ideales de aquel muchacho ya no tienen sentido, porque ninguno los sustituye ahora, porque la gente de tu edad se divide en dos grandes grupos: una minoría de analfabetos desorientados, pasto de demagogia barata en manos de políticos sin escrúpulos, y una masa inerte cuya única aspiración es salir en Gran Hermano o ponerse hasta arriba el sábado por la noche; jóvenes con garganta y sin nada que gritar, que se irían por la pata abajo puestos en la piel de Salvador Puig Antich, o a los que, viendo El crimen de Cuenca, la sola visión del garrote vil haría cerrar los ojos con escalofríos en la nuca. Pero tus lágrimas, amiga, demuestran que tienes razón. Que no te equivocaste al amar al conde de Montecristo y al Gabriel Araceli de Galdós, al buscar el secreto genial de un soneto de Borges o Quevedo, al transitar, jugándotela, por los senderos sin carteles luminosos en los pasillos oscuros de la Historia. Al hacer de cada esfuerzo, de cada miedo, de cada desengaño, de cada ilusión y de cada libro, un martillo con el que picar los muros espesos que te rodean. 

Y si algún día tienes hijos, intenta que sean como tú. Como esos tipos flacos de los que hablaba Julio César, a la manera de Casio: gente de dormir inquieto, peligrosa y viva. La que quita el sueño a los apoltronados y a los imbéciles. 

 

 

Chumy Chúmez

Publicado: 28/02/2009 14:28 por iuristantum en o->
20090228142856-chumi-c.jpg

 

 

Pedro Damián

Publicado: 28/02/2009 14:27 por iuristantum en o->

 

 

Dice que Dios, si quiere, puede hacer que el gallo se levante de la olla y cante.

Si Dios quiere.

Que el principio de no contradicción no es su ley. Que puede hacer que Roma no haya sido fundada.

La naturaleza, por otra parte, sigue enamorada de Aristóteles.


¿La vida es ciencia y la literatura teología?



Sic et non, et tout le reste est littérature.

 

 

Robert Hass

Publicado: 28/02/2009 11:02 por iuristantum en o->



All the new thinking is about loss.
In this it resembles all the old thinking.
The idea, for example, that each particular erases
the luminous clarity of a general idea. That the clown-
faced woodpecker probing the dead sculpted trunk
of that black birch is, by his presence,
some tragic falling off from a first world
of undivided light. Or the other notion that,
because there is in this world no one thing
to which the bramble of blackberry corresponds,
a word is elegy to what it signifies.
We talked about it late last night and in the voice
of my friend, there was a thin wire of grief, a tone
almost querulous. After a while I understood that,
talking this way, everything dissolves: justice,
pine, hair, woman, you and I. There was a woman
I made love to and I remembered how, holding
her small shoulders in my hands sometimes,
I felt a violent wonder at her presence
like a thirst for salt, for my childhood river
with its island willows, silly music from the pleasure boat,
muddy places where we caught the little orange-silver fish
called pumpkinseed. It hardly had to do with her.
Longing, we say, because desire is full
of endless distances. I must have been the same to her.
But I remember so much, the way her hands dismantled bread,
the thing her father said that hurt her, what
she dreamed. There are moments when the body is as numinous
as words, days that are the good flesh continuing.
Such tenderness, those afternoons and evenings,
saying blackberry, blackberry, blackberry.

 

 

Bree Nordenson

Publicado: 09/02/2009 15:32 por iuristantum en o->

 

 

Sobrecarga

 

 

 

 

Richard Dawkins

Publicado: 07/02/2009 11:56 por iuristantum en o->

 


Querida Juliet:

 

 

Ahora que has cumplido 10 años, quiero escribirte acerca de una cosa que para mi es muy importante. ¿Alguna vez te has preguntado cómo sabemos las cosas que sabemos? ¿Cómo sabemos, por ejemplo, que las estrellas que parecen pequeños alfilerazos en el cielo, son en realidad gigantescas bolas de fuego como el Sol, pero que están muy lejanas? ¿Y cómo sabemos que la Tierra es una bola más pequeña, que gira alrededor de esas estrellas, el Sol?

La respuesta a esas preguntas es "por la evidencia". A veces, "evidencia" significa literalmente ver (u oír, palpar, oler) que una cosa es cierta. Los astronautas se han alejado de la Tierra lo suficiente como para ver con sus propios ojos que es redonda. Otras veces, nuestros ojos necesitan ayuda. El "lucero del alba" parece un brillante centelleo en el cielo, pero con un telescopio podemos ver que se trata de una hermosa esfera: el planeta que llamamos Venus. Lo que aprendemos viéndolo directamente (u oyéndolo, palpándolo, etc.) se llama "observación".

Muchas veces, la evidencia no sólo es pura observación, pero siempre se basa en la observación. Cuando se ha cometido un asesinato, es corriente que nadie lo haya observado (excepto el asesino y la persona asesinada). Pero los investigadores pueden reunir otras muchas observaciones, que en un conjunto señalen a un sospechoso concreto. Si las huellas dactilares de una persona coinciden con las encontradas en el puñal, eso demuestra que dicha persona lo tocó. No demuestra que cometiera el asesinato, pero además pueda ayudar a demostrarlo si existen otras muchas evidencias que apunten a la misma persona. A veces, un detective se pone a pensar en un montón de observaciones y de repente se da cuenta que todas encajan en su sitio y cobran sentido si suponemos que fue Fulano el que cometió el asesinato.

Los científicos -especialistas en descubrir lo que es cierto en el mundo y el Universo- trabajan muchas veces como detectives. Hacen una suposición (ellos la llaman hipótesis) de lo que podría ser cierto. Y a continuación se dicen: si esto fuera verdaderamente así, deberíamos observar tal y cual cosa. A esto se llama predicción. Por ejemplo si el mundo fuera verdaderamente redondo, podríamos predecir que un viajero que avance siempre en la misma dirección acabará por llegar al mismo punto del que partió. Cuando el médico dice que tienes sarampión, no es que te haya mirado y haya visto el sarampión. Su primera mirada le proporciona una hipótesis: podrías tener sarampión. Entonces, va y se dice: "Si de verdad tiene el sarampión, debería ver...." y empieza a repasar toda su lista de predicciones, comprobándolas con los ojos (¿tienes manchas?), con las manos (¿tienes caliente la frente?) y con los oídos (¿te suena el pecho como suena cuando se tiene el sarampión?). Sólo entonces se decide a declarar "Diagnóstico que la niña tiene sarampión". A veces, los médicos necesitan realizar otras pruebas, como análisis de sangre o rayos x, para complementar las observaciones hechas con sus ojos, manos y oídos.

La manera en que los científicos utilizan la evidencia para aprender cosas del mundo es tan ingeniosa y complicada que no te la puedo explicar en una carta tan breve. Pero dejemos por ahora la evidencia, que es una buena razón para creer algo, porque quiero advertirte en contra de tres malas razones para creer cualquier cosa: se llaman "tradición", "autoridad" y "revelación".

Empecemos por la tradición. Hace unos meses estuve en televisión, charlando con unos 50 niños. Estos niños invitados habían sido educados en diferentes religiones: había cristianos, judíos, musulmanes, hindúes, sijs...El presentador iba con el micrófono de niño en niño, preguntándoles lo que creían. Lo que los niños decían demuestra exactamente lo que yo entiendo por "tradición". Sus creencias no tenían nada que ver con la evidencia. Se limitaban a repetir las creencias de sus padres y de sus abuelos, que tampoco estaban basadas en ninguna evidencia. Decían cosas como "los hindúes creemos tal y cual cosa", "los musulmanes creemos esto y lo otro", "los cristianos creemos otra cosa diferente".

