Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2009.

José María Albert De Paco

Publicado: 02/01/2009 17:11 por iuristantum en o->

 

 

[Leí por ahí la maldad de que es axioma de la blogosfera que todo blog editado por una tía (sic)acabará más temprano que tarde publicando fotos de sus manos, o de sus pies, enfundados en medias de rayas.]

 

Tutorial para un joven bloguero (I)

 

-Hace unos días, una joven esculpió en el aire el principal atractivo de escribir un blog: "Nadie puede decirte que te calles".
-No conviene recrearse en las hijas ni aludir orgullosamente al primo presidiario. Yo lo hago, sí; mas no haga lo que yo hago, sino lo que yo digo.
-Sus lectores le inundarán con decenas de mails merecedores de ser publicados. No hay lector que no crea que su vídeo, su comentario, su chiste o su anécdota deben ser noticia. Recuerde, a este respecto, que su blog no es el blog de sus lectores, sino el suyo. Por consiguiente, restrinja las colaboraciones a la mínima expresión. Cómo explicarme... No sienta remordimientos por no convocar a Raúl contra Dinamarca.
-Tenga en cuenta, en cualquier caso, que un blog no es un contenedor de noticias.
-Cuando descubra un recurso del tipo cómo publicar un youtube o cómo convertir una retal de prensa en pdf, no abuse de él durante diez días seguidos.
-Si es usted dado a la melancolía, recuerde que el último post puede ser, en verdad, el último. Obre en consecuencia y no deje un residuo postrero.
-Si se enamora, no deje restos de baba en la pantalla. Si incurre en esa clase de exhibicionismo, acaso llegue el día en que, en lugar de baba, el lector se manche de bilis.
-Un blog es una barbería. O se conversa de fútbol o se conversa de la vida. No hay ninguna otra posibilidad. Y hablando de barberías: rehúya los toros afeitados; escoja a sus enemigos con la misma delicadeza con que escoge a sus amigos.
-Un blog se edita, fundamentalmente, para desacreditar ideas y ofender personas. Como suelen decir en Chamberí, la frontera entre el descrédito y la ofensa, esto es, entre las ideas y las personas, es algo así como una finísima barandilla. Baje por ella a diario.
-Un blog no se escribe, se edita. Se edita, sí, he dicho bien.
-Un blog no deja de ser un blog por que no haya links. Haga suyo, en este punto, aquel viejo proverbio chino: si hay que linkal se linka, pero linkal por linkal es tontería.
-No se haga el gracioso a la mínima ocasión, tipo "chino" y "linkal".


No me digan que no es adorable

 

 

Esteban Peicovich

Publicado: 02/01/2009 17:12 por iuristantum en o->

 

 

[Poemas plagiados]

 

 

7. La humildad

 

Aquí no se come a gusto del cliente sino a gusto del mar.

 (Anuncio de un restaurante de Caleta Córdoba, en la provincia de Santa Cruz)

 

 

17. Noticia de verano

 

Vino a morir. Una enorme tortuga de mar vino a morir en las playas de Necochea. La enterraron los niños.

(Leyenda de una fotografía. Diario Crónica, enero 10 de 1966)

 

 

18. Los ojos

El oficio ha cambiado. Antes se los amortajaba e iban a la tumba completamente vestidos, con toda su ropa interior, incluidas las medias y, por supuesto, con el mejor traje que tenían. Hoy sólo llevan el sudario, una sábana blanca. Hace años, yo me encargué una temporada de dar clase a los empleados novatos para que aprendieran a vestir convenientemente a los muertos. Aquí había ropa femenina y masculina de todo tipo. Se trataba de ponérsela con la mayor facilidad posible, sin contorsionar al muerto. Era un arte, y lo hacíamos muy bien. No crea que es asunto fácil vestir a un cadáver rígido.

Los muertos que se entierran en profundidad se mantienen más tiempo “enteros” que los que quedan a poca distancia de la superficie. Siempre son los ojos lo primero en desaparecer. Luego lo sigue el resto de la cara.

(Declarado a El País por Julián Parra, director técnico de una funeraria en Madrid)

 

 

24. La esfinge

 

Si pasáis raudo, no veréis la sombra

(Pintada vista en una calle de Sevilla en marzo de 1985)

 

 

26. El horizonte más antiguo

 

“Mirá, papá, bueyes”.

(Las tres palabras con las que a sus 9 años sorprendió a su padre Marcelino –y luego al mundo- la niña María Sainz de Sautuola al descubrir por azar las cuevas de Altamira en el año 1875)

 

 

34. El poeta

Sol. Sol. Sol.