Como es lógico, dado que cada uno creía cosas diferentes, era imposible que todos tuvieran razón. Por lo visto, al hombre del micrófono esto le parecía muy bien, y ni siquiera los animó a discutir sus diferencias. Pero no es esto lo que me interesa de momento. Lo que quiero es preguntar de dónde habían salido sus creencias. Habían salido de la tradición. La tradición es la trasmisión de creencias de los abuelos a los padres, de los padres a los hijos, y así sucesivamente. O mediante libros que se siguen leyendo durante siglos. Muchas veces, las creencias tradicionales se originan casi de la nada: es posible que alguien las inventará en algún momento, como tuvo que ocurrir con las ideas de Thor y Zeus; pero cuando se han transmitido durante unos cuantos siglos, el hecho mismo de que sean muy antiguas las convierte en especiales. La gente cree ciertas cosas sólo porque mucha gente ha creído lo mismo durante siglos. Eso es la tradición.

El problema con la tradición es que, por muy antigua que sea una historia, es igual de cierta o de falsa que cuando se inventó la idea original. Si te inventas una historia que no es verdad, no se hará más verdadera porque se trasmita durante siglos, por muchos siglos que sean.

En Inglaterra, gran parte de la población ha sido bautizada en la Iglesia Anglicana, que no es más que una de las muchas ramas de la religión cristiana. Existen otras ramas, como la ortodoxa rusa, la católica romana y la metodista. Cada una cree cosas diferentes. La religión judía y la musulmana son un poco más diferentes, y también existen varias clases distintas de judíos y de musulmanes. La gente que cree una cosa está dispuesta a hacer la guerra contra los que creen cosas ligeramente distintas, de manera que se podrá pensar que tienen muy buenas razones -evidencias- para creer lo que creen. Pero lo cierto es que sus diferentes creencias se deben únicamente a diferentes tradiciones.

Vamos a hablar de una tradición concreta. Los católicos creen que María, la madre de Jesús, era tan especial que no murió, sino que fue elevada al cielo con su cuerpo físico Otras tradiciones cristianas discrepan, diciendo que María murió como cualquier otra persona. Estas otras religiones no hablan mucho de María, ni la llaman "Reina del cielo", como hacen los católicos. La tradición que afirma que el cuerpo de María fue elevado al cielo no es muy antigua. La Biblia no dice nada de cómo o cuándo murió; de hecho, a la pobre mujer apenas se la menciona en la Biblia. Lo de que su cuerpo fue elevado a los cielos no se inventó hasta unos seis siglos después de Cristo. Al principio, no era más que un cuento inventado, como Blancanieves o cualquier otro. Pero con el paso de los siglos se fue convirtiendo en una tradición y la gente empezó a tomársela en serio, sólo porque la historia se había ido transmitiendo a lo largo de muchas generaciones. Cuanto más antigua es una tradición, más en serió se la toma la gente. Y por fin, en tiempos muy recientes, se declaró que era una creencia oficial de la Iglesia Católica: esto ocurrió en 1950, cuando yo tenía la edad que tienes tú ahora. Pero la historia no era más verídica en 1950 que cuando se inventó por primera vez, seiscientos años después de la muerte de María.

Al final de esta carta volveré a hablar de la tradición, para considerarla de una manera diferente. Pero antes tengo que hablarte de la otras dos malas razones para creer una cosa: la autoridad y la revelación.

La autoridad, como razón para creer algo, significa que hay que creer en ello porque alguien importante te dice que lo creas. En la Iglesia Católica, por ejemplo, la persona más importante es el Papa, y la gente cree que tiene que tener razón sólo porque es el Papa. En una de las ramas de la religión musulmana, las personas más importantes son unos ancianos barbudos llamados ayatolás. En nuestro país hay muchos musulmanes dispuestos a cometer asesinatos sólo porque los ayatolás de un país lejano les dicen que lo hagan.

Cuando te decía que en 1950 se dijo por fin a los católicos que tenían que creer en la asunción a los cielos del cuerpo de María, lo que quería decir es que en 1950 el Papa les dijo que tenían que creer en ello. Con eso bastaba. ¡El Papa decía que era verdad, luego tenía que ser verdad! Ahora bien, lo más probable es que, de todo lo que dijo el Papa a lo largo de su vida, algunas cosas fueron ciertas y otras no fueron ciertas. No existe ninguna razón válida para creer que todo lo que diga sólo porque es el Papa, del mismo modo que no tienes porque creer todo lo que te diga cualquier otra persona. El Papa actual ha ordenado a sus seguidores que no limiten el número de sus hijos. Si la gente sigue su autoridad tan ciegamente como a él le gustaría, el resultado sería terrible: hambre, enfermedades y guerras provocadas por la sobrepoblación.

Por supuesto, también en la ciencia ocurre a veces que no hemos visto personalmente la evidencia, y tenemos que aceptar la palabra de alguien. Por ejemplo, yo no he visto con mis propios ojos ninguna prueba de que la luz avance a una velocidad de 300.000 kilómetros por segundo, sin embargo, creo en los libros que me dicen la velocidad de la luz. Esto podría parecer "autoridad" pero en realidad es mucho mejor que la autoridad, porque la gente que escribió esos libros sí que había observado la evidencia, y cualquiera puede comprobar dicha evidencia siempre que lo desee. Esto resulta muy reconfortante. Pero ni siquiera los sacerdotes se atreven a decir que exista alguna evidencia de su historia acerca de la subida a los cielos del cuerpo de María.

La tercera mala razón para creer en las cosas se llama "revelación". Si en 1950 le hubieras podido preguntar al Papa cómo sabía que el cuerpo de María había ascendido al cielo, lo más probable es que te hubiera respondido que "se le había revelado". Lo que hizo fue encerrarse en su habitación y rezar pidiendo orientación. Había pensado y pensado, siempre sólo, y cada vez se sentía más convencido. Cuando las personas religiosas tienen la sensación interior de que una cosa es cierta, aunque no exista ninguna evidencia de que sea así, llaman a esa sensación "revelación". No sólo los Papas aseguran tener revelaciones. Las tienen montones de personas de todas las religiones, y es una de las principales razones por las que creen las cosas que creen. Pero ¿es una buena razón?

Supón que te digo que tu perro ha muerto. Te pondrías muy triste y probablemente me preguntarías: "¿Estás seguro? ¿Cómo lo sabes? ¿Cómo ha sucedido?" y supón que yo te respondo: "En realidad no sé que Pepe ha muerto. No tengo ninguna evidencia. Pero siento en mi interior la curiosa sensación de que ha muerto". Te enfadarías conmigo por haberte asustado, porque sabes que una "sensación" interior no es razón suficiente para creer que un lebrel ha muerto. Hacen falta pruebas. Todos tenemos sensaciones interiores de vez en cuando, y a veces resulta que son acertadas y otras veces no lo son. Está claro que dos personas distintas pueden tener sensaciones contrarias, de modo que ¿cómo vamos a decidir cuál de las dos acierta? La única manera de asegurarse que un perro está muerto es verlo muerto, oír que su corazón se ha parado, o que nos lo cuente alguien que haya visto u oído alguna evidencia real de que ha muerto.

A veces, la gente dice que hay que creer en las sensaciones internas, porque si no, nunca podrás confiar en cosas como "mi mujer me ama". Pero éste es un mal argumento. Puedes encontrar abundantes pruebas de que alguien te ama. Si estás con alguien que te quiere, durante todo el día estarás viendo y oyendo pequeños fragmentos de evidencia, que se van sumando. No se trata de una pura sensación interior, como la que los sacerdotes llaman revelación. Hay datos exteriores que confirman la sensación interior: miradas en los ojos, entonaciones cariñosas en la voz, pequeños favores y amabilidades; todo eso es autentica evidencia.

A veces, una persona siente una fuerte sensación interior de que alguien la ama sin basarse en ninguna evidencia, y en estos casos lo más probable es que esté completamente equivocada. Existen personas con una firme convicción interior de que una famosa estrella de cine las ama, aunque en realidad la estrellan siquiera las conoce. Esta clase de personas tienen la mente enferma. Las sensaciones interiores tienen que estar respaldadas por evidencias; si no, no podemos fiarnos de ellas.

Las intuiciones resultan muy útiles en la ciencia, pero sólo para darte ideas que luego hay que poner a prueba buscando evidencias. Un científico puede tener una "corazonada" acerca de una idea que, de momento, sólo "le parece" acertada. En sí misma. Ésta no es una buena razón para creer nada; pero sí que puede razón suficiente para dedicar algún tiempo a realizar un experimento concreto o buscar pruebas de una manera concreta. Los científicos utilizan constantemente sus sensaciones interiores para sacar ideas; pero estas ideas no valen nada si no se apoyan con evidencias.

Te prometí que volveríamos a lo de la tradición, para considerarla de una manera distinta. Me gustaría intentar explicar por qué la tradición es importante para nosotros. Todos los animales están construidos (por el proceso que llamamos evolución) para sobrevivir en el lugar donde su especie vive habitualmente. Los leones están equipados para sobrevivir en las llanuras de África. Los cangrejos de río están construidos para sobrevivir en agua dulce. También las personas somos animales, y estamos construidos para sobrevivir en un mundo lleno de... otras personas. La mayoría de nosotros no tienen que cazar su propia comida, como los leones y los bogavantes; se las compramos a otras personas, que a su vez se la compraron a otras. Nadamos en un "mar de gente". Lo mismo que el pez necesita branquias para sobrevivir en el agua, la gente necesita cerebros para poder tratar con otra gente. El mar de está lleno de agua salada, pero el mar de gente está lleno de cosas difíciles de aprender.

Como el idioma. Tú hablas inglés, pero tu amiga Ann-Kathrin habla alemán. Cada una de vosotras habla el idioma que le permite hablar en su "mar de gente". El idioma se transmite por tradición. No existe otra manera. En Inglaterra, tu perro Pepe es a dog. En Alemania, es ein Hund. Ninguna de estas palabras es más correcta o más verdadera que la otra. Las dos se transmiten de manera muy simple. Para poder nadar bien en su propio "mar de gente", los niños tienen que aprender el idioma de su país y otras muchas cosas acerca de su pueblo; y esto significa que tienen que absorber, como si fuera papel secante, una enorme cantidad de información tradicional (Recuerda que "información tradicional" significa, simplemente, cosas que se transmiten de abuelos a padres y de padres a hijos). El cerebro del niño tiene que absorber toda esta información tradicional, y no se puede esperar que el niño seleccione la información buena y útil, como las palabras del idioma, descartando la información falsa o estúpida, como creer en brujas, en diablos y en vírgenes inmortales.

Es una pena, pero no se puede evitar que las cosas sean así. Como los niños tienen que absorber tanta información tradicional, es probable que tiendan a creer todo lo que los adultos les dicen, sea cierto o falso, tengan razón o no. Muchas cosas que los adultos les dicen son ciertas y se basan en evidencias, o, por lo menos en el sentido común. Pero si les dicen algo que sea falso, estúpido o incluso maligno, ¿cómo pueden evitar que el niño se lo crea también? ¿Y que harán esos niños cuando lleguen a adultos? Pues seguro que contárselo a los niños de la siguiente generación. Y así, en cuanto la gente ha empezado a creerse una cosa -aunque sea completamente falsa y nunca existan razones para creérsela-, se puede seguir creyendo para siempre.

¿Podría ser esto lo que ha ocurrido con las religiones? Creer en uno o varios dioses, en el cielo, en la inmortalidad de María, en que Jesús no tuvo un padre humano, en que las oraciones son atendidas, en que el vino se transforma en sangre..., ninguna de estas creencias está respaldada por pruebas auténticas. Sin embargo, millones de personas las creen, posiblemente porque se les dijo que las creyeran cuando todavía eran suficientemente pequeñas como para creerse cualquier cosa.

Otros millones de personas creen en cosas diferentes, porque se les dijo que creyesen en ellas cuando eran niños. A los niños musulmanes se les dice cosas diferentes de las que se les dicen a los niños cristianos, y ambos grupos crecen absolutamente convencidos de que ellos tienen razón y los otros se equivocan. Incluso entre los cristianos, los católicos creen cosas diferentes de las que creen los anglicanos, los episcopalianos, los shakers, los cuáqueros, los mormones o los holly rollers, y todos están absolutamente convencidos de que ellos tienen razón y los otros están equivocados. Creen cosas diferentes exactamente por las mismas razones por las que tú hablas inglés y tu amiga Ann-Kathrin habla alemán. Cada una de los dos idiomas es el idioma correcto en su país. Pero de las religiones no se puede decir que cada una de ellas sea la correcta en su propio país, porque cada religión afirma cosas diferentes y contradice a las demás. María no puede estar viva en la católica Irlanda del Sur y muerta en la protestante Irlanda del Norte.

¿Qué se puede hacer con todo esto? A ti no te va a resultar fácil hacer nada, porque sólo tienes 10 años. Pero podrías probar una cosa: la próxima vez que alguien te diga algo que parezca importante piensa para tus adentros: "¿Es ésta una de esas cosas que la gente suele creer basándose en evidencias? ¿O es una de esas cosas que la gente cree por la tradición, autoridad o revelación?" Y la próxima vez que alguien te diga que una cosa es verdad, prueba a preguntarle "¿Qué pruebas existen de ello?" Y si no pueden darte una respuesta, espero que te lo pienses muy bien antes de creer una sola palabra de lo que te digan.

Te quiere,

Papá.

 

Entrevista

*

 

Pero siempre hubo que escuchar a todas las partes: Panfletillo contra el cientifismo

 

Y al entrevistador:

En ningún momento me irrité con Dawkins. Fue Dawkins el que se irritó conmigo. Desde el primer momento. Aceptó a regañadientes que grabáramos la conversación en vídeo, respondió de mala gana a bastantes de las preguntas y se negó a posar para las fotos al final de la entrevista. "Posar nunca funciona y menos cuando estoy enfadado", nos espetó. Al terminar, le pedimos que nos llamara un taxi y lo hizo. Luego, mientras llegaba, se fue a trabajar a su estudio y nos dejó a mí y a mi fotógrafo 20 minutos solos en su salón. Como si no estuviéramos. Un tipo cortés, jovial y muy educado, este Dawkins.

 

Joan Brossa

Publicado: 31/01/2009 15:35 por iuristantum en o->

 

 

 

Eclipse

 

 

Jonathan Leder

Publicado: 30/01/2009 23:29 por iuristantum en o->

 

 

 

(...)