(Unica palabra que repitió Robert Graves en una entrevista de dos horas en su casa de Deià, Mallorca, mientras me tomaba de la mano y me pedía que lo paseara entre los almendros de su finca)

 

49. No la toquen ya más

 

Foliolos 4. Tugados, inequilátero, oblongos, obovado, cuspidado-abuminados, glandulíferos en la base, con las flores racemosas. El involucro y el cáliz muy tenuemente hirtomentosos. Cáliz con cinco lóbulos.

(Descripción botánica de una rosa)

 

 

79. La represión

El pescado ha de ser siempre blanco.

Quedan prohibidos los pescados azules.

 (De una dieta dada por el endocrinólogo Basilio Moreno Esteban)

 

 

80. La metafísica

 

El tiempo ha terminado

(Una de las respuestas que da una cocina fabricada en Estados Unidos dotada de voz sintética a través de ordenadores)

 

 

106. Un versículo

 

Llévate el gris

que el gris va a ser la tierra

(De un electricista a otro, a propósito de un cable a colocar)

 

 

153. El levitador

 

El límite es el cielo.

(Lema que presidió todos los proyectos de Ogisa Otis, inventor del ascensor)

 

 

164. Que así sea

 

-Decime, mamá… ¿amén es como enter?

 (Pregunta de un niño de diez años tras ser llevado por primera vez a una misa católica)

 

 

178. El instante

 

Sí, de la Librería. ¿Podría traerme una lágrima?

(Así escuchó la poeta Mónica Claus pedir por teléfono un café con un poco de leche a la librería que acababa de darle el libro e Adorno “No se puede escribir poesía después de Auschwitz”)

 

 

188. Posmo

 

Cero: No ser

(Hamlet)

(Graffiti repetido en muros de la Avenida Alem, de Buenos Aires)

 

 

189. La humildad

 

Lo intenté, pero no pude hacer feliz a la vida.

(Inscripción en una tumba en Filadelfia, Pennsylvania, Estados Unidos)

 

 

 



Samuel Beckett

Publicado: 04/01/2009 11:40 por iuristantum en o->
20090104114023-beckett.jpg

 

*

Almas de bar

Almas de bar bis

Almas de bar tris

 

Kiss my elbow

Publicado: 16/01/2009 22:35 por iuristantum en o-o

 

 

            Está claro que para Alberto y muchísimos más, esto no va de entender lo que pasa en el mundo, sino de escenificar una profunda indignación moral, de contemplarse a sí mismos en el espejo del “compromiso”. De narcisismo, vamos. A mí este exhibicionismo moral ya sólo me provoca aburrimiento y desprecio.

 

 

Walt Whitman

Publicado: 16/01/2009 22:42 por iuristantum en o->

 

 

 

 

José María Albert de Paco II

Publicado: 17/01/2009 15:29 por iuristantum en o->

 

 

Con lo fácil que es ponerme a mí de buen humor.

 

 

            Me despierto a diario con los alaridos psicalípticos de una vecina que, algo antes de las siete, asorda a la comunidad de inquilinos con una retahíla de noes. No, dice. Nooo... Noooo... Nooooo... Noooooo... Dado que jamás he palpado esa clase de sobreactuaciones, la primera vez que oí tan perturbadora negación salí al rellano y traté de identificar el piso donde, sin ningún genero de duda, un macho grasiento estaba apaleando a su pareja. En ese preciso instante, mi venerable vecina (la de la puerta contigua a la mía) salió de casa y me puso sobre aviso: “Tranquilo, joven, nadie está matando a nadie”. A los dos minutos, y luego de un “no” sostenido que parecía surgir del averno mismo, la finca se derrumbó en paz. Desde entonces, esos noes in progress han constituido el pórtico natural de mi desperezo. No han faltado situaciones embarazosas, como el día en que Lola me preguntó a qué se negaba exactamente esa mujer o el día en que una vecina asomó la cabeza por una ventana del patio interior y pronunció una, digamos, conferencia sobre la impudicia. Así y todo, hasta hoy no he podido sino agradecer ese rítmico oleaje que mordisqueaba la arena. Hasta hoy, insisto. Eran las las 6 y 54 cuando mi vecina, en un acto de renuncia que jamás le perdonaré, ha gritado sí.

 

Correspondencias / Albert

 

El referéndum de la OTAN en versión lúbrica.