 

 

Plutón dice:

 

Para después de la 59 de 35 mm:

 

 

Il a mis le café 
Dans la tasse 
Il a mis le lait 
Dans la tasse de café 
Il a mis le sucre 
Dans le café au lait 
Avec la petite cuiller 
Il a tourné 
Il a bu le café au lait 
Et il a reposé la tasse 
Sans me parler

Il a allumé 
Une cigarette 
Il a fait des ronds 
Avec la fumée 
Il a mis les cendres 
Dans le cendrier 
Sans me parler 
Sans me regarder

Il s’est levé 
Il a mis 
Son chapeau sur sa tête 
Il a mis son manteau de pluie 
Parce qu’il pleuvait 
Et il est parti 
Sous la pluie 
Sans une parole 
Sans me regarder

Et moi j’ai pris 
Ma tête dans ma main 
Et j’ai pleuré

 

Urano dice:

 

Yo digo que le pega Belle & Sebastian. Y si no, que suene de fondo esto:

 

 

Debo mucho
a quienes no amo.

El alivio con que acepto
que son más queridos por otro.

La alegría de no ser yo
el lobo de sus ovejas.

Estoy en paz con ellos
y en libertad con ellos,
yeso el amor ni puede darlo
ni sabe tomarlo.

No los espero
en un ir y venir de la ventana a la puerta.
Paciente
casi como un reloj de sol
entiendo
lo que el amor no entiende;
perdono
lo que el amor jamás perdonaría.

Desde el encuentro hasta la carta
no pasa una eternidad,
sino simplemente unos días o semanas.

Los viajes con ellos siempre son un éxito,
los conciertos son escuchados,
las catedrales visitadas,
los paisajes nítidos.

Y cuando nos separan
lejanos países
son países
bien conocidos en los mapas.

Es gracias a ellos
que yo vivo en tres dimensiones,
en un espacio no-lírico y no-retórico,
con un horizonte real por lo móvil.

Ni siquiera imaginan
cuánto hay en sus manos vacías.

"No les debo nada",
diría el amor
sobre este tema abierto.

 

 

José María Albert de Paco II

Publicado: 17/01/2009 15:29 por iuristantum en o->

 

 

Con lo fácil que es ponerme a mí de buen humor.

 

 

            Me despierto a diario con los alaridos psicalípticos de una vecina que, algo antes de las siete, asorda a la comunidad de inquilinos con una retahíla de noes. No, dice. Nooo... Noooo... Nooooo... Noooooo... Dado que jamás he palpado esa clase de sobreactuaciones, la primera vez que oí tan perturbadora negación salí al rellano y traté de identificar el piso donde, sin ningún genero de duda, un macho grasiento estaba apaleando a su pareja. En ese preciso instante, mi venerable vecina (la de la puerta contigua a la mía) salió de casa y me puso sobre aviso: “Tranquilo, joven, nadie está matando a nadie”. A los dos minutos, y luego de un “no” sostenido que parecía surgir del averno mismo, la finca se derrumbó en paz. Desde entonces, esos noes in progress han constituido el pórtico natural de mi desperezo. No han faltado situaciones embarazosas, como el día en que Lola me preguntó a qué se negaba exactamente esa mujer o el día en que una vecina asomó la cabeza por una ventana del patio interior y pronunció una, digamos, conferencia sobre la impudicia. Así y todo, hasta hoy no he podido sino agradecer ese rítmico oleaje que mordisqueaba la arena. Hasta hoy, insisto. Eran las las 6 y 54 cuando mi vecina, en un acto de renuncia que jamás le perdonaré, ha gritado sí.

 

Correspondencias / Albert

 

El referéndum de la OTAN en versión lúbrica.

 

 

Walt Whitman

Publicado: 16/01/2009 22:42 por iuristantum en o->

 

 

 

 

Samuel Beckett

Publicado: 04/01/2009 11:40 por iuristantum en o->
20090104114023-beckett.jpg

 

*

Almas de bar

Almas de bar bis

Almas de bar tris

 

Esteban Peicovich

Publicado: 02/01/2009 17:12 por iuristantum en o->

 

 

[Poemas plagiados]

 

 

7. La humildad

 

Aquí no se come a gusto del cliente sino a gusto del mar.

 (Anuncio de un restaurante de Caleta Córdoba, en la provincia de Santa Cruz)

 

 

17. Noticia de verano

 

Vino a morir. Una enorme tortuga de mar vino a morir en las playas de Necochea. La enterraron los niños.

(Leyenda de una fotografía. Diario Crónica, enero 10 de 1966)

 

 

18. Los ojos

El oficio ha cambiado. Antes se los amortajaba e iban a la tumba completamente vestidos, con toda su ropa interior, incluidas las medias y, por supuesto, con el mejor traje que tenían. Hoy sólo llevan el sudario, una sábana blanca. Hace años, yo me encargué una temporada de dar clase a los empleados novatos para que aprendieran a vestir convenientemente a los muertos. Aquí había ropa femenina y masculina de todo tipo. Se trataba de ponérsela con la mayor facilidad posible, sin contorsionar al muerto. Era un arte, y lo hacíamos muy bien. No crea que es asunto fácil vestir a un cadáver rígido.

Los muertos que se entierran en profundidad se mantienen más tiempo “enteros” que los que quedan a poca distancia de la superficie. Siempre son los ojos lo primero en desaparecer. Luego lo sigue el resto de la cara.

(Declarado a El País por Julián Parra, director técnico de una funeraria en Madrid)

 

 

24. La esfinge

 

Si pasáis raudo, no veréis la sombra

(Pintada vista en una calle de Sevilla en marzo de 1985)

 

 

26. El horizonte más antiguo

 

“Mirá, papá, bueyes”.

(Las tres palabras con las que a sus 9 años sorprendió a su padre Marcelino –y luego al mundo- la niña María Sainz de Sautuola al descubrir por azar las cuevas de Altamira en el año 1875)

 

 

34. El poeta

Sol. Sol. Sol.

(Unica palabra que repitió Robert Graves en una entrevista de dos horas en su casa de Deià, Mallorca, mientras me tomaba de la mano y me pedía que lo paseara entre los almendros de su finca)

 

49. No la toquen ya más

 

Foliolos 4. Tugados, inequilátero, oblongos, obovado, cuspidado-abuminados, glandulíferos en la base, con las flores racemosas. El involucro y el cáliz muy tenuemente hirtomentosos. Cáliz con cinco lóbulos.

(Descripción botánica de una rosa)

 

 

79. La represión

El pescado ha de ser siempre blanco.

Quedan prohibidos los pescados azules.

 (De una dieta dada por el endocrinólogo Basilio Moreno Esteban)

 

 

80. La metafísica

 

El tiempo ha terminado

(Una de las respuestas que da una cocina fabricada en Estados Unidos dotada de voz sintética a través de ordenadores)

 

 

106. Un versículo

 

Llévate el gris

que el gris va a ser la tierra

(De un electricista a otro, a propósito de un cable a colocar)

 

 

153. El levitador

 

El límite es el cielo.

(Lema que presidió todos los proyectos de Ogisa Otis, inventor del ascensor)

 

 

164. Que así sea

 

-Decime, mamá… ¿amén es como enter?

 (Pregunta de un niño de diez años tras ser llevado por primera vez a una misa católica)

 

 

178. El instante

 

Sí, de la Librería. ¿Podría traerme una lágrima?

(Así escuchó la poeta Mónica Claus pedir por teléfono un café con un poco de leche a la librería que acababa de darle el libro e Adorno “No se puede escribir poesía después de Auschwitz”)

 

 

188. Posmo

 

Cero: No ser

(Hamlet)

(Graffiti repetido en muros de la Avenida Alem, de Buenos Aires)

 

 

189. La humildad

 

Lo intenté, pero no pude hacer feliz a la vida.

(Inscripción en una tumba en Filadelfia, Pennsylvania, Estados Unidos)

 

 

 

José María Albert De Paco

Publicado: 02/01/2009 17:11 por iuristantum en o->

 

 

[Leí por ahí la maldad de que es axioma de la blogosfera que todo blog editado por una tía (sic)acabará más temprano que tarde publicando fotos de sus manos, o de sus pies, enfundados en medias de rayas.]

 

Tutorial para un joven bloguero (I)

 

-Hace unos días, una joven esculpió en el aire el principal atractivo de escribir un blog: "Nadie puede decirte que te calles".
-No conviene recrearse en las hijas ni aludir orgullosamente al primo presidiario. Yo lo hago, sí; mas no haga lo que yo hago, sino lo que yo digo.
-Sus lectores le inundarán con decenas de mails merecedores de ser publicados. No hay lector que no crea que su vídeo, su comentario, su chiste o su anécdota deben ser noticia. Recuerde, a este respecto, que su blog no es el blog de sus lectores, sino el suyo. Por consiguiente, restrinja las colaboraciones a la mínima expresión. Cómo explicarme... No sienta remordimientos por no convocar a Raúl contra Dinamarca.
-Tenga en cuenta, en cualquier caso, que un blog no es un contenedor de noticias.
-Cuando descubra un recurso del tipo cómo publicar un youtube o cómo convertir una retal de prensa en pdf, no abuse de él durante diez días seguidos.
-Si es usted dado a la melancolía, recuerde que el último post puede ser, en verdad, el último. Obre en consecuencia y no deje un residuo postrero.
-Si se enamora, no deje restos de baba en la pantalla. Si incurre en esa clase de exhibicionismo, acaso llegue el día en que, en lugar de baba, el lector se manche de bilis.
-Un blog es una barbería. O se conversa de fútbol o se conversa de la vida. No hay ninguna otra posibilidad. Y hablando de barberías: rehúya los toros afeitados; escoja a sus enemigos con la misma delicadeza con que escoge a sus amigos.
-Un blog se edita, fundamentalmente, para desacreditar ideas y ofender personas. Como suelen decir en Chamberí, la frontera entre el descrédito y la ofensa, esto es, entre las ideas y las personas, es algo así como una finísima barandilla. Baje por ella a diario.
-Un blog no se escribe, se edita. Se edita, sí, he dicho bien.
-Un blog no deja de ser un blog por que no haya links. Haga suyo, en este punto, aquel viejo proverbio chino: si hay que linkal se linka, pero linkal por linkal es tontería.
-No se haga el gracioso a la mínima ocasión, tipo "chino" y "linkal".


No me digan que no es adorable

 

 

Final del año

Publicado: 31/12/2008 12:47 por iuristantum en o->

 

 

Tim Walker

Publicado: 20/12/2008 12:32 por iuristantum en o->

 

 

The unexpected

 

Louis Armstrong & Danny Kaye

Publicado: 20/12/2008 11:50 por iuristantum en o->
....................

 

 

Jacques Brel

Publicado: 05/12/2008 22:12 por iuristantum en o->

 

 

Bien sûr il y a les guerres d'Irlande
Et les peuplades sans musique
Bien sûr tout ce manque de tendre
Et il n'y a plus d'Amérique
Bien sûr l'argent n'a pas d'odeur
Mais pas d'odeur vous monte au nez
Bien sûr on marche sur les fleurs
Mais mais voir un ami pleurer

Bien sûr il y a nos défaites
Et puis la mort qui est tout au bout
Le corps incline déjà la tête
Étonné d'être encore debout
Bien sûr les femmes infidèles
Et les oiseaux assassinés
Bien sûr nos coeurs perdent leurs ailes
Mais mais voir un ami pleurer

Bien sûr ces villes épuisées
Par ces enfants de cinquante ans
Notre impuissance à les aider
Et nos amours qui ont mal aux dents
Bien sûr le temps qui va trop vite
Ces métros remplis de noyés
La vérité qui nous évite
Mais mais voir un ami pleurer

Bien sûr nos miroirs sont intègres
Ni le courage d'être juif
Ni l'élégance d'être nègre
On se croit mèche on n'est que suif
Et tous ces hommes qui sont nos frères
Tellement qu'on n'est plus étonné
Que par amour ils nous lacèrent
Mais mais voir un ami pleurer.


 

Geir Moseid

Publicado: 28/11/2008 23:43 por iuristantum en o->

 

 

 

About

 

Nick Zantop

Publicado: 01/11/2008 13:04 por iuristantum en o->

 

 

 

 

Children of the Revolution

 

Ben Clark

Publicado: 01/11/2008 13:00 por iuristantum en o->

 

 

Hubo sobre la tierra un día negro

 

Aquel día los gatos vomitaron
dejando a los ratones en la acera.

Aquel día los niños, embutidos
en oscuras zamarras, destrozaron
las farolas lanzando antologías
de poetas que no hablaban del punzón;
de aquel desasosiego,
de un dolor que afligía hasta la infancia.

No existiría jamás un día igual.

Existía, quizás, ese consuelo.

 

 

Antolín Amador Corona

Publicado: 01/11/2008 12:45 por iuristantum en o->

 

 

Poetas innombrables

 

Nacimos desprovistos de humildad.

Casi somos capaces

de vender 

armadas invencibles a los muertos

que nos han proclamado dignos

para heredar las luces ambientales

que mantienen la ausencia.


Somos como metáforas latentes

en la fase inicial 

de las ideas, transeúntes

con una identidad pendiente de los horarios

o de los parpadeos

que perturban las vistas de la noche.


Son pocas las verdades que nos sobran

a quienes hemos visto

a noviembre aburrirse en la lluvia

y andamos por ahí

con esta persuasión de que el futuro

ya no es irrevocable.


Por eso no podemos ser comunes.

Porque necesitamos 

ver un alrededor que nos sorprenda

con sus pasos de anfibio

y la conmovedora realidad

del silencio que absorben los poetas.

 

Las letras pequeñas

 

 

El Roto

Publicado: 01/11/2008 04:01 por iuristantum en o->
20081101040120-elroto.gif

Julio Camba

Publicado: 01/11/2008 03:44 por iuristantum en o->

 

 

 

Todas las pompas son fúnebres.

 

 

W. H . Auden

Publicado: 25/10/2008 12:48 por iuristantum en o->

 

 

 

 

 

Musée des Beaux Arts

 

Sobre el dolor jamás se equivocaban
los Antiguos Maestros: comprendían muy bien
su expresión en el hombre; cómo ocurre
mientras algún tercero está comiendo, o abriendo una ventana 
o simplemente caminando por ahí;
cómo, mientras que los ancianos esperan con pasión y reverencia
el nacimiento milagroso, siempre debe haber chicos
sin interés particular porque aquello suceda, patinando
en un lago adonde empieza el bosque:
y tampoco olvidaban
que el terrible martirio debía seguir su curso,
aun en otra parte, en un rincón mugriento 
donde los perros siguen con su vida perruna y el caballo del torturador
se rasca su inocente trasero en algún árbol.
Por ejemplo, en el 
Ícaro de Brueghel: cómo cada elemento
da la espalda al desastre despreocupadamente; quizás el labrador
escuchó el chapuzón, el grito ahogado,
pero eso para él no era motivo de inquietud; el sol brillaba
como debía brillar sobre las piernas blancas que desaparecían
bajo las aguas verdes; y ese barco, tan caro y elegante,
que ha de haber asistido a algo asombroso, un chico desplomándose del cielo,
tenía que llegar a algún lugar, y siguió navegando mansamente.