 

 

La dignidad

Publicado: 30/01/2009 23:20 por iuristantum en o-o

[Negritas mías]

 

 

          De FJ: «Has sido manifiestamente injusto con Izaskun, con su esfuerzo por hacerse un hueco en el duro y competitivo mundo laboral; despectivo con las personas, desde sus padres, demás familia, amigos y formadores que han luchado por hacerla, durante años, Arcadi, “capaz” de llegar a Tengo una pregunta para usted; y cruel con una ingente cantidad de personas discapacitadas que nunca podrán llegar a ser “diputados”, “camioneros”, “espías”, y ni tan siquiera, añado yo, periodistas desalmados.»

 

         A FJ: Lo que hay en mi columna es un acto de consideración a los enfermos. Desde el principio, claro, que consiste en considerarlos “enfermos” y en no mentirles (y mentirnos) considerándolos “característicos”, “singulares” y todas esas zarandajas. Me desmoraliza la utilización que hizo de ellos la televisión pública, el presidente del Gobierno y también nuestro periódico cuando, al día siguiente, trató de convertir a uno de ellos en político, arrancándole unas patéticas (inexorablemente patéticas), declaraciones. El principio de la dignidad es el reconocimiento de lo real. Y, en simétrica equivalencia, el principio de la crueldad consiste en una determinada ficcionalización de lo real. Así, mediante este recurso, el hombre es capaz de torturar, de ponerle a otro una pistola en la nuca o de engañar a un niño enfermo en parecidos términos a lo que hacía la televisión franquista con aquel Reina por un día inolvidable.

 

*

 

La ficcionalización de la realidad es una forma de perversión, decía más o menos. Es muy profundo, bello y cierto. 

Yo siempre he considerado que la verdad, aun en silencio, era la primera muestra de respeto. No siempre es fácil. El sentimiento causa estragos. Y luego están los y las que confunden la verdad con el dolor de tripa. 

Al margen. Es terrible. Pero no, no, y no. Hay que resistir, es una cuestión de respeto. Del respeto que piden. 

El padre que dice en las cartas de los lectores: 

«Sólo una cosa más: las personas con síndrome de Down no son enfermos, son personas.» 

Entiendo que su dolor le impida ver que los enfermos son personas.

 

*

 

La refutación: The stupidity of dignity

 

 

Jonathan Leder

Publicado: 30/01/2009 23:29 por iuristantum en o->

 

 

 

(...)

 

 

Plutón dice:

 

Para después de la 59 de 35 mm:

 

 

Il a mis le café 
Dans la tasse 
Il a mis le lait 
Dans la tasse de café 
Il a mis le sucre 
Dans le café au lait 
Avec la petite cuiller 
Il a tourné 
Il a bu le café au lait 
Et il a reposé la tasse 
Sans me parler

Il a allumé 
Une cigarette 
Il a fait des ronds 
Avec la fumée 
Il a mis les cendres 
Dans le cendrier 
Sans me parler 
Sans me regarder

Il s’est levé 
Il a mis 
Son chapeau sur sa tête 
Il a mis son manteau de pluie 
Parce qu’il pleuvait 
Et il est parti 
Sous la pluie 
Sans une parole 
Sans me regarder

Et moi j’ai pris 
Ma tête dans ma main 
Et j’ai pleuré

 

Urano dice:

 

Yo digo que le pega Belle & Sebastian. Y si no, que suene de fondo esto:

 

 

Debo mucho
a quienes no amo.

El alivio con que acepto
que son más queridos por otro.

La alegría de no ser yo
el lobo de sus ovejas.

Estoy en paz con ellos
y en libertad con ellos,
yeso el amor ni puede darlo
ni sabe tomarlo.

No los espero
en un ir y venir de la ventana a la puerta.
Paciente
casi como un reloj de sol
entiendo
lo que el amor no entiende;
perdono
lo que el amor jamás perdonaría.

Desde el encuentro hasta la carta
no pasa una eternidad,
sino simplemente unos días o semanas.

Los viajes con ellos siempre son un éxito,
los conciertos son escuchados,
las catedrales visitadas,
los paisajes nítidos.

Y cuando nos separan
lejanos países
son países
bien conocidos en los mapas.

Es gracias a ellos
que yo vivo en tres dimensiones,
en un espacio no-lírico y no-retórico,
con un horizonte real por lo móvil.

Ni siquiera imaginan
cuánto hay en sus manos vacías.

"No les debo nada",
diría el amor
sobre este tema abierto.

 

 

Joan Brossa

Publicado: 31/01/2009 15:35 por iuristantum en o->

 

 

 

Eclipse