.

 

Julio Martínez Mesanza

Publicado: 25/10/2008 00:08 por iuristantum en o->

 


CONTRA UTOPÍA 


Si esta ciudad existe, mis jinetes
la harán ceniza. Nada enseña a un hombre.

 

 

Gran Hermano

Publicado: 24/10/2008 23:55 por iuristantum en o->

 

 

Polakoooo

 

Aristófanes

Publicado: 24/10/2008 23:53 por iuristantum en o->

 

 

              PRAXÁGORA.-(A los espectadores.) Pues bien; que nadie me contradiga ni interrumpa antes de conocer mi sistema y de haberme oído. Quiero que todos los bienes sean comunes, y que todos tengan igual parte en ellos y vivan de los mismos; que no sea éste rico y aquél pobre; que no cultive uno un inmenso campo y otro no tenga donde sepultar su cadáver; que no haya quien lleve cien esclavos y quien carezca de un solo servicio; en una palabra: establezco una vida común e igual para todos.

BLÉPIRO.-¿Cómo podrá ser común a todos?

PRAXÁGORA.-(Con un movimiento de impaciencia.) Comiendo tú estiércol antes que yo.

BLÉPIRO.-¿También será común el estiércol?

PRAXÁGORA.-¡No, por Zeus! Pero me has interrumpido. Iba a decir que haré primero comunes los campos, el dinero y las demás propiedades. Y después, con todo este acervo de bienes, os alimentaremos, administrándolos económica y cuidadosamente.

BLÉPIRO.-¿Y el que no posea tierras, sino dinero, dáricos y otras riquezas que no están a la vista?

PRAXÁGORA.-Las aportará al acervo común; de lo contrario será reo de perjurio.

BLÉPIRO.-Es decir, por lo mismo como las ganó.

PRAXÁGORA.-Pero no le servirán absolutamente de nada.

BLÉPIRO.-¿Por qué?

PRAXÁGORA.-Porque nadie hará nada impelido por la pobreza. Todo será de todos: panes, pescados, pasteles, túnicas, vinos, coronas, garbanzos. ¿Qué provecho se obtendría de no ponerlo todo en común? Dinos tu opinión sobre esto.

BLÉPIRO.-¿Los que disfrutan de todas esas cosas no son, hoy, los que más roban?

PRAXÁGORA.-Hasta ahora, sí, amigo mío; pero cuando todo sea común, ¿qué provecho podrá haber en no traer su parte?

BLÉPIRO.-Si alguno ve a una linda muchacha y desea gozar de sus encantos, con los bienes reservados podrá hacerla un obsequio, y de este modo obtener su amor, sin dejar de percibir su parte de los bienes comunes.

PRAXÁGORA.-Es que lo podrá obtener gratis. Pues yo haré que las mujeres sean también comunes, de suerte que puedan acostarse con los hombres y hacer hijos con cualquiera.

BLÉPIRO.-¿Pero cómo podrá ser así si todos se dirigirán a la más bonita y tratarán de poseerla?

PRAXÁGORA.-Las más feas e imperfectas estarán junto a las más lindas, y todo el que solicite a una de éstas deberá antes consumir un turno con las primeras.

BLÉPIRO.-Pero ¿no ves que, conforme a tu sistema, los ya machuchos flojearemos cuando lleguemos a las hermosas?

PRAXÁGORA.-No les dará ningún cuidado.

BLÉPIRO.-¿De qué?

PRAXÁGORA.-Tranquilízate, no les importará gran cosa.

BLÉPIRO.-¿El qué te digo?

PRAXÁGORA.-Acostarse o no acostarse con viejos como tú.

BLÉPIRO.-Veo que, en cuanto a vosotras, habéis tomado todas las precauciones para que ninguna carezca de galán. Pero ¿y los hombres? ¿Qué haremos? Porque es de suponer que las mujeres rechazarán a los feos y se entregarán a los hermosos.

PRAXÁGORA. Los feos acecharán a los hermosos al salir de los banquetes y en los lugares públicos y tampoco se permitirá que las mujeres cohabiten con los buenos mozos sin haber cedido antes a las instancias de los deformes y chiquitejos.

BLÉPIRO.-De suerte que la nariz de Lisíscrates, el chato, podrá competir ahora con los más gallardos mancebos.

PRAXÁGORA.-¡Sí, por Apolo! Esta decisión es eminentemente democrática. ¡Qué mortificación para esos vanitontos que llevan los dedos cargados de sortijas, cuando un viejo calzado con gruesos zapatones le diga: Amigo mío deja el paso al más anciano; espera a que yo haya concluido; resígnate a ser plato de segunda mesa.

BLÉPIRO.-Pero si vivimos de esa manera, ¿cómo podrá cada cual reconocer a sus propios hijos?

PRAXÁGORA.-¿Y para qué? Los jóvenes considerarán como padres a todas las personas de más edad.

BLÉPIRO.-Pero entonces, a pretexto de ignorarlo, ¿no estrangularán sin ningún empacho a todo viejo, cuando ahora lo hacen, sabiendo a ciencia cierta que son sus padres?

PRAXÁGORA.-Nadie lo permitirá, de ahora en adelante. Antes, a nadie le importaba que apaleasen a los padres ajenos; pero ahora todo el mundo, en cuanto oiga que ha sido maltratado un anciano, le defenderá en la duda de si será su propio padre.

 

 

Carlos Saura

Publicado: 04/10/2008 17:09 por iuristantum en o->

 

 

          Los tambores de Calanda. No me puedo quitar de la cabeza al novio inglés de A., que preguntó si eran del Ku Klux Klan nada más verlos. En pantalla gigantesca y nítida apabullan, en todo caso. Será esto: nadie visto de cerca es normal. El otro día escuché -todavía no tomo posición ante las teorías conspirativas, pero ahí va- que todo se reduce a la guerra mundial entre las 3 religiones monoteístas, y el cristianismo va perdiendo.

 

*

 

              Yo creo que hay un denominador común en casi todas las músicas del mundo. Hay dos vertientes y hay una que me interesa a mí especialmente, que es la vertiente dramática. Es la vertiente que yo encuentro en las rancheras frente a los corridos mexicanos. Es la visión más dramática de las cosas. O en el tango, que es, como decía Discépolo, una música triste que se baila, o un canto triste que se baila. Lo que encuentro en Bambino, por ejemplo, que no encuentro en Peret. La pasión por la vida, la emoción y a la vez la tristeza, la melancolía que aparecen en todas estas canciones. (...) Incluso en el flamenco, por ejemplo, me interesa muchísimo más el cante jondo que una sevillana. (...) Me gusta más ese lado trágico o solemne que tiene el flamenco más purista frente a algo más festivo como puede ser la rumba, en teoría, o la sevillana. (...) Lo que sí que tengo muy claro es que la jota, el blues, las rancheras, y cuanto más tradicional sea la música, están trabajando en una serie de armonías que son exactamente las mismas. 

 

The end

 

*

 

              The end nunca es the end. Mi Dj favorita invita a romper la hora, en la Semana Santa de Híjar, ante lo cual las percusiones de Calanda palidecen. 

 

Michael Oakeshott

Publicado: 03/10/2008 22:53 por iuristantum en o->

 

 

 

                La búsqueda de la perfección en línea recta es una actividad a la vez impía e inevitable de la vida humana. Implica los castigos de la impiedad (la ira de los dioses y el aislamiento social), y su recompensa no es la del logro sino la de haber hecho el intento. Por lo tanto, es una actividad adecuada para individuos, pero no para sociedades. Porque para un individuo que se ve impulsado a realizarla, la recompensa puede superar al castigo y a la derrota inevitable. El penitente puede aspirar, o aun esperar, que caerá como un héroe herido en los brazos de una sociedad comprensiva y perdonadora. E incluso el impenitente puede reconciliarse consigo mismo en la poderosa necesidad de su impulso, aunque, como Prometeo, debe sufrir por ello. En cambio, para una sociedad, el castigo es un caos de ideales en conflicto, la perturbación de una vida en común, y la recompensa es el renombre que corresponde a una locura monumental. 'A mesure que l’humanité se perfectionne l’homme se dégrade'. O bien, para interpretar el mito con mayor ligereza: la vida humana es un juego de azar; pero mientras que debe permitirse al individuo apostar de acuerdo con su inclinación (al favorito o al otro), la sociedad siempre debe respaldar a la banca.

 

Leopoldo María Panero

Publicado: 11/09/2008 23:39 por iuristantum en o->

.

.-

Para evitar los ladrones de bolsos

.

            Cuca está hueca. Sí, ¿no sabías? Le quitaron la matriz, los ovarios, todo. Quizá por eso él la llama Hiroshima Mon Amour. Sí, mujer, y ella se cree que no se ha enterado nadie. Y en realidad todo el mundo finge ignorarlo, no sólo, naturalmente, ante ella. Sí, sí, yo creo que lo saben, que sí, mujer, cómo no lo van a saber. Fíjate qué importancia le da a la cosa. No, no, a mí la matriz no me la quitaron, pero sin embargo yo misma se lo conté a todo el mundo como la cosa más natural. No, cómo iba a llevar un vestido malva. Y qué obsesión que si la miran, que si la tocan. Y nadie la mira, ¡cómo la van a mirar! y nadie la toca. Qué cosas tienes. Sí, sí, pues dice fíjate que si por un momento se olvida de correr bien los visillos, y se ha quitado las medias, ¿qué otra cosa iba a decir, la pobre? En seguida ¡plaf! los curiosos, como les llama ella, se asoman a la ventana de enfrente, del patio. Los curiosos. Algo así como los ovnis, los curiosos.

.

W. S. Marvin

Publicado: 11/09/2008 23:29 por iuristantum en o->

 

 

 

Your absence has gone through me
Like thread through a needle.
Everything I do is stitched with its color.

 

 

 

Carl Spitzweg

Publicado: 05/09/2008 23:44 por iuristantum en o->

  

 

 

El pobre poeta

 

Jesús Lizano

Publicado: 05/09/2008 16:53 por iuristantum en o->

 

 

Entré
y allí tenía la silla,
mi silla.
Nadie iba a sentarse,
nadie iba a ocupar mi puesto.
Cuando te contratan,
si es que te contratan,
va incluida la silla.
Allí te pasas
todo el tiempo, sentado
y bien sentado.
a eso sí, te levantas
de cuando en cuando
(también en las galeras
se levantaban de cuando en cuando).
Pero debes volver a ella,
el Ojo te vigila,
muchos ojos alerta.
Debes cumplir
el encargo...
La silla y tú,
eso sí que es dialéctica.
Yo soy yo y mi silla,
debió decir Ortega.
Pero Ortega
era un metafísico,
un metasillas:
qué sabía de sillas,
qué sabía de cuerdas
de presos.
No lo parece
pero esa silla
es una silla de ruedas,
es una silla eléctrica:
descargas lentísimas que te anulan,
que te esclavizan
sin darte cuenta
(y aunque te des cuenta).
Allí tenía mi silla
y si me fuera de allí
allí a donde fuera
me esperaría una silla.
Para el sillero
es evidente, es evidente,
que yo soy
la circunstancia de la silla...
La cuestión es tener
unas cuantas sillas
y mantener sentados, bien sentados,
a los que llegan.
(La Empresa...).
Y sillas en los teatros,
sillas en las escuelas,
sillas en las iglesias
(esas
que se llaman bancos),
sillas en los ateneos,
en las salas de espera
(qué es el mundo
sino una inmensa sala de espera).
Y sillas en las casas,
el alma llena de sillas.
Nacer
es sentarse en la silla
que te encuentras.
Me paso la vida vomitando sillas,
arrojando sillas,
sacando de mis sueños las sillas...
¡Hay que quemar todas las sillas!
Y aquí estoy:
en mi silla.

.

Juan Bonilla

Publicado: 05/09/2008 16:30 por iuristantum en o->

 

 

               «Cuando murió (…) sus amigos entraron por primera vez en la habitación de Arcuell en la que había ido resistiendo los embates del tiempo durante treinta años en los que había dejado pasar más que algún perro perdido. Allí descubrieron, con asombro horrorizado, en una orgía de objetos cubiertos por el polvo, unas cuantas cajas de puros que contenían, cuidadosamente ordenados, más de cuatro mil rectángulos minúsculos de inmaculado papel, sobre los que el músico había caligrafiado meticulosas descripciones de paisajes imaginarios, inverosímiles personajes, dibujos, inscripciones burlescas, greguerías, palabras sueltas, inexistentes órdenes religiosas e imposibles instrumentos musicales (…). En uno de esos rectángulos se leía: “Me llamo Erik Satie, como todo el mundo”.»

 

Jordi Isern

Publicado: 05/09/2008 16:28 por iuristantum en o->

 

 

 

 

Jorge Teillier

Publicado: 05/09/2008 16:26 por iuristantum en o->

 

 

Veré nuevos rostros
Veré nuevos días
Seré olvidado
Tendré recuerdos
Veré salir el sol cuando sale el sol
Veré caer la lluvia cuando llueve
Me pasearé sin asunto
De un lado a otro
Aburriré a medio mundo
Contando la misma historia
Me sentaré a escribir una carta
Que no me interesa enviar
O a mirar a los niños
En los parques de juego.

Siempre llegaré al mismo puente
A mirar el mismo río
Iré a ver películas tontas
Abriré los brazos para abrazar el vacío
Tomaré vino sí me ofrecen vino
Tomaré agua si me ofrecen agua
Y me engañaré diciendo:
"Vendrán nuevos rostros
Vendrán nuevos días".


Del aniversario

 

Alexander Pope

Publicado: 29/08/2008 22:35 por iuristantum en o->

 

 

La puerta es estrecha y pocos la encuentran

.

*

.

In vain, in vain—the all-composing hour
Resistless falls: The Muse obeys the Pow’r.
She comes! she comes! the sable throne behold
Of Night primeval, and of Chaos old!
Before her, Fancy’s gilded clouds decay,
And all its varying rainbows die away.
Wit shoots in vain its momentary fires,
The meteor drops, and in a flash expires.
As one by one, at dread Medea’s strain,
The sick’ning stars fade off th’ ethereal plain;
As Argus’ eyes by Hermes’ wand oppress’d,
Clos’d one by one to everlasting rest;
Thus at her felt approach, and secret might,
Art after Art goes out, and all is Night.
See skulking Truth to her old cavern fled,
Mountains of Casuistry heap’d o’er her head!
Philosophy, that lean’d on Heav’n before,
Shrinks to her second cause, and is no more.
Physic of Metaphysic begs defence,
And Metaphysic calls for aid on Sense !
See Mystery to Mathematics fly!
In vain! they gaze, turn giddy, rave, and die.
Religion blushing veils her sacred fires,
And unawares Morality expires.
Nor public Flame, nor private , dares to shine;
Nor human Spark is left, nor Glimpse divine !
Lo! thy dread Empire, Chaos! is restor’d;
Light dies before thy uncreating word:
Thy hand, great Anarch! lets the curtain fall;
And universal Darkness buries All.

 

 

José Carlos Becerra

Publicado: 29/08/2008 22:29 por iuristantum en o->

 

 

            Cada uno debe entrar en su propio degüello, cada uno retocando su respiración, cultivando sus excepciones a la regla, sus moluscos solares,
haciendo sus abstinencias más inclementes y más diáfanas
porque la luz debe romperse allí, la eternidad debe dejar caer un guijarro en ese gemido.
Recuerden la niñez de vuestra madre, la niñez de vuestra muerte;
solitarios del mundo y de todos los deseos,
inoculados por el lagarto y el pájaro que se enfrentan en todas las intenciones de la sangre.
Ustedes han sentido la máscara y la falsificación de la máscara: el rostro
en los invernaderos de las pequeñas, inútiles ceremonias que todavía nos conmueven.

Bajo la luz de una luna parecida a la desnudez de las antiguas palabras,
escuchen este ritmo, esta vacilación de las aguas,
la noche está moviendo sus ruedas oscuras, estas palabras llevan ese significado,
y yo me dejo arrastrar por aquello que quiero decir: aquello que ignoro,
y he aquí que la frase delibera su propio silencio.

Oh noche casual de estas palabras,
oh azar donde la frase regresa a su silencio y el silencio retorna a la primera frase,
en el lenguaje aparecen de nuevo los primeros caracoles, las primeras estrellas de mar,
y las bestias de la niebla ponen su vaho en los nuevos espejos.

Aquel que diga la primera palabra dejará caer el primer vaso,
aquel que golpee su asombro con violencia verá aparecer el fuego en sus cabellos,
aquel que ría en voz alta será el primero en guardar silencio,
aquel que despierte antes de tiempo sorprenderá a su esqueleto haciéndole señas extrañas a los árboles;
y el mar, como un síntoma interrumpido, vuelve de nuevo a oírse a los lejos
y en su respiración otra vez escuchamos el ruido de esa puerta
que bate azotada por el viento del infinito.

Nace la luna sobre el mar como una antigua mirada del hombre.

En el puerto se van encendiendo las primeras luces.

.

Claudio Magris

Publicado: 22/08/2008 21:46 por iuristantum en o->

 

¿Cuándo termina la película, papá?

 

 

             Hay que seguir viviendo, se dice después de cada muerte: y Bernanos se preguntaba si no era eso precisamente lo horrible.

 

 

Ted Hughes

Publicado: 25/06/2008 23:44 por iuristantum en o->

 

 

Only two months dead
And there you were, suddenly back within reach.
I got on the Northern Line at Leicester Square
And sat down and there you were. And there
The dream started that was no dream.
I stared and you ignored me.
Your part in the dream was to ignore me.
Mine was to be invisible --- helplessly
Unable to manifest myself.
Simply a blank, bodiless gaze --- I rested
The whole weight of my unbelieving stare
On your face, impossibly real and there.
Not much changed, unchanging under my pressure.
You only shuddered slightly as the carriage
Bored through the earth Northward.
You seemed older --- death had aged you a little.
Paler, almost yellowish, as you had been
In the morgue, but impassive.
As if the unspooling track and shudder of the journey
Were the film of your life that occupied you.
Your gaze, inward, resisted my gaze.
Your basket on your knee, heavy with packages.
Your handbag on a long strap. Your hands
Folded over the heap Unshifting
My gaze leaned against you as a gaze
Might lean its cheek on a hand. The impossible
Went on shraing your slight shuddering, your eyelids,
Your lips lightly pursed, your melancholy.
Just as in the dream that insists
On the plainly impossible, and lasts
Second after second after second,
Growing more and more incredible ----
As if you slowly turned your face and slowly
Smiled full in my face, daring me
There, among the living, to speak to the dead.
But you seemed not to know the part you were playing.
And, just as in the dream, I did not speak.
Only tried to seperate the memory
Of your face from this new face you wore.
If you got out at Chalk Farm, I told myself,
I would follow you home. I would speak.
I would make some effort to seize
This offer, this saddened substitute
Returned to me by death, revealed to me
There in the Underground --- surely as if
For my examination and approval.
Chalk Farm came. I got up. You stayed.
It was the testing moment.
I lifted your face from you and took it
Outside, onto the platform, in this dream
Which was the whole of London’s waking life.
I watched you move away. carried away
Northwards, back into the abyss,
Your real new face unaltered, lit, unwitting,
Still visible for seconds, then gone,
Leaving me my original emptiness
Of where you had been and abruptly were not.
But everything is offered three times.
And suddenly you were sitting in your own home.
Young as before, untouched by death. Like
A hallucination --- not to be blinked away.
A migraine image --- warping my retina.
You seemed to have no idea you were yourself.
Even borrowing the name of your oldest rival ---
As if it had lain handiest. Yet you were
So much youself my brain’s hemispheres
Seemed to have twisted slightly out of phase
To know you you yet realise that you
Were not you. To see you you and yet
So brazenly continuing to be other.
You had even kept your birthdate --- exact
As a barb on the impossibility.
And lived only two miles from where we had lived.
Other spirits colluded in a support team
Of new parents for you, a new brother.
You courted me all over again --- covertly.
I breathed a bewildering air --- the gas
Of the underworld in which you moved so easy
And had your new being. You told me
The dream of your romantic life, that had lasted
Throughout our marriage, there in Paris --- as if
You had never returned until now.
Death had repossessed your talent. Or maybe
Had converted it to a quieter thing ---
A dumbly savage longing, a submerged
Ferocity of longing in eyes
So weirdly unaltered. I struggled awhile
In my doubled alive and dead existence.
I thought: ’This is coincidence -- the mere
Inertia of my life’s momentum, trying
To keep things as they were, as if the show
Must at all costs go on, same masks, same parts,
No matter who the actors.’ Gasping for air,
At the bottom of the Rhine, barely conscious,
Indolently like somebody drowning
I kicked free.
Your gentle ultimatum relaxed its hold.
True to your ghostly humour, next thing
You sent me a pretty card from Honolulu.
After that, an afterworld momento,
Every year a card from Honolulu.
It seemed you had finessed your return to the living
By leaving me as you bail, a hostage stopped
In the land of the dead.
Less and Less
Did I think of escape.
Even in my dreams, our house was in ruins.
But suddenly --- the third time --- you were there.
Younger than I had ever known you. You
As if new made, half a wild roe, half
A flawless thing, priceless, faceted
Like a cobalt jewel. You came behind me
(At my helpless moment, as I lowered
A testing foot into the running bath)
And spoke --- peremptory, as a familar voice
Will startle out of a river’s uproar, urgent,
Close: "This is the last. This one. This time
Don’t fail me."

 

 

John Milton

Publicado: 18/06/2008 18:52 por iuristantum en o->

 

 

Weep no more, woeful shepherds, weep no more,
For Lycidas your sorrow is not dead,
Sunk though he be beneath the wat’ry floor.

Return to Paradise (TNY) .

.

Antonio Gamoneda

Publicado: 14/06/2008 22:52 por iuristantum en o->

 

 

Amé todas las pérdidas.

Aún retumba el ruiseñor en el jardín invisible.

.

.

---

Psst/

Keats 

Sí, sí :D